Dos ranas colombianas podrían salvar a miles de anfibios

Dos ranas colombianas podrían salvar a miles de anfibios

Estudio probó que estos animales pueden evitar la infección de un hongo que mata a los de su tipo.

Rana sabanera

La rana sabanera (‘D. labialis’) es una de las dos especies colombianas que pueden convivir con el hongo Bd sin infectarse.

Foto:

Cortesía Sandra Flechas

Por: David Alejandro López Bermúdez
25 de noviembre 2018 , 05:42 p.m.

Un hongo microscópico está matando los anfibios en el mundo y aún no se ha encontrado la solución definitiva que acabe con este problema. Se trata del ‘Batrachochytrium dendrobatidis’, conocido como Bd, que infecta y mata en cuestión de días los anfibios, como las ranas, salamandras y ‘cecilias’ –animales sin patas en forma de lombriz–.

El hongo ataca los animales y se alimenta de la queratina de su piel, uno de los órganos vitales que les permite funciones básicas como la hidratación y la respiración. Debido a que Colombia es el segundo país en riqueza de anfibios, la problemática ha sido tratada por académicos colombianos que buscan encontrar la respuesta para evitar la extinción de algunas poblaciones. Tal es el caso de la investigación realizada por Sandra Victoria Flechas, doctora en Ciencias Biológicas de la Universidad de los Andes e investigadora del Instituto Humboldt, quien identificó que las ranas sabanera (‘Dendropsophus labialis’) y cohete (‘Rheobates palmatus’) pueden convivir con el hongo Bd y no tener consecuencias mortíferas.

Cabe aclarar que el hongo solo afecta a los anfibios porque crece a temperaturas por debajo de los 28 grados centígrados y requiere de una condición de humedad para sobrevivir, lo que no permite que se desarrolle, por ejemplo, en los humanos porque tienen una temperatura corporal promedio de 37 grados centígrados.

“Las ranas necesitan agua y van a sitios húmedos donde puede estar el hongo”, explica John Douglas Lynch, herpetólogo y taxónomo estadounidense, quien además dice que el contacto físico es uno de los canales por los que se transmite el Bd.

En el 2007, Flechas identificó que esas dos especies de rana toleraban la infección por Bd sin desarrollar la quitridiomicosis –la enfermedad producida por el hongo–, en una laguna cerca de Ubaque, en Cundinamarca. Este hecho la llevó a preguntarse por la forma en la que esos anfibios hacían resistencia al hongo mortífero e inició la investigación que hizo parte de su tesis doctoral. Su equipo estuvo conformado por profesores y estudiantes de las universidades Javeriana, La Sabana y los Andes, y expertos estadounidenses de la Universidad Estatal de San Francisco y la Universidad de Massachusetts, en Boston.

Flechas ya había hecho un estudio previo en el que concluyó que el hongo estaba presente en 338 individuos de 43 localidades de Colombia, distribuidas en diferentes pisos térmicos. Tuvo en cuenta otros estudios científicos que identificaron el potencial ‘anti-hongo’ de algunas bacterias presentes en varias ranas y reconoció la misma propiedad en las especies que seleccionó para la investigación.

En el laboratorio, Flechas y su equipo tomaron muestras de 24 individuos y aislaron las bacterias de su piel. Probaron 159 tipos morfológicos de organismos contra el Bd, y encontraron que el 80 por ciento de las bacterias presentan resistencia al patógeno: en las ranas cohete, encontraron 31 bacterias ‘antihongo’ provenientes de renacuajos, 21 de adultos y 15 de juveniles, y en las ranas sabaneras, 12 bacterias con esa propiedad eran de renacuajos, 21 de adultos y ocho de juveniles.

También, con ayuda de investigadores en Estados Unidos, analizó y evaluó la función de los péptidos antimicrobianos –proteínas naturales que sirven de antibiótico y barrera protectora ante enfermedades y son secretadas por glándulas en la piel– para probar si tenían una función similar a la de las bacterias.

La investigación concluyó que los péptidos ayudan a estructurar comunidades de bacterias que limitan el crecimiento y la reproducción del hongo, lo que lleva a que desaparezca de su organismo y no se desarrolle la enfermedad.

Para Mauricio Rivera Correa, presidente de la Asociación Colombiana de Herpetología, se está “demostrando que hay algunas especies que evolutivamente han desarrollado mutualismos para defenderse de agentes externos” y es un claro ejemplo de la forma en que se pueden entender fenómenos mundiales en un país megadiverso.

La enfermedad

La quitridiomicosis es la enfermedad producida por el hongo Bd y está incluida en la lista de las 117 enfermedades animales, infecciones e infestaciones definidas por la Organización Mundial de Sanidad Animal. El hongo se propaga luego de que sus zoosporas -cuerpos microscópicos de su reproducción- llegan al animal por el agua. De esta forma, el microorganismo afecta las proteínas de la piel porosa de los anfibios hasta matarlos.

DAVID ALEJANDRO LÓPEZ BERMÚDEZ
Escuela de Periodismo EL TIEMPO
@lopez03david

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.