Día Mundial del Agua: así se veían en el pasado estos ríos colombianos
Galería
RÍOS 1
Carlos Capella / EL TIEMPO

El 22 de marzo se celebra  el Día Mundial del Agua, una fecha donde se conmemora el recurso hídrico más valioso para el ser humano. Sin embargo, el uso excesivo e innecesario del líquido hace que se deterioren los ecosistemas principales de los territorios junto con sus fuentes de agua, ya sean caudales, ríos, pozos, riachuelos o hasta mares.

RÍOS 2
Vanexa Romero / EL TIEMPO

En este día se conmemoran los principales ríos de Colombia, se revisa su transformación a lo largo del tiempo y los proyectos políticos o públicos que los cobijan.

RÍOS 3
Archivo Particular

El río Magdalena es uno de los cuerpos de agua más conocidos de Colombia. Desembocando en el Mar Caribe, el río es navegable desde Honda, Tolima, hasta su desembocadura. Este afluente es tan vasto que su cuenca ocupa el 24 % del territorio colombiano. Este río se ha usado para la navegación transversal no solo dentro del país, sino también a los territorios que limitan con Colombia. La foto muestra parte del río en Barrancabermeja, en 1960.

RÍOS 4
Archivo Particular

El inicio de la industrialización en Colombia en el siglo XX empezó a deteriorar el medio ambiente en términos generales. El río Magdalena no fue ajeno a los desechos y la deforestación que se incluía en los proyectos empresariales. Sin embargo, el río continúa siendo una vía fundamental para la navegación, por ello cuenta con diversos embalses artificiales e hidroeléctricas. La foto muestra una especie de muelle en 1994, en Gamarra, Cesar.

RÍOS 5
Archivo Particular

El río de Bogotá es uno de los más reconocidos de Colombia y el principal cauce fluvial de la sabana de la capital colombiana. Actualmente este río presenta unos índices de contaminación considerables, a pesar de haber sido sometido a varios tratamientos de limpieza durante décadas. La imagen muestra el estado del río en 1994.

RÍOS 6
Jorge Parga / EL TIEMPO

El río nace en el municipio de Villapinzón, en Cundinamarca. Desde allí, varias transformadoras de cueros animales arrojan sus desechos en el afluente. El negocio de las pieles se ha desarrollado de manera vertiginosa, por lo cual cada vez es más complejo sancionar a los culpables por la contaminación. Tras el paso por el municipio, el ingreso a la sabana también responde a procesos industriales con desechos voluminosos que terminan residiendo en el río. Asimismo, el río Bogotá recibe la contaminación de otros dos afluentes que lo abastecen: el río Tunjuelo y el río Juan Amarillo. En la imagen, una niña tapa su nariz por el olor que desprende este río. La foto es de 1994.

RÍOS 7
Rafael Espinosa / EL TIEMPO

Particularmente, desde el Río Juan Amarillo hasta el Salto de Tequendama, el río Bogotá se considera un cuerpo de agua muerto, pues no es capaz de producir vida alguna, ni siquiera microbiótica. La contaminación, sumada a la planicie que evita el flujo rápido de agua, produce este fenómeno de inexistencia de seres vivos. La imagen de marzo de 2003 muestra el río Tunjuelito, uno de los principales afluentes del río Bogotá.

Río Bogotá
Carlos Julio Martínez / Archivo EL TIEMPO

Aproximadamente desde 1950, se viene planteando la necesidad de tratar las aguas residuales del río. En 1994, el Distrito entregó en concesión la construcción, operación, mantenimiento y transferencia de la primera fase de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Salitre hasta 2027. La planta inició operaciones en el año 2000. En la imagen, el estado del río Bogotá en 2004.

RÍOS 9
Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Este río ha sido tema de discusión de todas las administraciones locales que pasan por Bogotá. Lo que antes era un cuerpo de agua para, literalmente, hacer paseos de olla a comienzos del siglo XX, ahora es un tema fundamental en la agenda medio ambiental de las políticas públicas. La imagen muestra el aspecto del río en el sector de Tocancipá, en mayo de 2011.

RÍOS 10
EL TIEMPO

El río Atrato es uno de los más navegables de Colombia. Nace en el Cerro del Plateado en Carmen de Atrato y desemboca en el Golfo de Urabá, en el Mar Caribe, siendo su curso la frontera departamental entre Chocó y Antioquia. Posándose en la rivera de Quibdó, se convirtió en una vía muy útil para la navegación, la pesca y diversos recorridos marítimos.

Río Atrato
Janeth Ramírez / Archivo EL TIEMPO

El río Atrato bordea de diversas maneras territorios del país. En sus riveras, se realizan caseríos y núcleos urbanos de vivencia. Entre ellos aparece el Quibdóma, Curvaradó, La Honda, Cacarica; entre otros. Esto da cuenta de la importancia para las poblaciones del río Atrato, quien no ha estado tampoco exento de sufrir las consecuencias de la industrialización. La imagen es de 1995.

RÍOS 12
Abel Cárdenas / EL TIEMPO

La gran navegabilidad del río y las ubicaciones transversales del mismo han dado pie a propuestas de construcción de canales interoceánicos, pues desde el Atrato se puede salir al océano Atlántico y al océano Pacífico.

RÍOS 13
Diego Guerrero / EL TIEMPO

El río Vaupés, al igual que el río Atrato, posee caseríos y formas de vida en sus inmediaciones. Es el afluente más caudaloso del río Amazonas. No solo recorre las selvas colombianas, sino que también tiene un paso por Brasil.

Río Vaupés
Hernando Herrera / Archivo EL TIEMPO

El río nace gracias a la unión del río Itilla y el río Unilla. Tras la conglomeración de las aguas, baja por las localidades de Miraflores, Puerto Silvania, Santa Rosa y Mitú, capital del departamento de Vaupés, de donde obtiene su nombre.

RÍOS 15
EL TIEMPO

La sociedad geográfica de Roma financió la primera gran exploración del río en 1881, realizada por Ermanno Stradelli. Sus resultados fueron publicados en revistas científicas en 1890. El abastecimiento de agua fortalece las actividades relacionadas con la pesca. El río Vaupés no se encuentra del todo contaminado, a pesar de recibir (como todos los caudales colombianos) los efectos de la industrialización iniciada en el siglo XX.

Medio Ambiente 21 de marzo de 2018 , 10:58 p.m.

Día Mundial del Agua: así se veían en el pasado estos ríos colombianos

En esta fecha se abre el álbum fotográfico de algunos afluentes del país.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.