Secciones
Síguenos en:
Proyecto Tití: el esfuerzo por proteger a un primate en Colombia
Tití

Tití cabeciblanco con dos crías en relicto de bosque.

Foto:

Joao Marcos Rosa.

Proyecto Tití: el esfuerzo por proteger a un primate en Colombia

Más de 5.000 hectáreas de bosque se han conservado para proteger al tití cabeciblanco.

HHace cincuenta años se exportaban miles de titíes cabeciblancos a Estados Unidos para ser utilizados en investigaciones biomédicas. Hoy en día, la especie es el centro de un gran esfuerzo que busca su conservación y la de su hábitat natural, gracias a estudios de campo y a una activa participación de comunidades en el Caribe colombiano.

(Le puede interesar: El cóndor andino se dirige rápido a su extinción, dicen científicos)

El tití cabeciblanco (Saguinus oedipus) es un primate endémico de las selvas tropicales de Colombia que según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se encuentra en peligro crítico de extinción. Este primate, que no pesa más de 500 gramos y se distribuye en siete departamentos del país —Chocó, Antioquia, Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico y Magdalena—, es una especie emblemática a la que incluso ha llegado a considerarse como el panda colombiano.

Sin embargo, como se trata de una especie carismática, su supervivencia se ha visto amenazada principalmente por el tráfico ilegal de fauna silvestre y la expansión de la frontera agropecuaria.

Varias investigaciones han coincidido en que si bien la especie es altamente adaptable a hábitats intervenidos por los humanos, la dramática pérdida de su hábitat pone seriamente en riesgo su existencia, pues la estabilidad de sus poblaciones está fuertemente determinada por la buena salud y abundantes recursos del bosque.

(Recomendado: Dos nuevas especies de ranas fueron descubiertas en el Valle del Cauca)

Precisamente, el bosque seco tropical ha sido diezmado históricamente por la expansión del latifundio ganadero, particularmente en la región Caribe y el Urabá antioqueño, según un informe del Instituto de Investigaciones Biológicas Alexander von Humboldt.

Además de la deforestación, históricamente el tráfico de fauna silvestre ha tenido serias implicaciones sobre las poblaciones naturales de este primate. Se estima que entre las décadas del 60 y del 70 se exportaron entre 30.000 y 40.000 titíes a Estados Unidos, ya que esta especie es un biomodelo perfecto para el estudio de colitis y cáncer de colon en seres humanos.

El tití cabeciblanco es una de las especies más amenazadas del mundo. Solo habita en Colombia.

Foto:

Lisa Hoffner (Proyecto Tití)

¿Cómo salvarlo?

Debido a las presiones históricas que han puesto en riesgo crítico de extinción a la especie, en 1987 se creó la Fundación Proyecto Tití. La primatóloga estadounidense Anne Savage fue la fundadora de esta iniciativa y desde entonces la ha venido liderando a través de un programa que involucra investigación e iniciativas educativas y de desarrollo comunitario para la conservación de los recursos naturales.

Rosamira Guillén, directora del Proyecto Tití Cabeciblanco, una iniciativa creada en 1985 para conservar la especie.

Foto:

Proyecto Tití


Para Rosamira Guillén, arquitecta paisajista, gestora ambiental y directora ejecutiva de la Fundación Proyecto Tití, el trabajo que se ha realizado va más allá de la conservación de la especie. “Como resultado de nuestra gestión, hemos logrado proteger cerca de 5.400 hectáreas de bosque en los departamentos de Atlántico y Bolívar”, afirma.

Dicho logro es parte de una propuesta que nació en 2012 gracias a Proyecto Tití, en asociación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique) y la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA).

