Perfectas después del parto: una presión innecesaria

Perfectas después del parto: una presión innecesaria

La actriz Keira Knightley abre el debate sobre lo duro que es la etapa del posparto para las madres.

Keira Knightley con su hija

Knightley con su hija Edie, nacida en 2015, fruto de su relación con James Rington.

Foto:

Tomada de Instagram @keira_knightley_

Por: Julia Alegre Barrientos
21 de octubre 2018 , 01:25 a.m.

Nueve horas. Eso es lo que tardó Kate Middleton en abandonar el hospital después de dar a luz a su segundo hijo en 2015, la princesa Carlota. Siete horas en el caso del tercero, el príncipe Luis, en abril de este año.

La esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra posaba entonces con una apariencia perfecta delante de los medios, con su bebé recién nacida en brazos. Lo hacía con el rostro maquillado, perfectamente peinada, encaramada en unos tacones y ataviada con un vestido de flores amarillas con la que disimulaba la barriga posparto.

La imagen impecable de la duquesa de Cambridge es ahora el centro del debate por cortesía de la actriz británica Keira Knightley, quien ha rescatado esta estampa aparentemente idílica para ilustrar su ensayo ‘The weaker sex’ (‘El sexo débil’), contenido en el libro ‘Feminists don’t wear pink’ (‘Las feministas no se visten de rosa’), en el que se incluyen textos de marcado tinte reivindicativo de otras actrices de Hollywood, como Emma Watson y Saoirse Ronan –tres veces nominada a los premios Óscar–, y de otras mujeres del mundo del arte, la ciencia y la literatura.

En el escrito, la protagonista de películas como ‘Piratas del Caribe’ y ‘Orgullo y prejuicio’ relata lo duro que fue para ella el parto de su hija y la presión social que recae sobre las madres por recuperar su antigua figura en tiempo récord. “Mi vagina se partió en dos. Llegaste con los ojos abiertos. Los brazos alzados al aire. Gritando”, escribe, y reflexiona: “Recuerdo las heces, el vómito, la sangre, los puntos. Recuerdo mi propia batalla. Tu batalla y tu pulso vital. La supervivencia. ¿Y acaso soy el sexo débil? ¿Lo eres tú?”.

Knightley dio a luz a su pequeña el 1.° de mayo de 2015 en Londres. Un día después lo hacía Kate Middleton, también en la capital inglesa, y salía a las horas del hospital con esa imagen de inmediata perfección que suscitó el enfado de la actriz. “Nos incorporamos para ver la televisión. Ella salía del hospital horas después con el maquillaje perfecto y los tacones puestos. El rostro que el mundo entero quería ver”, se lamenta.

Y continua con la siguiente proclama: “Esconde nuestro dolor, nuestros cuerpos partiéndose en dos, nuestros pechos goteando, nuestras hormonas enfurecidas. Ponte bonita. Que se te vea estilosa, no muestres tu campo de batalla, Kate. No lo enseñes. No lo cuentes. Quédate ahí de pie con tu niña y que te fotografíen un puñado de fotógrafos hombres”.

Batalla diaria

El estudio ‘#BellezaSinFiltros’, publicado en septiembre, confirmó que esta imagen de aspecto perfecto que proyectan algunas famosas poco después de dar a luz incide de forma negativa en la percepción que tienen de ellas mismas miles de madres en todo el mundo. Según los datos recabados por El Club de Malasmadres –colectivo que busca desmitificar la maternidad y el mito de ‘madre perfecta’–, el 86 por ciento de las madres reconoce haber sentido baja autoestima después de parir al no ser capaces de cumplir con los férreos cánones de belleza que impone la sociedad. El 69 por ciento de ellas también aseguró que las imágenes que se proyectan a este respecto en las redes sociales ejercen una presión añadida sobre ellas.

La maternidad transforma el cuerpo de las mujeres de forma más o menos permanente. Aparición de estrías, barriga abultada o exceso de piel y grasa en esa zona, caderas ensanchadas, cicatriz en caso de cesárea y senos caídos son solo algunos de los cambios físicos –hay que añadir los psicológicos– que se producen, principalmente en los primeros cuatro meses y durante la gestación. Sin embargo, hablar de forma abierta de estas alteraciones sigue siendo un tabú en una sociedad demasiado acostumbrada a los estereotipos de la perfección femenina.

En su charla TEDx, la experta Yolanda Domínguez advierte del impacto que tienen los medios de comunicación y las redes sociales en la consolidación de estas representaciones irreales que, según ella, invisibilizan y estigmatizan otras más ajustadas a la realidad del posparto. “No sé cuántas de las que estáis aquí sois madres, pero ¿qué opináis de esas imágenes que circulan de mujeres que acaban de dar a luz con el vientre plano? –pregunta al público–. Aquellas que tuvieran estrías o barriga serían miradas con asco. Todo eso está mal visto porque en los medios no se ve”.

Para Olga Amparo Sánchez, directora de Casa de la Mujer, estas exigencias por verse perfectas de las madres responden a las lógicas de la sociedad patriarcal en relación con los prototipos de belleza femenina: “Un parto en sí no es traumático, pero puede ser un momento complicado para muchas mujeres, igual que la maternidad. Pero, además de tener que salir de eso, se añade la carga desmedida por alcanzar unas medidas de 90-60-90 cuanto antes”. Las estrías, los senos caídos propios del posparto representan una sanción social, añade, mientras que las imágenes de madres con vientres planos que se suceden en los medios y las redes son cada vez más alejadas de la vida real. “Mujeres como Kate Middleton o Shakira pueden verse así de bien después de parir porque tienen los recursos económicos y pueden someterse a cirugías, masajes, pagar a un entrenador personal… Pero eso no es la realidad de la mayoría”, concluye.

En la otra cara de la moneda, famosas que buscan normalizar la realidad del proceso de recuperación después de dar a luz. Entre ellas, Chrissy Teigen, esposa del cantante John Legend, quien días después de la llegada de su segundo hijo compartió una foto en su Instagram en la que se le ve dándose un baño vaginal de vapor para aliviar el dolor en esa zona. La publicación tiene ya cerca de un millón de ‘likes’ y cientos de comentarios de mujeres alabando el gesto de la actriz.

JULIA ALEGRE BARRIENTOS
Redacción Domingo
En Twitter: @JuliaAlegre1

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.