¿Qué son los ‘climatoescépticos’ y por qué niegan el cambio climático?

¿Qué son los ‘climatoescépticos’ y por qué niegan el cambio climático?

Un estudio revela que estas personas tienen más visibilidad en medios que los científicos.

Calentamiento global

El último informe del IPCC advierte de las graves consecuencias que, incluso, se verían por un calentamiento global de 1,5 °C.

Foto:

Frederique Olivier / AFP

Por: Redacción APP*
21 de agosto 2019 , 12:29 p.m.

Los ‘climatoescépticos’ son aquellas personalidades de la vida pública que niegan el calentamiento global y el cambio climático. Ellos suelen sostener esta posición desde su púlpito como políticos o ante la opinión pública haciéndose pasar como expertos.

Un estudio reciente publicado en Nature Communications detalló que estas personas están más presente en medios de comunicación que los mismos científicos encargados de presentar la evidencia y los datos de estos fenómenos ante la comunidad.

A esa conclusión llegaron varios investigadores luego de analizar 100.000 artículos de prensa –tanto escrita como en su versión digital- entre 2000 y 2016.

"Encontramos que la visibilidad de los que niegan el cambio climático es 49 por ciento mayor que la de los que creen", señalan los autores de este estudio dirigido por Alexander Petersen, de la Universidad de California en Merced. +

(Lea también: ¿Quién es el físico que apoya a Trump en negación de cambio climático?)

Pero, ¿por qué hay negacionistas del cambio climático y el calentamiento global pese a la evidencia? Jefferson Galeano, profesor de educación ambiental de la Universidad de La Sabana, explica que estas personas utilizan este tipo de discursos para atraer votantes y simpatizar con ciertos sectores del electorado.

El académico dice que alrededor del concepto del cambio climático hay interpretaciones que pueden confundir a las personas. “El cambio climático es una transformación del clima a lo largo del tiempo. Si revisamos la historia de la humanidad y del planeta, el clima ha cambiado constantemente”, apunta. Por eso, quienes niegan este fenómeno dice que esto es un proceso natural y normal.

Pero el cambio del clima que actualmente enfrenta el planeta se debe a la actividad humana. “El calentamiento global es el aumento de la temperatura promedio a nivel mundial. Y eso es un problema real que está asociado con el efecto invernadero (…) Sobre el calentamiento global hay suficiente evidencia, y la actividad humana dependiente de las energías fósiles ha propiciado ese aumento de temperatura las últimas décadas”, agrega.

William Happer

Durante mucho tiempo el físico William Happer ha sido objeto de escrutinio por insistir en que el aumento de las emisiones de dióxido de carbono es una bendición para el planeta, no un peligro.

Foto:

Jabin Botsford/The Washington Post via Getty Images

Uno de los principales políticos que apoya la tesis de negar el cambio climático es Donald Trump, presidente de Estados Unidos. En el 2017, la cadena británica BBC publicó un artículo sobre una orden de una agencia de ese gobierno que pidió no utilizar las palabras cambio climático.

En ese artículo se detalla la filtración de un correo al que tuvo acceso The Guardian en el que el Servicio de Conservación de Recursos Naturales pidió reemplazar los siguientes términos: ‘Cambio climático’, ‘Adaptación al cambio climático’, ‘Reducción de gases con efecto invernadero’ y ‘Aislar emisiones de carbono’, por eufemismos y términos poco exactos como ‘extremos del clima’ o ‘incremento de la eficiencia del uso de nutrientes’.

También, el Instituto Estadounidense del Petróleo (API), una organización que durante los años 90 citó a los economistas Paul Bernstein y David Montgomery, argumentó que los costos para hacerle frente al cambio climático serían superiores a los beneficios ambientales para el planeta. Así frenó y postergó medidas ejecutivas para enfrentar este flagelo.

El Servicio de Conservación de Recursos Naturales pidió reemplazar los siguientes términos como ‘Cambio climático’ y ‘Adaptación al cambio climático’ por eufemismos y términos poco exactos.

Y, ¿por qué hay personas que prefieren creer en ese tipo de negaciones? Para Angélica Beltrán, ingeniera forestal e investigadora en cambio climático para la asociación Ambiente y Sociedad, el asunto de cambiar hábitos para contribuir a frenar el cambio climático puede generar antipatía.

“El lenguaje tan científico hace difícil que las personas quieran seguir averiguando al respecto y quieran conocer las minucias para entender qué es lo que están diciendo los científicos sobre el cambio climático”, explica Beltrán.

Y agrega: “Por ejemplo, nosotros no somos conscientes de que el cambio en las lluvias en el país ha cambiado la producción de alimentos y no entendemos cómo eso afecta el precio en la canasta familiar”.

La ingeniera forestal dice que entender qué puede pasar con el planeta como causa de la aceleración del cambio climático no solo tiene que ver con lo que puede pasar en el futuro, sino con lo que en este momento estamos viviendo como ciudadanos.

(Lea también: ¿Por qué una universidad londinense decidió prohibir la carne de res?)

Plásticos

Los negacionistas aprovechan la complejidad del tema para confundir a las personas y, así, evitar un cambio profundo.

Foto:

Jaime Moreno

Carlos Devia, profesor de la Facultad de Estudios ambientales y Rurales de la Javeriana, comenta que con la negación evita que la sociedad haga un cambio en sus hábitos y comportamientos.

Devia considera que hay científicos del ‘lado oscuro’, es decir, aquellos (‘climatoescépticos’) que se prestan para hacer ese tipo de afirmaciones y evitar que empresas responsables del calentamiento global cambien sus negocios. “¿Cuánto tiempo tomó demostrar que el tabaco o el asbesto son nocivos para la salud?”, recuerda el profesor de la Javeriana.

Este académico coincide con la visión de que la causa y efecto del cambio climático puede no ser tan evidente para todos. “Son fenómenos que requieren una compresión más profunda y en gran medida hay un problema de educación generalizada. Si tenemos una comunidad que no entiende y no comprende sobre un fenómeno concreto, entonces ese es un terreno fértil para que hayan negacionistas” y confundan a los demás, agrega.

Según datos científicos, las temperaturas mundiales ya han subido +1°C desde la era preindustrial debido a las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el ser humano, lo que supone una amenaza para la humanidad.

“Actuar en pro de luchar con el cambio climático no implica un costo, sino una inversión. Pero hay toda una corriente esnob que ve a lo ambientalmente adecuado como algo caro; esa corriente de que esto es costoso fortalece la búsqueda de la negación del cambio climático y profundiza la sensación de no hacer nada al respecto”, sentencia Carlos Devia.

REDACCIÓN APP
*Con información de AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.