‘Ecopetrol no está tomando medidas ante recurrentes derrames de crudo’

‘Ecopetrol no está tomando medidas ante recurrentes derrames de crudo’

Según la Contraloría, ocurrieron 27 contingencias que la Anla no tenía reportadas.

Refinería Barrancabermeja

Resultados de Ecopetrol destacan el récord de 35 mil barriles en la Gerencia del Río.

Foto:

Jaime Moreno Vargas

Por: Tatiana Rojas Hernández
09 de noviembre 2020 , 09:17 p. m.

La refinería de Barrancabermeja, ubicada a orillas del río Magdalena, una de las primeras zonas del país en las que comenzó la explotación petrolera en 1917, es el lugar en donde Ecopetrol, sin ninguna sanción, ha quebrantado algunas normas ambientales, asegura un informe de la Contraloría, entregado este año, y que describe tres graves hallazgos en su operación.

(Le puede interesar: 60 años de Parques Nacionales: estos son las áreas que puede visitar)

De acuerdo con Óscar David Rivero, ingeniero de petróleos y líder de la auditoría de la Contraloría, el ente de control se enfocó en analizar el cumplimiento de la actualización del Plan de contingencia y atención de emergencias de esta refinería y las medidas tomadas para corregir las contingencias, como los vertimientos de crudo a fuentes de agua que han ocurrido en los últimos años.

En sus hallazgos, según Rivero, encontraron que “Ecopetrol no actualizó el plan de contingencia en el 2019, como le exigió la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla). Su última actualización fue en el 2015”, le dijo a EL TIEMPO.

Al respecto, agrega Rivero, “Ecopetrol le envió información incompleta a la Anla, sin que esta entidad le exigiera nada. Esto evidencia que la Anla no revisó esa información ni adelantó ningún proceso sancionatorio por ese incumplimiento”.(También: Cambios masivos en los animales del Ártico por el cambio climático)

Se entiende que haya uno o dos derrames al año, pero si el mismo derrame ocurre por las mismas causas en un mismo año, ya no es una contingencia ...

EL TIEMPO consultó a Ecopetrol sobre lo manifestado por la Contraloría, y mediante un comunicado la empresa asegura que la situación ya fue aclarada con las autoridades ambientales hace aproximadamente dos meses.

“La refinería de Barrancabermeja cuenta con un plan de contingencia. Este plan se encuentra actualizado de conformidad con lo establecido en el artículo 42 de la Ley 1523 de 2012 y el decreto 2157 de 2017”, dice la compañía en el comunicado.

Pero para la Contraloría, esta no es una respuesta satisfactoria, pues es grave que aún no hayan cumplido la orden de la Anla, especialmente porque la refinería de Barrancarbermeja, construida hace 100 años, “no ha sido modernizada, como lo había planeado Ecopetrol en años anteriores, por lo que tiene muchas deficiencias tanto en tubería como en drenajes, lo que hace que se presenten muchas contingencias”.

(Recomendado: Organizaciones rechazan amenazas a líderes del Magdalena Medio)

De ahí que, según Rivero, en un año se presentaron 27 contingencias con afectaciones al agua (no se incluyen afectaciones a la calidad del aire), “que si se comparan con la refinería de Cartagena, que tiene como tres al año, eso sería mucho”, explica el experto.

Estas contingencias, según la Contraloría, son especialmente vertimientos de crudo al río Magdalena y al caño El Rosario, que, aunque son cantidades pequeñas (un barril o menos de un barril, según Rivero), sí son recurrentes.

“En el caño Rosario se nota la acumulación de crudo, y la comunidad se queja mucho, incluso hay reportes de cómo sacan el crudo del fondo del caño”, agregó Rivero.

Estos vertimientos se dan, según Rivero, por defectos en la tubería y por rebrotes, es decir, se retienen residuos de hidrocarburos, se tapona un canal o drenajes, y cuando llueve se rebosa y llega hasta la fuente hídrica.

“Se entiende que haya uno o dos derrames al año, pero si el mismo derrame ocurre por las mismas causas en un mismo año, ya no es una contingencia que no se puede prever, ya se tienen que tomar medidas, porque es recurrente”, explica el funcionario.(También: Casi 700 detenidos en una operación contra el tráfico de animales)

¿Qué dice Ecopetrol?

Sin embargo, Ecopetrol asegura que no es cierto que la refinería de Barrancabermeja no esté modernizada. “Actualmente se ejecuta un plan de inversiones por 500 millones de dólares en proyectos que buscan garantizar la reducción de los impactos al medioambiente”.

Pero, además, niegan que los incidentes a los que se hace referencia en el informe sean derrames o afectaciones a cuerpos de aguas de la región. Y agregaron: “A través del programa Formación Intrínsecamente Seguros se permitió disminuir, desde el 2017 a la fecha, en más del 75 por ciento el número de incidentes ambientales en cuerpos de agua, en su mayoría generados por eventos de altas lluvias”.

No obstante los argumentos de Ecopetrol, para Óscar Sampayo, líder de la región, la Contraloría ratifica las denuncias que han hecho en los últimos 15 años sobre los impactos ambientales de la refinería de Barrancabermeja.

“Sin embargo, nos preocupa saber que Ecopetrol no ha hecho lo suficiente para contener y evitar que estos derrames sucedan con frecuencia. Dos millones de metros cúbicos de lodo contaminado han sido vertidos en los alrededores de la refinería, eso muestra los pasivos ambientales que hay en el territorio”, dice Sampayo.

¿Cuál es el costo ambiental de estas contingencias? Aunque la Contraloría cita informes en los que se narran afectaciones en la disminución de la pesca e incluso impactos en la salud de las poblaciones, debido al consumo de aguas con trazas de contaminantes o por bioacumulación de hidrocarburos y sustancias tóxicas en los pescados de los que se alimentan, Sampayo sostiene que no se han cuantificado los costos ambientales de estos derrames.

Por otro lado, sobre esas contingencias, la Contraloría encontró que hay inconsistencias en la información presentada por Ecopetrol. En efecto, el informe dice que la Anla no tenía todos los reportes de contingencias que se presentan en la refinería de Barrancabermeja de Ecopetrol, pero la Corporación Autónoma de Santander, sí.

Esto ocurre, según Rivero, “porque hay una división de competencias que afecta el flujo de la información. Ellos pueden coordinar y subir esa información a la misma plataforma. O coordinar entre la Anla y Ecopetrol, para que la empresa les informe todas las contingencias, no importa cuál sea la fuente”.

(Lea también: #LOVI: ¿Por qué nos acostumbramos a ríos como cañerías?).

El tercer hallazgo se basa en el registro histórico de daños ambientales de la refinería. Según el ente de control, aunque han saneado los problemas de una parte de la refinería, quedó una “pluma contaminante” que Ecopetrol está monitoreando constantemente, pero que igual sigue contaminando.

“Ecopetrol tiene unos canales para evitar que esa contaminación llegue al caño El Rosario, pero esas medidas solo están dispuestas hacia un lado de la refinería. Sin embargo, en los reportes que hace Ecopetrol de esas contingencias indica que en temporada seca la dirección de la pluma cambia por la presión. Entonces, no va hacia el caño, sino hacia el río Magdalena”, afirma Rivero.

Y concluye: "Si Ecopetrol tiene identificado eso, que puede ocurrir año a año, en temporada seca, no ha impuesto medidas para evitar que esa contaminación llegue al río Magdalena. Hoy no se sabe qué cantidad está saliendo, si se está conteniendo ese residuo que sale de la pluma".

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
leyroj@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.