Secciones
Síguenos en:
Se necesitan 4,8 billones de dólares para cuidar los bosques del país
Amazonas

Amazonas.

Foto:

EFE

Se necesitan 4,8 billones de dólares para cuidar los bosques del país

FOTO:

EFE

El 30% de la inversión en gestión de la biodiversidad del país se hace por medio de las CARs.


Durante esta última semana, Medellín se ha convertido en el epicentro de los temas ambientales. La capital antioqueña fue sede de la sexta plenaria de la Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (Ipbes), que este año reunió a más de 700 expertos de todo el mundo para evaluar el estado de los ecosistemas y proponer soluciones frente a la extinción masiva de especies.

Para conservar esta biodiversidad, Colombia diseñó el Plan de Acción de la Política Nacional de Gestión Integral de la Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos, el cual traza los objetivos generales para gestionar nuestros recursos y definir metas de corto (2020), mediano (2025) y largo plazo (2030).

Dentro de ese paquete se encuentra la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los bosques “Bosques territorios de vida”, diseñada con el apoyo del PNUD, ONU Ambiente y la FAO, con el objetivo de reducir la deforestación y la degradación de los bosques, promoviendo y estableciendo una gestión forestal en el territorio colombiano.

Según un informe presentado en el marco del IPBES, la inversión total para hacer realidad el Plan de Acción es de 4,8 billones de dólares. En un país donde, solo en 2016, se perdieron cerca de 179.000 hectáreas de bosque natural, un 44 por ciento más que en 2015, y donde la Amazonia continúa siendo la región más amenazada, como consecuencia de la ampliación de la frontera agropecuaria, el acaparamiento de tierras, los cultivos de uso ilícito, el tráfico ilegal de madera, el desarrollo de obras de infraestructura y la minería ilegal.

“Los beneficios que pueden generar las inversiones en un manejo integral de los bosques y en reducir la deforestación son múltiples. Por ejemplo, garantizar la seguridad alimentaria de las comunidades, la provisión de agua y la generación de ingresos directos que recibe el país por un pago por resultados. En términos de turismo, se estima que las áreas que conforman el Sistema de Parques registran un promedio anual de visitas de 411.476 personas y se reciben ingresos entre $2,3 y $6,9 mil millones de pesos, con un gran potencial de incrementarse. Por estas razones, invertir en su protección no solo es urgente, sino que puede ser un gran negocio para el país”, afirmó Jimena Puyana, coordinadora del área de Desarrollo Sostenible del PNUD.

De acuerdo con el documento, en este momento Colombia destina de USD 238 millones al año para la gestión de la biodiversidad, sacado del presupuesto público. El dinero se invierte de la siguiente manera: el 27 por ciento en restauración, el 38 por ciento en protección, el 13 por ciento en articulación con otros sectores, el 9 por ciento en estrategias de uso sostenible, el 6 por ciento en investigación y cerca del 1 por ciento en procesos de participación.

El 30 por ciento de la inversión en gestión de la biodiversidad de Colombia se hace por medio de las Corporaciones Autónomas Regionales, seguidas por los Municipios con un 20 por ciento, Parques Naturales Nacionales con el 7 por ciento, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible 6 por ciento, los Institutos de Investigación cerca del 4 por ciento y los Departamentos el 4 por ciento. Se destaca que un 30 por ciento de la inversión ha sido realizada por entidades no pertenecientes al “Sector Ambiental”, como por ejemplo el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Conservar un país con más de 56.300 especies de plantas, el más biodiverso en aves y con el 52,2 por ciento de su área total en bosques, en el postconflicto, tiene grandes desafíos. “Estamos ante una encrucijada, la paz trae muchos desafíos desde el punto de vista ambiental como lo estamos viendo con el incremento de la deforestación en departamentos como Caquetá o Guaviare. El desafío está en cómo materializar los dividendos ambientales de la paz, para que se conviertan verdaderamente en una estrategia que contribuya a cerrar las brechas tan profundas de desarrollo de las que adolecen las zonas rurales más apartadas del país y que ambientalmente son tan valoradas” resaltó Puyana.

PNUD afirma que para conseguir los USD 4,8 billones que necesita Colombia para cumplir con sus metas en conservación de la biodiversidad, de los cuales US$1,512 millones de dólares son para implementar la estrategia de control de la deforestación, el país requiere pasar del gasto actual promedio anual de USD 269 millones a USD 447 millones anuales, es decir que se requiere un aumento progresivo cercano a los USD 103 millones por año.

El déficit de gasto proyectado en biodiversidad de los países latinoamericanos y del caribe antes mencionados es de USD940 millones anuales. “En esto, la concurrencia de diferentes esfuerzos y fuentes será fundamental. No todo podrá venir del sector público, tampoco se puede esperar que sea responsabilidad única del sector ambiental. Los beneficios que aportan los servicios de la biodiversidad a una multiplicidad de sectores son evidentes y fundamentales para hacerlos sostenibles. Por lo tanto, se deben meter la mano al bolsillo también. Otro aspecto que se debe revisar es la eficiencia en el gasto de tal forma que se asegure que cada peso invertido logre los objetivos para los cuales fue destinado” afirmó Pablo Ruiz.

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
@ElTiempoVerde

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.