'No hay posibilidad de afrontar el cambio climático sin los bosques'

'No hay posibilidad de afrontar el cambio climático sin los bosques'

Justin Adams, director del Tropical Forest Alliance, hace un llamado a proteger estos ecosistemas.

Deforestación

Deforestación en el departamento del Guaviare. En 2017, Colombia perdió cerca de 220.000 ha de bosque natural.

Foto:

Cristian Galvis Galindo.

Por: Tatiana Pardo Ibarra
25 de abril 2019 , 10:17 p.m.

Los bosques no solo son importantes para regular el clima del planeta, sino que nos proveen de alimento, purifican el aire y el agua, controlan la erosión del suelo y son escenarios para la recreación y la cultura.

El director del Tropical Forest Allianz (TFA), Justin Adams, habló con EL TIEMPO sobre el estado de salud de estos ecosistemas a nivel global, cuya pérdida crece a un ritmo alarmante: solo entre 1990 y el 2015 se arrasó con un área equivalente al tamaño de Sudáfrica.

Los días 6, 7 y 8 de mayo, Adams estará en Bogotá hablando sobre cómo eliminar la deforestación causada por cuatro cadenas de suministro de productos básicos mundiales (aceite de palma, carne de res, soja y pulpa/papel), al tiempo que se mejoran los medios de vida de los pequeños agricultores.

¿Cuál es la relación más fuerte que existe entre los bosques tropicales y el cambio climático?

Es clara: La deforestación es una de las principales causas del cambio climático. Alrededor de un 15 por ciento de las emisiones globales provienen de la deforestación de los bosques tropicales. Si se tratasen de un país, estos ecosistemas serían el tercero en emitir más gases de efecto invernadero en el mundo, después de China y Estados Unidos; o, lo que sería parecido, equivalen a casi 85 millones de carros.

Hay una gran oportunidad. Mantenerlos en pie y reforestarlos es la única tecnología que tenemos para extraer el carbono de la atmósfera. La naturaleza ha evolucionado durante cientos de miles de años, son la mejor arma que tenemos para afrontar los desafíos del cambio climático.

Justin Adams

Justin Adams, director del Tropical Forest Alliance.

Foto:

Cortesía: TFA

¿Cuáles son los principales motores de deforestación?

Producción de commodities (productos básicos) y la expansión de esta. Frijoles, aceite de palma, carne/ganado, cacao y caucho son los principales. Alrededor del 50 por ciento de todo el bosque que perdemos cada año ha desaparecido por la expansión de la frontera agrícola.

¿Pueden la globalización y la lucha contra el cambio climático coexistir, mientras la población aumenta rápidamente?

Estoy absolutamente seguro de eso. Tenemos que encontrar la manera de reducir nuestra huella ambiental y aprender a vivir en mayor balance con la naturaleza. Significa que todavía podemos producir más alimentos pero usando menos tierra, de una manera inteligente en donde se tenga claridad de cuáles son las áreas para conservación y cuáles para producción y otros usos.

Alimentar a una población que crece requiere repensar la manera en la que entendemos el uso de la tierra, en cómo pensamos nuestro sistema alimentario. Por ejemplo, más de 1/3 de la comida que producimos se desperdicia y muchísimo bosque ha sido transformado en pastizales para el ganado; es necesario reducir nuestro consumo de carne de res. No estoy diciendo que todos debamos ser vegetarianos, pero sí debe disminuir significativamente.

Nos corresponde decidir si vamos a usar la tierra de una manera sabia e inteligente donde podamos balancear las necesidades humanas con las del medioambiente o no. No es fácil, pero es una decisión que cada país debe tomar.

¿Cuán importantes son los bosques para cumplir el Acuerdo de París?

No hay manera de lograrlo sin los bosques. Es claro que tenemos que descarbonizar nuestro sistema energético, apostarle a las renovables, pero si solo hacemos eso e ignoramos nuestros bosques no podremos cumplir los compromisos de París. Y si queremos mantener (la temperatura global del planeta por debajo) de 1,5 °C tenemos que reducir absolutamente la pérdida de bosque y empezar a restaurarlos a una escala sin precedentes.

¿Cómo el cambio climático está alterando el ciclo de los bosques? ¿Estamos emitiendo más CO2 de lo que son capaces de capturar?

