Seis iniciativas que se unen a la lucha contra el plástico

Seis iniciativas que se unen a la lucha contra el plástico

Las personas son conscientes de esta problemática, y en el mundo ya hay propuestas para combatirla.

Vaso hecho con bagazo de caña

Una de las iniciativas son vasos elaborados con un material que tiene como materia prima el bagazo de la caña.

Foto:

Cortesía Carvajal Empaques

Por: Daniela Pinto Molinares
18 de marzo 2019 , 09:40 p.m.

La contaminación por plástico volvió a encender alarmas la semana pasada, en la Cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en Nairobi (Kenia). Allí, la ONU publicó tres informes en los que destaca que cerca del 80 por ciento de la basura marina está compuesta de plástico.

Desechos que se encuentran en todos los océanos del mundo, especialmente en zonas costeras y entornos de arrecifes, sostiene el informe ‘Plásticos y arrecifes de coral de aguas poco profundas’.

Otro de los problemas reportados es la falta de metodología para informar sobre la cantidad de desechos plásticos en el océano. Por ejemplo, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico que tienen un promedio de uso de 5 minutos y demoran en descomponerse 150 años, según estimaciones de la ONU.

Cada minuto se compran un millón de botellas de plástico que tienen un promedio de uso de 5 minutos y demoran en descomponerse 150 años

Para mantener un control en los desechos, el informe ‘Pautas para el monitoreo y evaluación de basura plástica y microplásticos en el océano’ recomienda crear un análisis estadístico compartido entre países para tener una perspectiva global de la problemática.

Según Jerker Tamelander, jefe de la unidad de arrecifes coralinos de la ONU, “la basura plástica marina afecta hoy a más de 800 especies a través de la ingestión, el enredo y el cambio en sus hábitats”.

En la cumbre se firmó un acuerdo que establece el compromiso de reducir significativamente los productos plásticos para el 2030, en coordinación con el sector privado, para encontrar productos asequibles y respetuosos con el medio ambiente. Ya hay varias iniciativas para combatir el plástico, en especial de un solo uso, que se encuentran en el mercado.

Estos son algunos ejemplos recientes:

Alimentos desnudos
Alimentos desnudos

En las estanterías se ha abandonado completamente el plástico.

Foto:

iStock

Es una campaña en Nueva Zelanda que busca exhibir los alimentos frescos en los supermercados sin utilizar envases ni bolsas plásticas. En las estanterías se han abandonado los plásticos completamente, e incluso cuentan con un nuevo sistema de refrigeración en el cual se exhiben las frutas y verduras ‘desnudas’.

En el 2018 se firmó en Nueva Zelanda la Declaración de Embalajes Plásticos para que los envases sean 100 por ciento reutilizables, reciclables o compostables para el 2025 o antes. Con 'Food in the Nude' (alimentos desnudos), las personas pueden ver el estado de los alimentos antes de comprarlos. Las ventas han aumentado en varios sitios.

Con semillas de aguacate
Biofase

Cubiertos hechos con semillas de aguacate.

Foto:

Tomada de la página www.biofase.com.mx

El ingeniero químico mexicano Scott Munguía descubrió en 2011 que el biopolímero presente en el maíz para producir bioplásticos también está en las semillas de aguacate.

Tres años después fundó la empresa Biofase, que comercializa productos bioplásticos hechos un 60 por ciento de biopolímero de aguacate y un 40 por ciento con compuestos orgánicos.

Es un proceso circular: los cubiertos, al desecharse, se reintegran al medio ambiente; el aguacate, al crecer, remueve el dióxido de carbono de la atmósfera, es consumido por las personas, y con la semilla se crean de nuevo los bioplásticos.

Vasos de bagazo de caña
Vaso hecho con bagazo de caña

Ya se encuentran en supermercados del país.

Foto:

Cortesía Carvajal Empaques

Los vasos son elaborados con un material que tiene como materia prima el bagazo de la caña, es decir, el residuo vegetal luego que se extraen los jugos para la producción de azúcar.

Según Pedro Felipe Carvajal, presidente de Carvajal Empaques, así se aprovechan al máximo los recursos naturales. “Se extrae la celulosa que contiene el bagazo de caña, para luego fabricar cartulina, que se convierte en vasos o cajas de bagazo, aptas para envasar alimentos”.

Actualmente se están usando en supermercados colombianos y en países como Perú y Chile.

De almidón de yuca a bolsas
Bolsas hechas con almidón de yuca

La empresa también produce envases de alimentos sostenibles, artículos de hostelería y hasta ponchos.

Foto:

Tomada de Instagram @Avanieco

El proceso tradicional para fabricar las bolsas de plástico se replica, pero con almidón de yuca y otros ingredientes naturales.

La idea fue de Kevin Kumala, un indonesio que utiliza la misma maquinaria de las bolsas convencionales para elaborar un producto que ayuda al medioambiente, con la marca Avani.

Las bolsas tienen la misma función que las convencionales, y, según la página web, se recomienda compostarlas en casa para que entre 60 y 90 días se conviertan en nutrientes para la naturaleza.

Además de la bolsa, la empresa produce envases de alimentos sostenibles, artículos de hostelería y hasta ponchos hechos de recursos renovables.

Nevera social
Nevera social

Se trata de una nevera que busca reducir el desperdicio de comida.

Foto:

Tomada de Facebook Heladera Social

En Argentina, tres dueños de locales comerciales vieron que las personas buscaban comida en sus contenedores de basura. A partir de allí, decidieron ubicar una nevera en la vía pública con el objetivo de reducir el desperdicio de comida.

Luis Manuel Pondal, Fernando Ríos y Daniela Viña depositaron en la nevera los alimentos preparados que no alcanzaban a vender con un cartel de ‘Retira libremente lo que necesites’.

Pronto, los vecinos del sector empezaron a depositar ahí los alimentos que les sobraban, marcándolos con la fecha en que los cocinaron.

Turbinas que recolectan plástico
Turbinas que recolectan plástico

Se pueden instalar en embarcaciones fluviales.

Foto:

Tomada de Twitter @Ichthion

Se trata de unas turbinas que pueden filtrar y recolectar hasta 80 toneladas diarias de desechos plásticos, de diferentes tamaños, en los ríos para evitar que lleguen al océano. Las diseñó el ecuatoriano Inty Grønneberg.

Las turbinas se pueden instalar en embarcaciones fluviales para que recojan estos residuos en sus viajes normales. Obtienen la energía a partir del flujo de agua que pasa por ellas.

Según informe de la ONU, en el 2010, 192 países generaron cerca de 275 millones de toneladas métricas de desechos plásticos.

DANIELA PINTO MOLINARES@Daniela_Paola_P

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.