Una nueva especie de frailejón fue hallada en Boyacá

Una nueva especie de frailejón fue hallada en Boyacá

Con este nuevo registro, el país tendría 89 especies de frailejón descritas. 

Espeletia ramosa, nueva especie de frailejón

Esta nueva especie de frailejón fue encontrado al lado de una carretera entre los pueblos de Tota y Pesca, en Boyacá.

Foto:

María Teresa Becerra

Por: Tatiana Rojas Hernández*
21 de enero 2020 , 12:00 a.m.

“Solo fue una hermosa coincidencia”, dice Jesús Mavárez, biólogo de la Universidad Simón Bolívar de Venezuela, sobre el hallazgo de una nueva especie de frailejón en Colombia.

Mavárez y María Teresa Becerra, estudiante de doctorado en Biodiversidad y Conservación de la Universidad de Alicante (España), salieron de expedición a algunos páramos de Boyacá con la intención de describir algunas muestras que vieron en el Herbario Nacional del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional. No imaginaron que encontrarían al lado de una carretera una especie única de frailejón. La llamaron Espeletia ramosa, y según Mavárez, en conversación con EL TIEMPO, podría cambiar la historia de los frailejones

¿Qué características tiene esta nueva especie de frailejón?
Con María Teresa Becerra vimos este frailejón que tiene una forma muy particular, es ramificado. Todos los frailejones de Colombia en forma de roseta tienen un solo tronco, y arriba sale una roseta de hoja. Sin embargo, este que descubrimos no es así. Tiene un tronco que se ramifica a nivel del suelo, le contamos hasta 15 ramas, y cada una termina en una roseta de hojas y sus flores.

Apenas lo vimos, no tuve duda de que era una especie nueva. Y, efectivamente, ni siquiera había una muestra tomada de este frailejón en el Herbario Nacional en el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional. Esto terminó de confirmar que es una especie nueva para Colombia, y ahí iniciamos el proceso de describirlo.

¿Cómo la nombraron?
Se llama Espeletia ramosa. Cuando hay un descubrimiento de este tipo, se decide qué nombre ponerle. Muchos frailejones tienen el nombre del sitio en el que fueron colectados. También es común ponerles el nombre de la persona que los colectó. Otra costumbre muy usual es darle un nombre que haga alusión a una característica muy particular de la especie. En nuestro caso nos pareció útil ponerle Espeletia ramosa para resaltar el hecho de que es un frailejón ramificado, una característica única.

¿En dónde lo hallaron?
Eso fue lo más excepcional. Lo encontramos al lado de una carretera entre los pueblos de Tota y Pesca, en Boyacá. Todos los individuos estaban florecidos. Con María Teresa, estudiante que está haciendo su tesis doctoral sobre la diversidad de frailejones de Colombia, decidimos ir al sitio en donde hay frailejones que parecen nuevos, para verlos en campo y estudiarlos.

Entonces organizamos una expedición a varios páramos que están alrededor de la laguna de Tota. En el camino se nos pinchó una llanta, paramos en Pesca y, al salir de ahí, en medio del camino lo vimos por pura casualidad al lado de la carretera. Fue increíble, porque este frailejón cambia completamente la historia de los frailejones.

Jesús Mavárez es biólogo y Ph. D. en Ecología. También, investigador en Francia y Colombia.

Jesús Mavárez es biólogo y Ph. D. en Ecología. También, investigador en Francia y Colombia.

Foto:

Cortesía Jesús Mavárez

Apenas lo vimos, no tuve duda de que era una especie nueva. Y, efectivamente, ni siquiera había una muestra tomada de este frailejón en el Herbario Nacional

¿Por qué cambiaría la historia?
La gente que trabaja con plantas del páramo supone que el primer frailejón surgió en los Andes del sur en Venezuela, y desde ahí se empezaron a generar nuevas especies que luego llegaron a Colombia. Pero el hecho de haber encontrado un frailejón ramificado endémico de Colombia genera dudas sobre esa historia. Con este hallazgo, uno puede decir que surgieron perfectamente en Colombia y de allí colonizaron Venezuela. Ahora no sabemos, y no lo sabremos hasta que podamos estudiar genéricamente este frailejón. Por eso la importancia de protegerlo.

¿Está en peligro?
Es una región de cultivos y potreros, queda muy poco hábitat natural. Sin embargo, lo encontramos en una zona inclinada y pedregosa, pegada a un risco de un cerro. Vimos alrededor de 500 individuos o más. Se mantienen a salvo porque están en una zona inundable en donde no se puede cultivar. Sin embargo, es importante que la Corporación Autónoma Regional de Boyacá esté enterada de esto y lo proteja.

¿A qué género pertenece esta nueva especie?
Es importante aclarar que cuando se describieron los frailejones por primera vez, hace 200 años, por Alexánder von Humboldt, pertenecían a un solo género: Espeletia. Pero, en 1970, José Cuatrecasas, estudiando la diversidad de frailejones de Venezuela y Colombia, llegó a la conclusión de que toda esa diversidad se describía mejor si se dividía en siete géneros.

Sin embargo, en el 2018 realicé un estudio sobre el árbol genealógico de estas especies y sus géneros, y me di cuenta de que el sistema de Cuatrecasas es artificial, es decir, no deberían tener el mismo nombre porque son muy diferentes. Y también vimos que tienen nombres distintos, pero que están muy emparentadas. Otros investigadores han evidenciado lo mismo.

Eso generó un problema porque los nombres de los géneros no pueden no corresponder unos con otros. Tomé la decisión de proponer eliminar los nombres de géneros que creó Cuatrecasas y volver al sistema original, en el que todas las especies de frailejones pertenecen a un solo género que se llama Espeletia, en otro estudio publicado hace unos días. Todo esto para decir que si hubiera usado el sistema de Cuatrecasas, esta nueva especie ha debido llamarse Espeletiopsis ramosa.

Espeletia ramosa, nueva especie de frailejón

En Colombia hay 89 especies de frailejones, contando el nuevo hallazgo, Espeletia ramosa.

Foto:

María Teresa Becerra

En ese sentido, ¿cuántas especies de ‘Espeletia’ tenemos?
En Colombia hay 89 especies de frailejones, contando el nuevo hallazgo, Espeletia ramosa, y dos o tres especies en las fronteras colombo-venezolanas de Tamá y Perijá; 90 es, entonces, un bonito número redondo. Sin embargo, es posible que la lista total llegue o sobrepase 100, porque en el Herbario Nacional hay muestras de frailejones que no se parecen a los conocidos y que todavía no están descritos.

¿Qué tanta información tenemos de los frailejones en Colombia?
En Colombia vivió el mayor especialista de frailejones, José Cuatrecasas, un botánico español responsable de la descripción de más de la mitad de las especies de frailejones y de otras plantas colombianas. Por ese antecedente, esperaba llegar a Colombia y encontrar más información, pero resultó que no.

En los últimos 15 años se han descubierto 20 especies de frailejones, y casi todas son de Colombia, principalmente de Boyacá y Santander. Sin embargo, hay mucho por hacer. Por ejemplo, el sur de Sumapaz está muy mal representado en herbarios, por la dificultad del acceso, y durante muchos años fue muy peligroso ir por el conflicto armado. De los frailejones del Perijá, tampoco se sabe casi nada. Yo espero que en los próximos años se llenen esos vacíos de información.

Perdiodista de Medioambiente

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.