Escuche cuatro historias sobre las guardianas del río Atrato

Escuche cuatro historias sobre las guardianas del río Atrato

Las mujeres están comprometidas con el cuidado y la defensa de este afluente, sujeto de derechos. 

Guardianas del río Atrato

Las guardianas del río Atrato cuentan sus historias.

Foto:

David Fayad

Por: Medioambiente
16 de agosto 2018 , 04:59 p.m.

En el año 2016, la sentencia T 622 le otorgó derechos al primer río de Colombia: el Atrato, en el departamento de Chocó. Pero más allá del papel, la realidad es compleja y los impactos de la minería ilegal, del mercurio y las dragas, han dejado un ecosistema degradado. 

Así que con la idea de comunicar sobre la importancia de este afluente, sobre las amenazas que lo acorralan y las maneras en que los lugareños pueden cuidarlo, Cocomacia Estéreo y la Fundación Mareia, pusieron sobre la mesa del Consejo de Redacción De Igual a Igual, cuatro historias alrededor de las mujeres protectoras y defensoras del río, conocidas como las Guardianas del Atrato.

Eilin, Yarlin, Rubiela y Claudio, hacen parte del grupo de niñas, jóvenes, mujeres y hombres sobre las que estas organizaciones quieren contar historias, llevándolas a lo largo y ancho del Atrato para compartir con las comunidades rivereñas, formas de proteger el río y lo que lo rodea. La serie es, además, un abre bocas para discutir y mostrar el papel de cientos de mujeres que hoy se suman a la labor del cuidado de su entorno.

“Hoy [en el río] no hago nada, porque me da miedo, porque el río está contaminado de mercurio, del lodo de la minería, entonces, como las mujeres anteriormente todo lo hacíamos en el río hoy estamos expuestas, la vida y el cuerpo de la mujer corre peligro porque nos da rasquiña, nos da hongo, se nos mancha la piel, todas las enfermedades que las mujeres puedan tener…”, narra una de las historias. 

Cuatro historias que lo llevarán hasta el Chocó

Las niñas y el río

Las guardianas pequeñas cuentan que el río Atrato es un lugar divertido para jugar.

La minería artesanal en el Atrato

Una actividad tradicional en el departamento que, con el pasar de los años, empezó a industrializarse, a contaminar.

"El río está herido, está dragado"

El rescate de las actividades tradicionales para defender el territorio y los recursos naturales.

Las cosas cambiaron

"Antes el oro era tranquilo, limpio. Un río del que se podía beber directamente, pero hoy todo cambió. Las dragas lo han dañado todo".

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
@ElTiempoVerde

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.