La increíble historia de Elvis, un perro con mucha suerte

La increíble historia de Elvis, un perro con mucha suerte

Una vida de tragedia pero con final feliz. Primer capítulo de ‘La historia de mi mascota’.

Elvis, Perro de Jenny Gómez

La historia de mi mascota

Foto:

Cortesía Diego Correa

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de abril 2018 , 02:25 p.m.

Elvis Antonio Crespo es un perro criollo de 7 años. Y toda su vida ha tenido una estrella que lo cuida. Que no lo lo deja solo. Que lo rescata, milagrosamente, cuando todo parece haber terminado. Para hacerse a una idea de lo que ha padecido basta con saber que antes lo llamaban ‘Sarna’. Y hacía honor a ese remoquete . Con gusanos de dos centímetros en su cuerpo y la piel llena de llagas, en agosto del año pasado estaba más muerto que vivo.

Su historia, relatada por Jenny Gómez, la mujer que le salvó la vida y con la que hoy comparte días felices, tiene todos los tintes de un melodrama. Sus años de juventud, según se enteró Jenny, los pasó en una población de Antioquia. Era zona roja, con campos minados. Por eso, sus ‘dueños’ lo enviaban por delante para que al pasar le estallara algún artefacto explosivo y así ‘limpiar el camino’.

Pero quiso su estrella que nada explotara jamás bajo sus patas y que al mismo tiempo apareciera una familia que, al verlo desnutrido, rechazado y con la piel escoriada, decidió traerlo a La Calera, un municipio a menos de una hora de Bogotá.

Elvis, perro de Jenny Gómez

Desnutrido, con la piel llena de cicatrices. Así encontró Jenny Gómez a Elvis

Foto:

Cortesía Diego Correa

Elvis, perro de Jenny Gómez

Neumonía y desnutrición padecía Elvis.

Foto:

Cortesía Diego Correa

elvis Perro de Jenny Gómez

El cuadro del perro era crítico.

Foto:

Cortesía Diego Correa

Elvis, perro de Jenny Gómez

Gusanos de dos centímetros estaban devorando por dentro a Elvis,

Foto:

Cortesía Diego Correa

“Les costó un millón de pesos traerlo a él y a otros dos perros a la ciudad. Su estado era lamentable. Tenía neumonía, olía horrible, tenía llagas en la piel y estaba lleno de gusanos. Todo el mundo lo apartaba y lo echaba a un lado”, recuerda Jenny, quien alterna su pasión por la actuación con la devoción por los animales.

En manos de esta pareja parecía que los días de dolor para ‘Sarna’ se superarían. Pero no. El destino le tenía reservado otro golpe : a los pocos días de estar en su nuevo hogar, se perdió. “La finca donde estaba no tenía cerramientos. Y el perrito simplemente se salió. Y ellos tampoco lo buscaron. Yo creo que vieron que el tratamiento era caro y por eso no hicieron mayor esfuerzo”, relata Jenny.

Elvis, perro de Jenny Gómez

Elvis, completamente recuperado.

Foto:

Cortesía Diego Correa

Elvis, perro de Jenny Gómez

En agosto estaba al borde de la muerte, hoy es un perro activo y muy alegre.

Foto:

Cortesía Diego Correa

Elvis, perro de Jenny Gómez

"Camina mucho. Es lo que más ama hacer", dice Jenny sobre Elvis.

Foto:

Cortesía Diego Correa

Elvis, perro de Jenny Gómez

Dice Jenny que en el rostro de Elvis se refleja todo el agradecimiento

Foto:

Cortesía Diego Correa

Parecía un destino marcado. Sin rumbo por La Calera, con la piel cada vez peor en cuanto a llagas y desnutrido, nuestro héroe era solo piel sucia pegada a los huesos. “Yo iba paseando por el páramo con Mia Caridad, mi otra perrita y Belén, la perrita de Chichila (la actriz Cecilia Navia), cuando me salió en el camino este perro. Yo lo espanté, porque temía que peleara con los otros. Pero luego me di cuenta que se quedó a mi lado. Caminó conmigo y no se quiso ir”.

No era fácil aceptar en casa a un perrito en tan precaria condición. Su tratamiento sería costoso. Además, con Mía Caridad y un gato llamado Chester Mateo (ambos también adoptados), parecía completa la ‘cuota peluda’ en el hogar que comparte con Diego Correa, su esposo. Eso sumado a que Jenny, en ese momento, estaba sin trabajo.

Pero de nuevo, apareció la estrella. No solo quedó en el olvido su horrendo primer nombre, sino que apareció una madrina que se encargaría, a distancia, de su sustento económico. Y comenzó el fin de la pesadilla. ‘Sarna’ quedó atrás y le dio paso a Elvis Antonio Crespo. Y poco a poco, con paciencia y cuidados veterinarios, su semblante cambió.

“Yo le dije: ‘Mi amor, no te voy a dejar solo’. Y su nobleza desde ahí fue increíble. Por dentro estaba lleno de gusanos, en situación crítica. Estuvo hospitalizado 15 días con diarrea y bajo de peso. Y las cirugías las aguantó muy tranquilo. Tan agradecido que no intentó morder o incomodar pese a que no se le puso anestesia”.

Jenny, junto con varios amigos, tienen una fundación: Patitas Campesinas. Y a través de ella apareció el hada madrina: Pilar Gracia, quien religiosamente consigna el dinero necesario para la alimentación y otros elementos claves para el cuidado de la piel de Elvis.

Elvis, perro de Jenny Gómez

La de Elvis, una historia con final feliz.

Foto:

Cortesía Diego Correa

“Con cuidados, vitaminas, limpiezas y dedicación, Elvis salió adelante. Y en su cara se le ve. Hoy su cara es de felicidad. Y pese a ser callejero es obediente, super tierno y un guardián increíble. Cuando caminamos va a delante y percibe a la gente mucho antes que aparezca. Con él me siento segura”.

Ese día de agosto, cuando salió al encuentro con Jenny, a ‘Sarna’ le quedaban pocos días de vida. Pero su estrella, la que lo ha mantenido con vida a pesar de tanto dolor, decidió darle una segunda oportunidad. Un segundo nombre. Una segunda vida.¿Quiere que su mascota aparezca en EL TIEMPO? Escríbanos a mascotaseltiempo@gmail.com Todas las historias son valiosas para este espacio.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.