(Lea: Empleos verdes en Colombia: una alternativa al desempleo)

El trabajo de conservación ha traído logros importantes, y Proyecto Tití ha acompañado la creación de cuatro áreas protegidas: dos parques naturales regionales, como El Ceibal Mono Tití, en Santa Catalina, Bolívar, con 421 hectáreas, y Los Rosales, en Luruaco, Atlántico, con 1304 hectáreas; la Reserva Forestal Protectora El Palomar, en Piojó, Atlántico, con 772 hectáreas, y el Distrito Regional de Manejo Integrado El Palmar del Tití, en Piojó y Luruaco, Atlántico, con 2.622 hectáreas.

Además, también acompañaron la creación de la Reserva Natural de la Sociedad Civil Los Titíes de San Juan, que suma 261 hectáreas para proteger a este pequeño primate y que son propiedad de la Fundación Proyecto Tití en el municipio de San Juan Nepomuceno, Bolívar.

Unidos con la comunidad

Los pobladores locales han tenido un rol protagónico en la protección de este mono catalogado como en peligro crítico de extinción.

“Procuramos generar alternativas de ingresos sostenibles para reducir la necesidad de estas comunidades de usar y explotar de manera no sostenible los recursos del bosque, dadas las grandes limitaciones que enfrentan en cuanto a opciones de trabajo, educación y salud. Hemos generado proyectos como las ecomochilas —bolsos tejidos con bolsas plásticas recicladas— y los titíes de peluche, elaborados por mujeres de las comunidades”, sostiene Guillén.

El Proyecto Tití trabaja con otras organizaciones y autoridades ambientales en el municipio de San Juan Nepomuceno con el objetivo de lograr acuerdos de conservación con campesinos y propietarios de tierras, que permitan crear corredores para conectar los fragmentos de bosque protegidos y facilitar la continuidad de hábitat que especies como el tití necesitan para mantener poblaciones sanas y encontrar alimento.

El impacto de nuestro trabajo ha sido significativo y notable en Atlántico y Bolívar, y nos gustaría mucho ampliar paulatinamente nuestro alcance e impacto a otros bosques


“Se crean acuerdos de conservación donde los propietarios destinan parte de su tierra para la restauración y conservación del bosque y a cambio reciben apoyo para hacer sus tierras más productivas, usando prácticas amigables con el medio ambiente”, detalla Guillén.

(También: Avistan por primera vez en Colombia a una nutria depredando una iguana)

Actualmente, ya son más de 200 acuerdos con familias campesinas, que se benefician de una mayor productividad de sus tierras y mayores ingresos económicos, a la vez que se comprometen, voluntariamente y a largo plazo, a proteger los bosques dentro de sus propiedades.

Por ejemplo, en conjunto con las comunidades rurales, el Proyecto Tití ha contribuido a la restauración del bosque seco tropical al propagar más de 37 especies de árboles nativos, como ceiba (Pseudobombax septenatum), olla de mono (Lecythis minor), suan (Ficus dendroica) y guamito (Inga hayesii), que ofrecen refugio y se constituyen en alimento para la especie.

Un sueño

Guillén sueña con que el Proyecto Tití llegue a nuevas comunidades en Corozal, en el departamento de Sucre, en la zona de Paramillo, en el departamento de Córdoba y en el Urabá antioqueño.

“El impacto de nuestro trabajo ha sido significativo y notable en Atlántico y Bolívar, y nos gustaría mucho ampliar paulatinamente nuestro alcance e impacto a otros bosques que son críticos para la conservación a largo plazo del tití cabeciblanco”.

La directora de Proyecto Tití sostiene que para escalar el impacto que ha tenido el proyecto se requieren apoyo financiero —que en su mayoría viene del exterior— y un mayor apoyo institucional a estrategias de conservación a largo plazo. “Nos gustaría mucho intervenir de manera más efectiva en el tema del tráfico, pero hay muchas limitaciones legales y financieras. Ese es el papel de las autoridades, ojalá fuera mucho más proactivo y efectivo”, concluye Guillén.

Lea este artículo completo en Mongabay Latam (ver aquí)

OTRAS NOTICIAS DE MEDIOAMBIENTE

'El mundo está en problemas por el cambio climático'

La propuesta de impuestos verdes en la reforma tributaria/ Opinión

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.