¿Sabía que en Colombia hay perros pensionados? Así viven su retiro

¿Sabía que en Colombia hay perros pensionados? Así viven su retiro

La veterinaria y subteniente Yeimi Bucurú cuenta cómo son los cuidados que reciben estos caninos.

Perrita Mona y Yeimi Bucurú

Mona hace parte del grupo de 60 animales al cuidado de los expertos en caninos de la Dirección Antinarcóticos.

Foto:

Diana Ravelo

Por: Diana Milena Ravelo Méndez
29 de agosto 2018 , 09:30 a.m.

Los colombianos le debemos a los perros más de lo que podamos imaginar. Gracias a ellos se han salvado miles de vidas, se han logrado liberaciones de secuestrados y hasta se han evitado delitos.

Nuestro país cuenta con héroes de cuatro patas que salen mañana a mañana a entregarlo todo por los ciudadanos. Su labor, ser el compañero de algún uniformado para trabajar en la tarea de los antiexplosivos o antinarcóticos. Guía y canino se vuelven uno solo en el campo de batalla contra el delito.

“El país debe saber que estos animalitos lo dan todo por la nación en cada una de las labores que hacen. Ya sean caninos antinarcóticos, especialistas en la búsqueda de personas o antiexplosivos, es muy importante lo que hacen. Evitan que salgan cargamentos de drogas del país, evitan que personas caigan en una mina quiebrapatas , son héroes”, afirma Yeimi Paola Bucurú Rodríguez, médico veterinaria de la Dirección Antinarcóticos.

Sí, no es una labor fácil ni para cualquiera. Lo que hace que cuando lleguen a su etapa de geriátrica merezcan entrar en un estado de reposo como recompensa a su esfuerzo y dedicación. Es decir, pasan a ser perros pensionados.

EL TIEMPO visitó el lugar en donde son cuidados aproximadamente 60 perritos geriátricos bajo la guía de la Dirección Antinarcóticos y a continuación hace un reconocimiento a tres de estos animales.

Mona, la famosa
Perrita Mona

Mona, una adorable canina que ama compartir con los niños.

Foto:

Diana Ravelo

Es una labradora retriever dorada, de ahí su nombre. Tiene diez años y medio. Para muchos es toda una diva, pues luego de ser reconocida como una de las mejores uniformadas caninas y llevarse el mérito canino dos veces, salió en medios de comunicación nacionales e internacionales pues se convirtió en el terror de los narcotraficantes del Caribe y pacífico colombiano. Tan solo en 2012 detectó 392 kilos de cocaína ocultos en el cielo raso de una vivienda. Sus cifras la convirtieron en una uniformada récord.

Actualmente lleva un año en la unidad y se ha vuelto el centro de atención de los niños que visitan el lugar. Está esterilizada y como los años no llegan solos actualmente presenta un cuadro de hipotiroidismo, por eso está en tratamiento médico constante. Es una canina activa pese a su obesidad y es muy amable, se caracteriza por expresar sencillez, cariño y tener aún una relación muy cercana con su guía, quien todavía la visita.

Bandorroco, el abuelo
Bandorroco

Bandorroco, un viejito lleno de sabiduría y ganas de vivir.

Foto:

Diana Ravelo

Es un labrador dorado, macho y ya tiene 15 años. Lo consideran el abuelo del lugar. Trabajó como antiexplosivos y tuvo bastantes detecciones. Llegó por su estado geriátrico y porque perdió la movilidad en sus paticas traseras por una displasia de cadera consecuencia de un desgaste articular por su edad. Hoy en día recibe tratamientos médicos, fisioterapias y es un vivo ejemplo de que el cariño hace milagros. El compartir con otras mascotas y el cariño de sus veterinarios logró que empezara a tener una asombrosa mejoría y por eso ya puede caminar.

Enya, la mordelona
Perrita Enya

Enya, la perrita que hace las veces de ayudante y enfermera.

Foto:

Diana Ravelo

Es una canina antinarcóticos que llegó del puerto de Urabá a pasar su tiempo de reposo en Bogotá. Es de las más jóvenes del grupo y se pensionó antes de tiempo pues la erliquia dañó su retina y quedó ciega. Aunque puede decirse que es pequeña comprada con otras razas, se ha vuelto la ayudante de quienes trabajan en la unidad. Tiene seis años de edad y es una pastor belga malinois hembra. Tuvo varios positivos en el puerto en el que se encontraba, trabajó hasta los cuatro años y por seguridad fue enviada a retiro. Cuando se emociona tiende a chasquear los dientes, a tal nivel que puede llegar a pellizcar a alguien en la cola de la emoción.

¿Cómo es la vida de estos héroes de cuatro patas? Una experta responde
Caninos de la Dirección Antinarcóticos.

Gracias a la labor de estos animales muchas vidas se han salvado en el país.

Foto:

Diana Ravelo

Según cuenta la subteniente Yeimi Paola Bucurú, la vida laboral de estos animales empieza entre los 15 y 18 meses en la Escuela de Guías y Adiestramiento Canino de la Policía en Facacativá. Allá se hace una selección y si tienen las habilidades necesarias empiezan a aprender jugando bajo la asesoría de expertos. Poco a poco se hace un acercamiento a la sustancia que detectarán y duran tres meses aprendiendo de la mano de su guía.

“Cuando llegan a la Dirección de Antinarcóticos tienen un reentrenamiento diario. Ellos colaboran con nosotros hasta que cumplen los siete años. Aunque, si siguen desempeñando un buen trabajo y disfrutando de lo que hacen, pueden llegar a los 9 o 10. Si vemos que estos animalitos no pueden buscar bien, son retirados del servicio pues lo que menos queremos es sobrecargarlos”, agrega la uniformada.

Ellos colaboran con nosotros hasta que cumplen los siete años. Aunque, si siguen desempeñando un buen trabajo y disfrutando de lo que hacen, pueden llegar a los 9 o 10

Cuando se evalúa que no pueden seguir se les hace una revisión, controles con muestras de sangre para saber cómo está su condición interna y entran a su tiempo de reposo.

A través de la Dirección Antinarcóticos se trabaja para darle la vida que se merecen a estos animales: tienen una persona 24 horas cuidándolos y revisando su salud, se les da la alimentación adecuada, tienen sus días de baño, corte de uñas, limpieza de oídos y se desarrolla toda la parte preventiva de enfermedades. A veces se hacen caminatas, pero esto depende del estado del perrito ya que con los años se les puede llegar a dificultar movilizarse.

Con mucho cariño uniformados trabajan para darle la vida que se mereen a estos animalitos que después de darlo todo merecen pensionarse y ser atendidos en medio de descansar, comer y jugar.

¿Le gusta leer #LaHistoriaDeMiMascota? Espere cada miércoles un artículo nuevo sobre una especie diferente.

Recuerde que puede compartirnos la historia de su mascota al correo diarav@eltiempo.com.

Por si se lo perdió, estos han sido algunos de nuestros artículos en semanas pasadas

DIANA MILENA RAVELO MÉNDEZ
Twitter: @DianaRavelo
ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.