Secciones
Síguenos en:
Mes del jaguar: ¿cuál es la situación de esta especie de América?
Jaguar

Según el mapa de la Alianza Latinoamericana para la Conservación del Jaguar, 26 de las 34 subpoblaciones de la especie se ubican en zonas transfronterizas.

Foto:

Lynn M. Stone. WWF

Mes del jaguar: ¿cuál es la situación de esta especie de América?

Con más de 163.000 individuos en Sudamérica, es una especie amenazada por el tráfico ilegal.

El jaguar (Panthera onca) es considerado un bien de lujo para los mercados asiáticos. Es una especie emblemática en América, con presencia en 18 países, entre ellos Colombia, y una población que se calcula en 163.000 en América del Sur.

Su situación, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es de “casi amenazado”. Sin embargo, en varios países ya se le considera en un nivel mayor de riesgo.

(Le puede interesar: Gráfico interactivo: ¿Cómo se forman los huracanes?)

La reducción de su hábitat es la principal amenaza, pero, en los últimos años, el tráfico de sus partes hacia países asiáticos es otro de los peligros que debe enfrentar la especie. Pieles, colmillos, garras y cráneos son algunas de las partes del felino más cotizadas en el mercado ilegal.

Mongabay Latam conversó con científicos sobre las estrategias que se están realizando para conservar esta especie en seis países de la región: Perú, Bolivia, Venezuela, Guyana, Surinam y Ecuador. Aquí, un panorama de la situación del gran felino de América.(También: Por contaminación, autoridades adelantan acciones en la laguna de Tota)

El tráfico hacia Asia

Hace siete años se encontraron las primeras evidencias del tráfico internacional de jaguar en Bolivia y Surinam. De estos países se enviaba partes del felino a los mercados asiáticos.

“Desde el 2014 tenemos cerca de 700 colmillos decomisados, incluido una incautación que se realizó en China y que tenía como origen Bolivia”, comenta Ángela Núñez, bióloga especialista en jaguares e investigadora del tema de tráfico en el Proyecto Operación Jaguar, en Bolivia.

Científicos de los seis países mencionados, coinciden en que existe un vínculo entre el tráfico de jaguar y el hecho de que existan empresas de infraestructura China en la Amazonia. Liliana Jáuregui, experta en justicia ambiental de la UICN, explica que se ha “normalizado el tráfico de animales, en Latinoamérica. Estamos acostumbrados a ver este tipo de escenas”.

(Recomendado: Plomo, la punta del iceberg de lo que ocurre en la laguna de Tota)

Un estudio científico publicado en junio de 2020 en la revista Society for Conservation Biology analizó las relaciones entre el tráfico de felinos salvajes y las inversiones chinas en Sudamérica y América Central. La investigación concluyó que el tráfico de esta especie ha aumentado y que los trabajadores involucrados en esta actividad ilegal son ciudadanos chinos que llegan a la Amazonia y zonas de alta biodiversidad para trabajar en los megaproyectos.

Aunque el tráfico de partes de jaguar es una amenaza constante, existen otros peligros para este felino. En Guyana, el problema es el conflicto con ganaderos y agricultores, y los mineros de la selva, que asesinan al felino por atacar al ganado, los cultivos o a las mascotas.

Una mirada regional

En cada país, las cifras son distintas, pero no por ello menos alarmantes, ya que en todos los países el tráfico ha ido en aumento.

En Perú, el segundo país con mayor población de jaguares luego de Brasil, se realizaron 86 decomisos asociados al felino entre el 2015 y 2020. Los colmillos, garras, pieles, grasa y cráneos se venden en mercados, centros de artesanía y hoteles, a pesar de ser un delito penal.

(Podría interesarle: 'La deforestación de Colombia es peor que la de Brasil’)

En un recorrido por 21 de estos lugares en Iquitos, capital de la región amazónica de Loreto, se detectaron por lo menos 96 partes de jaguar en venta, indica una estudio de cuatro meses realizado por Wildlife Conservation Society (WCS) en Perú y el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

En Bolivia, según el Ministerio del Ambiente y Agua, desde el 2014 se han iniciado más de 20 acciones penales por comercio ilegal de colmillos de jaguar y cinco ya recibieron sentencia.

En Surinam, la UICN ha encontrado evidencias de tráfico desde el año 2003. En Venezuela no existe una cifra oficial de decomisos, pero se piensa que hay un peligro constante en el uso de las partes del animal para la santería.

En Ecuador no se han encontrado grandes evidencias de tráfico de partes de jaguar, pero las alertas continúan encendidas por la fuerte presión de deforestación y pérdida del hábitat de este mamífero.

“En la zona del Chocó, el hábitat del jaguar ha alcanzado el 90 % de deforestación por el avance de la ganadería y la agricultura, como el cultivo de la palma africana”, comenta Galo Zapata Ríos, director científico de WCS en Ecuador. “Este es un corredor importante del jaguar entre Ecuador y Colombia”, agrega.

Buscar mayor protección

Aunque la Lista Roja de la UICN lo ha catalogado como una especie casi amenazada, la comunidad científica considera que falta información para establecer si debe permanecer en esa categoría o subir al nivel de vulnerable.

Datos reveladores, como la reducción de un 60 % de su hábitat original en todo el continente, demuestran el peligro al que está expuesta esta especie emblemática de Latinoamérica.

Ante esta ausencia de data, países como Bolivia, Venezuela y Ecuador han comenzado a generar información que pueda ayudar a categorizar a esta especie dentro de sus territorios.

Cada país tiene una categorización distinta sobre la población. Por ejemplo, en los libros rojos de la fauna silvestre de Bolivia, Venezuela y Ecuador se considera como vulnerable, pero en la costa de Ecuador el jaguar está categorizado en peligro crítico.

En Perú, el jaguar aparece como una especie casi amenazada. Por ello, científicos de WCS Perú buscan reunir estudios de los últimos años para elevar su nivel de protección.

La Alianza Latinoamericana para la Conservación del Jaguar en México declara que a pesar de “los gritos de auxilio de los países latinoamericanos, no se ha logrado variar su nivel de protección”.

En un recorrido por 21 de estos lugares en Iquitos, capital de la región amazónica de Loreto, se detectaron por lo menos 96 partes de jaguar en venta

La comunidad científica explica que elevando la protección al nivel vulnerable se puede contar con mayores recursos para su conservación y llamar la atención pública y de las instancias políticas para generar medidas de protección.

Definitivamente la conservación del jaguar tiene que tener un enfoque transfronterizo”, explica Galo Zapata, de WCS Ecuador.

En Perú se han identificado en los últimos años cinco Unidades de Conservación del Jaguar (UCJ). “Estos deberían ser protegidos, pero no han logrado salir del papel para ser reconocidos por el Estado”, asegura José Luis Mena, director de la Iniciativa de Especies de WCS Perú.

En Bolivia, los estudios se han concentrado sobre todo en dos áreas protegidas. “Fuera de las zonas protegidas, el jaguar corre más peligro, y no se realizan muchos estudios sobre la especie”, comenta la científica Ángela Núñez.

Ecuador ha empezado por actualizar el plan nacional sobre el jaguar para ubicar las investigaciones que existen y determinar quiénes estarán involucrados en los nuevos estudios.

En Venezuela no existe un plan nacional para la conservación del felino. Sin embargo, científicos como María Fernanda Puerto buscan identificar, con la ayuda de imágenes satelitales, algunas rutas para conectar poblaciones de jaguar.

ALEXANDRA DE AMESTI
Periodista de Mongabay Latam
Puede leer este artículo completo aquí.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.