Sí. Aproximadamente un cuarto del CO2 que estamos emitiendo es absorbido por los bosques, otro cuarto por los océanos -lo que está contribuyendo a la acidificación- y luego la mitad va para la atmósfera lo que exacerba los cambios en el clima. Lo que es preocupante es que todavía no podemos entender completamente cuánto más CO2 los bosques serán capaces de absorber. Si ignoramos la salud de los bosques no hay ningún chance de abordar los desafíos climáticos que afrontamos. Necesitamos unos bosques resilientes.

Entonces son la mejor solución natural pero también podrían convertirse en un problema si se alteran lo suficiente...

Si continuamos cortándolos, sí. La contribución de emisiones que hacen los bosques no es por si mismos sino porque nosotros los estamos cortando, quemando y degradando. Es el rol de la humanidad el que lo causa.

¿Cuánto dinero reciben los bosques en términos de mitigación y adaptación al cambio climático?

Muy poco. Según el Foro Económico Mundial, los bosques y el uso de la tierra podrían aportar más del 30 por ciento de la solución para luchar contra el cambio climático, pero reciben menos del 3 por ciento de la financiación climática al año, y alrededor del 1 por ciento de la atención de los líderes globales que se enfocan en estos temas.

¿Cuál es el estado de salud de los bosques, en términos generales?

Algunos tienen menor salud que otros, pero en casi todos los países tropicales estamos perdiendo árboles en grandes cantidades, y entre más perdamos menos resilientes se vuelven, y menos resilientes podrán ser otras prácticas. En Brasil, por ejemplo, la pérdida de bosque está creando microclimas y cambiando los patrones de lluvia que alteran la agricultura.

¿Cuánta biodiversidad estamos perdiendo?

La cifra exacta no la sabemos, pero sí sabemos que el 80 por ciento de la biodiversidad terrestres está en los bosques, y casi la mayoría está en las zonas tropicales. Una de las grandes preocupaciones del cambio climático es, precisamente, la pérdida de biodiversidad y el ritmo acelerado en el que esto ocurre.

Estamos conduciendo a un gran experimento y creemos que la tecnología nos permitirá vivir en un mundo mejor, pero esto solo es verdad si la usamos sabiamente

¿Cómo le explicaría a la gente cuán importante son los bosques de la Amazonia?

(Risas) Este es el gran desafío que tenemos. Para los que trabajamos en esto es muy obvio, pero si seguimos fracasando en conectar con la gente no sé qué pasará. Cada año estamos cortando 16 millones de hectáreas de bosque aproximadamente, eso no solo es desproporcionado sino que está cambiando las condiciones que se necesitan para la vida; reduciendo la seguridad hídrica y la calidad del aire. No sabemos en qué punto vamos a empujar este sistema al colapso. Tenemos que comunicar que somos indivisibles de la naturaleza, estamos conectados con ella. Mantener los bosques no es una cuestión meramente del movimiento ambiental, como si solo a un nicho exclusivo le preocupase, son fundamentales para todo lo que damos por sentado.

¿Los gobiernos y las empresas están suficientemente comprometidos con el informe del IPCC?

Ningún individuo, organización o país podrá solucionar este problema por su propia cuenta. Una de las razones por las que hemos hecho un mayor progreso durante la última década es porque se ha logrado la acción colectiva. TFA existe como una alianza entre distintos actores, para ver cómo podemos ayudar a las comunidades rurales, cuáles son las alternativas que les vamos a dar y cómo podemos replicar los casos exitosos en otros países.

¿De qué manera los bosques ayudan a construir una paz resiliente?

Es una excelente pregunta. La deforestación en Colombia está aumentando rápido. En todos los países que pasan por un posconflicto se evidencia un crecimiento de la deforestación, así que las oportunidades que tenemos consisten en crear modelos alrededor de cómo apoyar a comunidades locales con commodities del bosque, como cacao o frutas que generan modos de vida alternativos. Lo loco de todo esto es que hay miles de alimentos nutritivos pero menos de diez producen el 50 o 60 por ciento de nuestras calorías... elegimos cultivar unos pocos cuando hay una potencial gigantesco para trabajar con la diversidad de la naturaleza, en la medida en que vivimos en balance con ella y mejoramos las condiciones de vida de las personas.

Suena bien, pero estamos hablando de áreas con inseguridad y presencia de distintos grupos ilegales

En zonas donde todavía hay grupos rebeldes, claramente la prioridad es la seguridad y remover algunas de las actividades ilícitas. No hay una única estrategia, pero hay oportunidades sobre cómo podremos alcanzar un futuro sostenible con el apoyo de la comunidad internacional. Colombia podría ser un referente.

TATIANA PARDO IBARRA
REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
tatpar@eltiempo.com@Tatipardo2

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.