Las masas ya se movilizan por el liderazgo climático

Las masas ya se movilizan por el liderazgo climático

Las condiciones climáticas extremas han azotado nuestro planeta. Todos debemos unirnos y hacer algo.

Rise for Climate

El 8 de septiembre tuvo lugar Rise for Climate, una movilización global de 250.000 personas que participaron en más de 900 eventos en 95 países.

Foto:

Marc Arcas / EFE

Por: Christiana Figueres
17 de noviembre 2018 , 10:34 p.m.

Este año, las condiciones climáticas extremas han azotado nuestro planeta, sometiendo a comunidades vulnerables en todo el mundo a los impactos cada vez mayores del cambio climático. Cada día que pasa aprendemos más sobre las peligrosas consecuencias de extraer y quemar combustibles fósiles, y las experimentamos directamente. Las inundaciones, las sequías y los incendios forestales se están volviendo más letales y los patrones climáticos, más severos.

Y, como explicó el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático –el grupo de trabajo científico sobre el tema perteneciente a Naciones Unidas–, si no mantenemos las temperaturas globales promedio en el rango de 1,5 °C del nivel preindustrial (ya hemos alcanzado la marca de 1 °C), los impactos serían terribles.

Afortunadamente, la pronta acción para reducir las emisiones de gases de tipo invernadero otorga beneficios inmediatos. Cuando se retiraron ocho centrales eléctricas alimentadas por carbón y petróleo en California, entre 2001 y 2011, la tasa de fertilidad de las madres que vivían cerca de esas instalaciones aumentó en el lapso de apenas un año.

Para marcar el inicio de una nueva era de aire puro y mejor salud, las comunidades en todo el mundo se están haciendo oír, dejándoles en claro a quienes toman decisiones que una economía libre de combustibles fósiles es lo que quiere la población. Seguirán exigiendo medidas para mantener los combustibles fósiles bajo tierra y desplegar formas de energía más justas y sustentables.

El 8 de septiembre tuvo lugar Rise for Climate, una movilización global de 250.000 personas que participaron en más de 900 eventos en 95 países. La movilización marcó el tono para una serie de eventos políticos inminentes para abordar el cambio climático, incluidas la Cumbre Global de Acción Climática, la Cumbre Un Planeta y la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático en Polonia (en diciembre). En cada caso, los responsables de las políticas se enfrentarán al desafío de reconocer la realidad sin ambigüedades de la crisis climática e incrementar sus medidas para enfrentarla.

Lo que demuestra esta movilización internacional de grupos de la sociedad civil en los cinco continentes es que el poder de la gente funciona. Ha sido la fuerza motriz desde la abolición de la esclavitud hasta el movimiento contemporáneo para garantizar los derechos y la dignidad del colectivo LGBTI. Y también ha surgido en momentos claves en el esfuerzo por combatir el cambio climático.

En 2014, la primera Marcha del Pueblo por el Clima en Nueva York congregó 400.000 personas y preparó el escenario para una escalada de las intervenciones en todo el mundo. La sociedad civil ayudó a convencer a los líderes mundiales de firmar el acuerdo climático de París en 2015, y ellos han ejercido presión para que los responsables de las políticas hagan cumplir los objetivos nacionales de reducción de emisiones. Mientras tanto, los individuos y los grupos de la sociedad civil siguen exigiendo que las empresas, universidades y otras instituciones se aparten de los combustibles fósiles e inviertan en energía renovables. Estos movimientos han creado el espacio para que los políticos progresistas puedan actuar.

Sin embargo, la crisis climática continúa creciendo, y hay que actuar rápido. Este año, olas de calor catastróficas han asolado el norte de África, Europa, Japón, Pakistán, Australia y Argentina. Incendios forestales mortales se han cobrado vidas y destruido propiedades en Grecia, Suecia, Estados Unidos y Rusia. Las sequías causaron estragos en Kenia y Somalia. Afganistán y Sudáfrica sufren por escasez de agua. Y otros países han sido devastados por huracanes e inundaciones. Y el hielo del mar de Bering ha alcanzado mínimos sin precedentes.

Todos tenemos la responsabilidad de dar un paso al frente y exigir medidas urgentes. Solo si nos unimos podríamos generar el impulso apropiado para garantizar una rápida transición a un mundo sustentable y equitativo.

CHRISTIANA FIGUERES*
* Fue secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático. Y escribió este texto con May Boeve, directora de 350.org, una ONG ecologista internacional que lucha contra el cambio climático.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.