Secciones
Síguenos en:
Luna, la perrita que superó un cáncer
Perrita Cocker

Luna es una perrita cocker que tenía linfoma, uno de cánceres más agresivos.

Foto:

Cortesía: Betty Torres

Luna, la perrita que superó un cáncer

A Luna le detectaron linfoma y se encuentra en remisión total desde hace seis meses.

Luna, una perrita de raza cocker, cariñosa, consentida y sobre todo muy fuerte, llegó a la vida de Betty Torres hace 11 años. Sí, fuerte, porque el año pasado su propietaria se dio cuenta que Luna tenía los ganglios inflamados en el cuello, las axilas y la parte posterior de las patas. Inmediatamente la llevó al veterinario y le confirmaron lo que menos esperaba: tenía cáncer.

El cáncer en perros y gatos es más común de lo que se cree. Según Jorge Castañeda, miembro de la Asociación de Médicos Veterinarios de Bogotá, “la incidencia del cáncer en los perros ha aumentado”.

Algunos síntomas son perceptibles, como los abultamientos en la piel, cojera, mal aliento, problemas respiratorios o vómito agudo. Otros solo son detectados mediante intervención médica.

Castañeda reitera que es necesario llevar a los perros mayores de 5 años al veterinario con regularidad y, si presenta síntomas, consultar de manera inmediata para una detección temprana.

Así lo hizo Betty, llevó a Luna al veterinario y luego de una citología le detectaron un linfoma, uno de los tipos de cáncer más agresivos que ocurre en los ganglios del sistema linfático, como los localizados detrás de la rodilla, cuello, axilas o ingle. Si no se detecta a tiempo puede ocurrir la metástasis.

De acuerdo con Giovanni Vargas, coordinador de oncología en la Clínica para Pequeños Animales de la Universidad Nacional, para que se presente una metástasis las células tumorales tendrían que atravesar vasos sanguíneos para llegar a otros lugares del cuerpo; pocas sobreviven pero las que lo hacen crecen lentamente sin superar el tamaño del tumor primario.

Vargas afirma que en la clínica normalmente atiende en el servicio de oncología de tres a cuatro perros, “ayer fue un día inusual porque atendimos 13”.

Tratamiento

Cada tipo de cáncer tiene un tratamiento con medicamentos específicos, pero comparten la quimioterapia como técnica.

“Fueron 19 sesiones, una a la semana, más los tratamientos de apoyo cuando le daba alguna infección en su estómago. A veces, cuando se le bajaban los glóbulos blancos, tocaba esperar a que se le subieran un poco y se recuperara para la siguiente dosis”, comentó Betty. “Es increíble la fortaleza en ellos”, cuenta la propietaria.

El día de la sesión la perrita quedaba decaída. Al día siguiente iba al parque y corría como si nada. Luego de más de cinco meses de tratamiento, Luna presenta remisión total.

Ahora es una ‘abuelita’ con muchas ganas de disfrutar sus salidas al parque para correr y brincar como siempre lo ha hecho. Betty la limita un poco porque ya no puede ser tan activa, así Luna quiera.

Cada mes, Luna tiene una cita imperdible con el doctor Vargas para hacerle seguimiento. Es la única sobreviviente, pues los compañeros con los que inició el tratamiento fallecieron. Vargas afirma que “el objetivo del tratamiento de un paciente con cáncer no es curarlo sino mantener su calidad de vida”.

Complemento del tratamiento con medicina integrativa

De acuerdo con Lucía Carvajal, médica veterinaria y especialista en homeopatía, se puede realizar un tratamiento para el cáncer desde la medicina integrativa (unión de la medicina convencional y la natural) con la homeopatía, la acupuntura, la medicina biorreguladora, entre otros.

"El abordaje, desde un paciente felino o canino, consiste en individualizar el caso y encontrar la personalidad del animal: cómo se comporta frente a su enfermedad, cómo es él (dulce, tierno, agresivo, consentido), qué lo hace sentirse mal o mejor, qué consume, qué le gusta".

En ocasiones —agrega— se pueden integrar al tratamiento intervenciones convencionales como la extracción quirúrgica de los tumores.

Tipos de cáncer más comunes
  1. Tumores mamarios: se presentan con mayor frecuencia en las hembras a través de abultamientos en las glándulas mamarias.
  2. Mastocitoma: los mastocitos son células que contienen gránulos con sustancias que producen inflamación.
  3. Sarcoma: ocurre en los tejidos blandos del animal como huesos, músculos y grasas. Es común en razas grandes.
  4. Melanoma: los melanocitos son las células encargadas de producir la melanina. Si sufren alteración, se pueden presentar manchas oscuras en la piel de la mascota.
    En los gatos puede ocurrir en el sitio donde le ponen las inyecciones. Las vacunas son fundamentales para el animal y no a todos les sucede.
  5. Carcinomas nasales: aparece en los tejidos de la cavidad nasal del animal. Se presenta con frecuencia en gatos.
  6. Virus de Leucemia Felina ( Felv): puede transmitirse por el acicalamiento mutuo o a través de heridas causadas por mordeduras.

DANIELA PINTO MOLINARES
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.