Mitos y verdades de la esterilización de mascotas

Mitos y verdades de la esterilización de mascotas

Probabilidades de cáncer y riesgo de obesidad son las dudas más frecuentes.

Mascotas istock

Tanto machos como hembras no necesitan ser padres; es más, la sugerencia es que las mascotas sean esterilizadas a partir de los tres meses de edad y antes de los siete.

Foto:

istock

Por: *Gabriel García 
19 de octubre 2019 , 07:00 a.m.

Esterilizar a nuestras mascotas no solamente es un acto de responsabilidad con ellas, sino que a veces se convierte en un medio efectivo para prevenir enfermedades que se producen como resultado de la estimulación hormonal y también es un mecanismo para mantener la salud reproductiva de nuestros animales de compañía en óptimas condiciones.

Sin importar si se trata de un macho o una hembra, la esterilización es un tema que genera muchas inquietudes en los amos de animales de compañía: ¿qué tan seguro es?, ¿cambia definitivamente el comportamiento de los animales?, ¿sufrirán de sobrepeso? Aparte de estas dudas, también existen muchas excusas para no realizarla, la mayoría de ellas referentes al “estado sentimental y familiar” de perros y gatos.

Antes de hablar sobre los mitos y las verdades de la esterilización, es importante recordar que no debemos humanizar a nuestras mascotas: ellas no buscan pareja (no lo necesitan), ya que no generan vínculos sentimentales como los nuestros y tampoco vienen programadas para ser madres o padres.

La mayoría de estas creencias provienen de conceptos culturales o sociales que nosotros los humanos les otorgamos a nuestros peludos.

¿Mito o realidad?1.¿Al esterilizar a mi mascota reduzco la probabilidad de presentación de cáncer?

Verdad: muchas de las patologías que se presentan en los animales adultos tienen que ver con la producción de hormonas; es decir, se puede reducir su incidencia extrayendo el útero y los ovarios en las hembras, y los testículos en los machos.

2. ¿Se pierde el comportamiento sexual de las mascotas al esterilizarlas?

Mito: las características sexuales (tanto de machos como de hembras) se mantienen luego de la esterilización. Si bien luego de la cirugía se reducen notablemente los niveles hormonales, los comportamientos permanecen casi intactos y los cambios que más comúnmente se presentan son reducción en la presentación de comportamientos agresivos o temperamentales, tendencia al sedentarismo y reducción del marcaje con orina.

3. ¿Mi mascota necesita tener cachorros al menos una vez en su vida?

Mito: tanto machos como hembras no necesitan ser padres; es más, la sugerencia es que las mascotas sean esterilizadas a partir de los tres meses de edad y antes de los siete meses (en machos) o del primer celo (en hembras).

4. ¿Al operar a mi mascota evito que presente problemas dermatológicos?

Verdad: las hormonas, aparte del efecto directo que tienen sobre los órganos reproductivos, también tienen efectos en la piel; con lo cual si se esteriliza a tiempo, se pueden evitar abscesos, tumores y quistes que se producen por excesivos niveles hormonales.

5. ¿Las mascotas esterilizadas tienden a sufrir de obesidad?

50/50: la obesidad en los animales de compañía viene determinada principalmente por los hábitos alimenticios y el nivel de actividad física que se realice; aunque se pueden presentar cambios en el metabolismo al reducir los niveles hormonales. Lo importante es llevar una dieta adecuada en la cual el aporte energético sea proporcional al nivel de actividad física que se realice.

6. ¿Es una cirugía altamente riesgosa?

Mito: si el procedimiento quirúrgico es realizado bajo condiciones apropiadas por un profesional veterinario capacitado y certificado, los riesgos son mínimos y el tiempo de recuperación es de aproximadamente 10 días.

7. ¿Es importante recibir asesoría y acompañamiento veterinario?

Verdad: antes de cualquier procedimiento, sin importar la naturaleza del mismo, es clave consultar con un médico veterinario de confianza cuya formación profesional sea la adecuada. El veterinario deberá practicar exámenes de laboratorio previos a la cirugía (cuadro hemático, pruebas de función hepática y renal, electrocardiograma, etc.) y también deberá cuidar a nuestra mascota en la recuperación postoperatoria.


*Gabriel García
PARA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.