Sin 'carita feliz' sí hay paraíso / De tu lado con Álex

Sin 'carita feliz' sí hay paraíso / De tu lado con Álex

En el afán de buscar la aprobación de todos y preocupados por el qué dirán, dejamos de arriesgarnos.

Infelicidad

Eleanore Roosevelt dijo, “haz lo que sientas en tu corazón, que es lo correcto. De todas maneras, vas a ser criticado”.

Foto:

IStock

Por: Alexandra Pumarejo
05 de noviembre 2019 , 10:14 p.m.

La mayoría de nosotros pasamos buena parte de nuestras vidas ansiando la aprobación de los demás. Desde chiquitos nos adoctrinaron para buscar una ‘carita feliz’ en el colegio, un abrazo de felicitación de nuestros padres o un 'like' de amigos y compañeros.

Con el paso de los años seguimos en la misma búsqueda, quizá de personas distintas o de maneras más creativas, pero la necesidad del chulo de aprobación sigue siendo la misma.

De no ser así, no nos ofenderíamos tanto cuando nos escriben un mal comentario, ni nos sentiríamos personalmente atacados cuando nos critican o nos juzgan

En la adultez, muchos seguimos atados a la necesidad de obtener el visto bueno de los demás para asegurarnos de que estamos en el camino correcto, de que somos buenas personas e, incluso, para sentirnos ‘suficientes’. Y en ese afán de tener la aprobación ajena, de alguna manera intentamos buscarla de afuera hacia adentro.

Pensamos que si tenemos el carro último modelo, la ropa de la marca de moda o la casa del tamaño que toca; que si somos ‘políticamente correctos’ y esbozamos opiniones que realmente no son las muestras, si subimos las fotos con el filtro que corresponde, si tenemos el puesto que descreste o la pareja que envidien, todo eso logrará llenar el vacío que sentimos.

Creo que, en parte, compartimos cada paso de nuestras vidas en redes con la esperanza subliminal de que nos confirmen lo que no tenemos muy claro en nosotros: que somos bellos, inteligentes y que a los otros ‘les gustan’ nuestras decisiones de vida. Insisto en este punto porque de no ser así, no nos ofenderíamos tanto cuando nos escriben un mal comentario, ni nos sentiríamos personalmente atacados cuando nos critican o nos juzgan.

‘Fracasar’ no es cuando nos critican y nos desaprueban los demás; es cuando nos limitamos en nuestro potencial, por miedo a no recibir una ‘carita feliz’

Me parece preocupante que hagamos más énfasis en la validación de afuera por encima de la propia, pues ello nos está convirtiendo en una sociedad temerosa, ‘tibia’ y poco creativa.

Ante el miedo de no contar con el visto bueno de nuestros allegados o, peor aún, el de completos desconocidos, no nos arriesgamos a vivir nuestras vidas y nuestra verdad. Muchas veces no nos arriesgamos porque nos da pavor el ‘qué dirán’ de los demás.

Si entendiéramos que es posible lograr ser coherentes con nosotros mismos sin la necesidad de validación externa, en una sociedad que anhela permanentemente juzgarnos y desaprobarnos, nos atreveríamos a seguir nuestros sueños más exóticos y seríamos más auténticos, sin importar el resultado final. Entenderíamos que ‘fracasar’ no es cuando nos critican y nos desaprueban los demás; es cuando nos limitamos en nuestro potencial, por miedo a no recibir una ‘carita feliz’.

“Haz lo que sientas en tu corazón, que es lo correcto. De todas maneras, vas a ser criticado”, Eleanore Roosevelt.

ALEXANDRA PUMAREJO@detuladoconalex

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.