Compromiso audaz sin estados - nación / Opinión
ANÁLISIS UNIVERSIDAD EXTERNADO
Universidad El Externado

Compromiso audaz sin estados - nación / Opinión

Un análisis sobre los progresos en la reciente Cumbre Global de Acción Climática (GCAS2018).

Dia mundial del medio ambiente

Esta cumbre se refiere a la decisión de la administración Trump de retirarse del Acuerdo de París.

Foto:

Ernesto Benavides / AFP

Por: Martha Isabel Gómez Lee
02 de octubre 2018 , 07:13 a.m.

El calentamiento global de tres grados es el mínimo realista, y la perspectiva de un aumento de cinco grados ha llevado a varios de los principales científicos del mundo a advertir el fin de la civilización humana. Sin embargo, los progresos realizados en la reciente Cumbre Global de Acción Climática (GCAS2018) constituyen una esperanza.

En los últimos cuarenta años se ha instaurado en la agenda internacional la discusión respecto del cambio climático. En 2016 el Acuerdo Climático de París buscó mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2° C, y realizar esfuerzos para limitarlo a 1.5° C. Sin embargo, las probabilidades de éxito de limitar el calentamiento de la Tierra a dos grados, según un estudio reciente basado en las tendencias actuales de emisiones, son de uno en 20.

La reciente Cumbre Global de Acción Climática (GCAS2018)  en San Francisco, no solo ha propiciado el escenario para los próximos pasos en el proceso internacional del cambio climático en 2018, para la Semana del Clima de Nueva York en un par de semanas y la Conferencia de las Naciones Unidas de Cambio Climático en Katowice, Polonia, este diciembre (COP24), sino que ha dejado claro que el objetivo de limitar el aumento de la temperatura solo podrá lograrse si se cuenta con líderes locales, empresarios, científicos, estudiantes, organizaciones de la sociedad civil y otros actores.

Entretanto, en la Cumbre Global de Acción por el Clima, en san Francisco, la UE pretendió hacer más esfuerzos por el cambio climático y propuso elevar los objetivos climáticos para 2030. Esa también habría sido una señal importante para la próxima COP24. Sin embrago, Alemania, con 139 plantas de carbón, lo impidió. Situación que no diferencia mucho a este país de Estados Unidos, en cuanto a su falta de compromiso.

Desde la teoría de las relaciones internacionales se esperaría un mayor interés de los estados - nación para hacer frente al cambio climático, debido a la posible afectación a la seguridad nacional e internacional. Sin embargo, la reciente Cumbre Global de Acción Climática de San Francisco (12 al 14 de septiembre), fue el espacio propicio para asumir compromisos concretos y ambiciosos en materia climática por parte de miles de estados, regiones, ciudades, empresas, inversionistas y organizaciones de la sociedad civil, también conocidos como "partes interesadas no partes".

Dentro de los socios que apoyaron la Cumbre, estuvieron el Grupo de Clima; el Grupo de Liderazgo Climático de C40 Cities, integrado por 96 ciudades (12 latinoamericanas) que representan a 700 millones de personas; Powering Past Coal Alliance que ahora cuenta con 74 miembros, incluidos 29 gobiernos nacionales, 17 gobiernos subnacionales y 28 empresas; Business for Social Responsibility (BSR), CAN International, Ceres, WWF y Mission 2020.

Esta cumbre se refiere a la decisión de la administración Trump de retirarse del Acuerdo de París, que llevó a que un número de ciudades, estados, empresas y universidades de EE. UU. reafirmaran su compromiso con dicho acuerdo. En julio de 2017, el ex alcalde de Nueva York Michael R. Bloomberg y el gobernador de California Jerry Brown lanzaron la iniciativa America's Pledge, con el fin de agregar y cuantificar las acciones de estados, ciudades y empresas y otros actores no nacionales en los Estados Unidos, para impulsar la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero en consonancia con los objetivos climáticos de París. También hizo historia la declaración 'We Are Still In 'como una de las nuevas promesas y compromisos propios, de actores no nacionales para mantener el impulso de EE. UU.

El objetivo de limitar el aumento de la temperatura solo podrá lograrse si se cuenta con líderes locales, empresarios, científicos, estudiantes, organizaciones de la sociedad civil y otros actores

Hoy en día, los audaces compromisos concretos por parte de la Cumbre Global de Acción Climática le dan la autoridad a esta cumbre para exhortar a los gobiernos nacionales a aumentar la acción climática antes de 2020, el año en que los gases de efecto invernadero globales deben llegar a su punto máximo, para evitar los peores impactos del cambio climático.

En los tres días que duró la Cumbre Global de la Acción Climática, en septiembre, se desafió a personas, comunidades, sociedades y economías de todo el mundo a 'intensificar', la ambición climática al siguiente nivel en cinco áreas clave: sistemas de energía saludable; crecimiento económico inclusivo; comunidades sustentables; administración de tierras y océanos e inversiones climáticas transformadoras.

La transformación de parte de los líderes de estados y regiones, ciudades, empresas, inversores y la sociedad civil ya se está llevando a cabo en la política mundial del clima que reclama la redefinición de las relaciones internacionales, a fin de incluir nuevos actores, procesos y estructuras internacionales. Estos compromisos constituyen una nueva esperanza, como lo demuestran algunos estudios que sugieren que, en 2030, las emisiones globales de gases de efecto invernadero podrían reducirse en hasta 1,5 a 2,2 gigatoneladas (CO2e) cada año, si los compromisos de cerca de 6.000 ciudades, estados, regiones y más de 2.000 empresas se aplican plenamente.

La GCAS2018 ha puesto de relieve el papel fundamental que juegan actores diferentes a los estados - nación en la reducción de las emisiones globales y el impulso de la acción climática, incluso en foros diferentes a los de las Naciones Unidas. Son reales los compromisos audaces de las "partes interesadas no partes" las que en la práctica controlan las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

MARTHA ISABEL GÓMEZ LEE
Docente investigadora del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE)
Universidad Externado de Colombia

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.