'Nos quedan 10 años para no perder los bosques amazónicos'

'Nos quedan 10 años para no perder los bosques amazónicos'

Esta vez la cátedra Nuestro Futuro estuvo a cargo de  Dolors Armenteras, experta en la Amazonia.

El mundo necesita el liderazgo de América Latina en la crisis climática

La Amazonia es habitada por 34 millones de personas, pero el mundo entero necesita de este pulmón.

Foto:

EFE

Por: MEDIOAMBIENTE
11 de febrero 2020 , 06:34 p.m.

Dolors Armenteras —bióloga, magíster en Conservación Forestal y doctora en Geografía—, expuso en la cuarta cátedra Nuestro Futuro un diagnóstico sobre las problemáticas que afectan la Amazonia.

Según Armenteras, este vasto ecosistema de 7 millones de kilómetros cuadrados del cual depende el 20 por ciento de la circulación del agua y del aire del planeta, ha perdido el 17 por ciento de sus bosques.

Es urgente hablar de la deforestación

Evaluar la deforestación es difícil por todas las variables que entran en juego: la región, los tipos de bosque, las dimensiones de los ecosistemas, la incidencia de factores externos como el clima, entre otros. Entre todos estos elementos, Armenteras resaltó la importancia de la tasa de deforestación que mide la velocidad en la que los países deforestan en un rango de tiempo determinado.

Argentina, Chile y Ecuador, por ejemplo, son los que han deforestado más bosques teniendo en cuenta la tasa. "En líneas generales, en la Amazonia estamos deforestando el 1 por ciento del bosque cada año", expresó Armenteras en su conferencia.

Los informes más recientes de Global Forest Watch señalan que, en el transcurso de 2018, Brasil perdió 1,3 millones de hectáreas de bosque amazónico, Perú 250.000 y Colombia 138.176.

En el caso de Colombia, en los últimos años, la deforestación  ha sido un tema coyuntural debido a que actualmente es el cuarto país con mayor deforestación en el mundo, superado por Brasil, República del Congo e Indonesia.

Las causas de la deforestación varían dependiendo del lugar de estudio. Sin embargo, hay unas directas y que son generales: la construcción de infraestructura, la expansión agrícola y la extracción de recursos. De otro lado, dentro de las causas indirectas se encuentran: factores demográficos, económicos, tecnológicos, de políticas públicas, de propiedad de la tierra y otros factores culturales y de comportamiento.

En Colombia, por ejemplo, predominan factores como la agricultura, la especulación con el valor de la tierra y la desigualdad de distribución de la misma.

En la Amazonia estamos deforestando el 1 por ciento del bosque cada año

¿Qué pasa en la Amazonia?

El 50 por ciento de los bosques pluviales del mundo están en la Amazonia. La profesora Armenteras explicó, además, que el 15 por ciento del agua dulce que llega al océano lo aporta el Amazonas. Por otro lado, un árbol en esta selva filtra hasta 1.000 litros de agua cada día. De ahí que los bosques en la Amazonia son claves para los ciclos hidrológicos. No obstante, un 17 por ciento de la cuenca amazónica se ha deforestado.

Por la creciente deforestación, en la academia ya se habla de un “punto de no retorno” si el 40 por ciento de la Amazonia se deforesta. Esto llevaría a lo que mediáticamente se ha conocido como una “bomba de carbono”, lo que afectaría el aire, el agua y en general la vida de los seres que habitan el planeta por la liberación de millones de toneladas de carbono.

Tenemos entre 10 o 15 años para no llegar a ese punto de no retorno, dijo Armenteras. Existe un precedente, en 2004, cuando los incendios en la amazonía de Brasil disminuyeron, en parte, producto de las políticas públicas.

Al analizar los factores que han incidido en la activación de incendios en el Amazonas, la expositora explicó que en Brasil se han asociado los fuegos a la deforestación, la ausencia de políticas públicas recientemente y el clima.

En las temporadas de menos lluvia, hay más incendios y más deforestación. El Amazonas en Colombia, sin embargo, es más húmeda que la selva en Brasil. En nuestro país, como lo ha investigado Armenteras, también incide el clima pero no es el único factor. La quema de bosque para extraer madera, por ejemplo, incide en los incendios.

También los proyectos y la especulación en determinados territorios del país, como Guaviare.

La fragmentación —proceso que tiene que ver con la fragmentación de los bosques y el posterior aislamiento de ecosistemas— también incide en la pérdida de bosques.

En la medida en que se deforestan y quedan bordes expuestos, con las condiciones de cambio climático es más probable que se presenten eventos como incendios. Las condiciones climáticas extremas, sumadas a la pérdida de bosques, provocan una vulnerabilidad de los bosques aislados y fragmentados que quedan.

Si continuamos en esta tendencia, añadió la profesora, en 2030 la parte norte de la Amazonia se puede desconectar de la parte sur. Si se reduce la tasa de conversión a pastos en un 50 por ciento y se delimita la frontera agrícola con rigurosidad y precisión, la Amazonia podría sobrevivir.

Investigar e implementar medidas

Dolors Armenteras hizo énfasis en la necesidad de evaluar con cuidado las causas de deforestación en determinados territorios.

En Guaviare, por ejemplo, la ganadería no ha sido el principal factor, sino que existen otros como la deforestación para tener grandes especies de pastos y generar procesos de especulación con el valor de la tierra. También ha incidido el cultivo de palma. En estos casos, agregó la profesora, es clave utilizar el sistema de alertas tempranas para no llegar demasiado tarde a esos territorios.

Existen otras medidas que han funcionado: la creación de áreas protegidas y la constitución de resguardos indígenas, por ejemplo, han demostrado ser efectivas para prevenir la deforestación.

Luego vienen otras discusiones complejas, pero en las que ya se está trabajando, como la necesidad de pensar cómo alimentamos el planeta entero sin degradarlo.

En ese punto, como aparecía en su presentación, son claves los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Habló, por eso mismo, de una tercera vía. La forma en la que se interviene la Amazonia ni siquiera es productiva y hay que pensar en otras salidas que también son benéficas incluso para sus pobladores, como la bioeconomía.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.