Secciones
Síguenos en:
El acto de agradecer lo cotidiano nos puede cambiar la vida
La importancia de agradecer lo cotidiano

Reconocer y valorar lo bueno que se tiene hace más feliz la vida.

Foto:

iStock

El acto de agradecer lo cotidiano nos puede cambiar la vida

Reconocer y valorar lo bueno que se tiene hace más feliz la vida.

FOTO:

iStock

Detectar pensamientos negativos y cambiarlos por los positivos mejora la existencia. 

Lo que consume tu mente controla tu vida. Anónimo

Cierre los ojos e intente recordar: ¿cuál fue su primer pensamiento esta mañana? ¿Estuvo agradecido por su cobija o por su almohada? ¿O porque tenía un nuevo día frente a usted? ¿Dio gracias por el milagro de estar vivo? O, por el contrario, ¿pensó que le daba ‘jartera’ ir a trabajar? ¿Quizás el clima estaba muy caliente, muy frío o muy lluvioso? ¿Se despertó con una sonrisa o con el ceño fruncido? ¿Pensó en todo lo bueno que tiene o se dedicó a contemplar todo lo que le falta?

 Decía sabiamente Albert Einstein que uno puede vivir su vida como si todo fuera un milagro o como si nada lo fuera.

(Le puede interesar: Hay que aprender a escuchar y no dejarnos deslumbrar por las palabras).

¿Se imagina lo poderosa que sería cada cosa que hiciéramos durante el día si la viéramos como un milagro? Lavarse los dientes ya no es rutinario, es una maravilla. El café de la mañana es un deleite. Llegar a trabajar es una bendición. Y cada beso que les da a sus hijos es incomparable.

La vida no se limita a lo que tenemos al frente sino cómo la percibimos.
Este hecho, que parece tan básico, puede cambiar radicalmente la disposición respecto a nuestro propio mundo.

Esta actitud es la que separa a los que triunfan de los que no, a quienes son felices de los que no lo son. Si entendiéramos que cada pensamiento crea nuestra propia realidad, nos daríamos cuenta de que no hay nada que no podamos lograr. Tan sencillo y al mismo tiempo tan complejo como que los pensamientos se vuelven actos y los actos determinan nuestra realidad.

(Además: Justificamos el fin, aunque el medio no sea ético o correcto).

¿Por qué no prueba esta teoría hoy mismo? Cada vez que se dé cuenta de que se está quejando por lo que no tiene o está llenando su cabeza de pensamientos negativos, cámbielos por algo positivo e inmediatamente agradezca lo que sí tiene.

Si hace esto todos los días, se convertirá en hábito y tal vez después de un tiempo esa costumbre mejorará su existencia. Les dejo esta pregunta para esta semana: ¿qué le está consumiendo la mente hoy?

Recordemos diariamente, lo que consume tu mente controla tu vida.

ALEXANDRA PUMAREJO - PARA EL TIEMPO
En Twitter: @DeTuLadoConAlex

Encuentre también en Vida:

Foro Mujer Rural, el evento que celebra a las mujeres del campo colombiano

Holanda innova en el cuidado del adulto mayor

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.