Noviazgos después de los 40, ¡hágalos funcionar!

Noviazgos después de los 40, ¡hágalos funcionar!

Estas relaciones serán exitosas si se ha superado el divorcio. Cada uno puede vivir en su casa. 

Cosas que atraen a las mujeres de un hombre

En los noviazgos entre personas de 40, 50 y más años, son más exitosos dependiendo  del trabajo individual que cada uno haya hecho para superar sus relaciones previas.

Foto:

123rf

Por: Catalina Gallo
19 de febrero 2019 , 10:06 p.m.

No todos aprenden de sus errores en la vida, pero en asuntos de pareja, quienes comprenden qué pasó en un primer o segundo matrimonio logran construir unas nuevas relaciones de noviazgo plenas y sanas.

Marcela Valle Cuéllar, psicóloga logoterapeuta y directora del Centro de Atención Familiar Sanar Psicoterapia, explica que no se puede generalizar que en los noviazgos entre personas de 40, 50 y más años, los miembros de la pareja tengan más experiencia y coherencia. Eso depende del trabajo individual que cada uno haya hecho “para superar sus relaciones previas matrimoniales y dejar atrás la culpa, los miedos, los rencores y las viejas ataduras emocionales; para dar paso, de una forma sana, al presente de sus vidas y a relaciones satisfactorias con grandes aprendizajes”.

Infortunadamente, este proceso no siempre se da y las personas que no superan sus primeras relaciones tendrán noviazgos esporádicos o solo para pasar momentos agradables, explica la experta.

Según Carlota Rodríguez, médica psiquiatra que atiende consultas individuales y de pareja, en su trabajo ha hallado que muchas mujeres buscan desesperadamente, tras un divorcio, una nueva pareja y les va mal cuando la encuentran porque lo hacen por soledad y no por la relación en sí. No han hecho un trabajo previo consigo mismas.

Explica también que muchas de ellas sueñan con casarse de nuevo, mientras que los hombres después de los 40 están más interesados en tener noviazgos que en organizar nuevas convivencias.

A pesar de los años, todavía recibe muchos pacientes que después de 40 años siguen pensando en el amor romántico idealizado, con mariposas en el estómago y llenos de pasión, como el de las telenovelas que la sociedad muestra como modelo, y no en el amor maduro y aterrizado.

En cambio, continúa Valle, cuando los miembros de la nueva pareja han madurado, logran tener relaciones sanas, estables y plenas que pueden llegar a formar parejas ensambladas o reconstituidas, como se llaman las conformadas con hijos de relaciones previas, ya sea viviendo juntos o cada uno en su casa.

Rodríguez lo confirma. Explica que quienes hacen un trabajo individual y logran madurar tienen relaciones muy satisfactorias a los 40 o más años porque ya se han obtenido logros como una satisfacción personal laboral y una estabilidad económica, entonces el noviazgo funciona por la relación en sí misma.

Una relación plena

Claudia Rueda es un ejemplo exitoso. Después de un matrimonio de 17 años y con dos hijos, conoció a Juan, su novio actual. Él también es separado, con 2 hijas. Pasados sus 50 años, Claudia no está dispuesta a casarse de nuevo, sobre todo por considerar la relación con sus hijos lo más importante y que la convivencia de ellos con una nueva pareja de ella o con los hijos de otra persona no daría buenos resultados. En sus palabras, “la crianza de los hijos no le corresponde al novio o la novia del otro”.

Además, cuenta que ha conocido parejas que han decidido convivir con hijos de ambas partes y ha sido un caos. Para Rodríguez, esto no es fácil, y las parejas tienen que definirlo bien en la segunda o tercera oportunidad. Claudia está convencida de necesitar independencia y no querer nuevos compromisos económicos con otra pareja. Y, lo más importante, ambos viven felices su noviazgo desde hace 10 años. “Es una relación en la que estoy feliz y tranquila”.

Después de un matrimonio de 17 años me quedó claro qué cosas tolero y cuáles no. Después de una separación, la nueva relación es más pensada, menos emocional

En su opinión, las ventajas de los noviazgos después de los 40 años o de un matrimonio previo que se ha superado y con el cual se ha madurado es que en esta segunda oportunidad “me metí en una relación sabiendo qué quería y qué no. Después de un matrimonio de 17 años me quedó claro qué cosas tolero y cuáles no. Después de una separación, la nueva relación es más pensada, menos emocional. Uno no busca el enamoramiento romántico, uno busca un compañero que esté realmente con uno”.

CATALINA GALLO
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.