Código de barras: así planean clasificar más de un millón de especies

Código de barras: así planean clasificar más de un millón de especies

BioAlfa propone usar el código de barras genético para identificar las especies de Costa Rica.

Martilla

Una martilla, una especie de mamífero carnívoro en una zona boscosa en San José (Costa Rica).

Foto:

Foto: EFE/ Jeffrey Arguedas

Por: Jeremy Jance*
18 de mayo 2020 , 09:49 p.m.

Daniel Janzen, biólogo evolutivo de la Universidad de Pennsylvania, y su socia Winifred Hallwachs, ecóloga tropical, están a punto de comenzar algo a lo que nadie ha conseguido acercarse remotamente desde que Carl Linnaeus empezó la clasificación sistemática de las especies a mediados del siglo XVIII. Es un proyecto denominado BioAlfa, con el que intentarán identificar cada una de las especies de Costa Rica a través de un código de barras.

“Cuando Costa Rica empiece a conocer seriamente sus más de un millón de especies multicelulares —quiénes son, qué hacen, dónde están, cómo encontrarlas cuando queramos y ponerlas a disposición del público en la red— será el primer país tropical que se convertirá seriamente en bioalfabetizado”, escribe Janzen.

Durante los últimos 270 años, en total, los científicos de todo el mundo han descrito aproximadamente dos millones de especies. Janzen cree que el pequeño país de Costa Rica acoge más de un millón de especies multicelulares. Y espera que, con solo una década de esfuerzo, podríamos llegar a conocer la gran mayoría y proporcionar esa información al público a través de la red.

Le puede interesar: 'El avispón asiático no llegaría a Colombia': Instituto Humboldt


Con este fin, Janzen y Hallwachs han logrado un acuerdo con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, que da a BioAlfa “importancia nacional” y asegura que todos los resultados de procesar el código de barras del ADN serán puestos en el dominio público. “Un paso que ningún otro país tropical ha tomado por su biodiversidad”, dice Janzen.

Así que, ¿cómo identificarán todos esos cientos de miles de especies que han conseguido eludir a los científicos durante casi 300 años? La respuesta es: rápida clasificación del código de barras genético.También: El cambio climático acabó con la megafauna en Australia, según estudio

(El código de barras del ADN) te dice que hay seis especies de jirafas, tres especies de orcas y dos especies de elefantes africanos

El potencial del código de barras

Los científicos, trabajadores de campo recopilan especies en Costa Rica. Luego, a estos especímenes se les toma el código de barras del ADN: no leen la cadena completa, los expertos solo leen una secuencia muy corta en un área ya identificada, que diferencia a unas especies de otras. Básicamente, esto da un “nombre” genético a las especies que puede ser introducido en una base de datos.

“(El código de barras del ADN) te dice que hay seis especies de jirafas, tres especies de orcas, dos especies de elefantes africanos”, dice Janzen –y agrega–; “te dice qué especie de mosquito te acaba de picar y qué tipo de enfermedad llevaba en su saliva o su sangre”.

(Siga leyendo: Gobierno y cooperación internacional apuestan al turismo sostenible).

Janzen y Hallwachs ya han clasificado el código de barras genético de alrededor de medio millón de especímenes que representan unas 50. 000 especies desde mediados de la década del 2000 con el Centro de Biotecnología Genómica (CBG), un programa de la Universidad de Guelph en Canadá. Siguen enviando los individuos de su grupo al CBG para clasificar su código de barras genético y la información es guardada en la base de datos Barcode of Life DataSystem, o Bold.

Sin embargo, BioAlfa necesitaría un aumento considerable en el número de especímenes recopilados y analizados en Costa Rica. En un período de 10 años el programa espera clasificar el código de barras de millones de individuos. Y saben que la nueva tecnología lo haría más fácil.

Para Jensen pronto existirá “un lector de código de barras de bolsillo personal, muy barato, reutilizable, no reactivo”. Asegura que semejante producto está “ahora en pleno desarrollo” en varias empresas.

(Además: Rociar calles con desinfectante es peligroso e ineficaz: OMS).

Ahora, estos científicos –con 10 años de recopilación y clasificación intensiva de los códigos de barras– esperan ser capaces de identificar entre el 80 y el 90 por ciento de las especies que se encuentran el en país.

Y es que catalogar tantas especies de Costa Rica —la mayoría artrópodos (insectos y arácnidos), hongos y nematodos— supondría un logro al que ningún país se ha aproximado siquiera.

Para Janzen, ese conocimiento puede ser utilizado por casi todos los sectores de Costa Rica: salud y fármacos, educación, agricultura, investigación, turismo, contaminación y control de plagas y soporte legal. “La lista acaba tocando todas las actividades humanas”, dice.

mariposa

Un macho de mariposa morpho (Morpho amathonte) abre sus alas para un primer vuelo en ACG.

Foto:

Fotografía cortesía de Daniel Janzen/ACG.

Más allá de Costa Rica

La primera vez que Marilyn González Herrera, investigadora genética del Instituto de Investigación en Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, oyó hablar de BioAlfa fue en Noruega el verano pasado durante la 8.ª Conferencia Internacional del Código de Barras de la Vida.

Después de la reunión en Noruega, Janzen y Hallwachs viajaron a Colombia en octubre para ulteriores debates. Luego, en febrero, un grupo de investigadores colombianos visitaron a Janzen y Hallwachs en el ACG, en Costa Rica, para ver personalmente su trabajo.

Probablemente, uno de los aspectos más importantes de BioAlfa es que es un proyecto piloto: si funciona, podría replicarse fácilmente en otros países tropicales. “Un programa como BioAlfa es una oportunidad para reconectar los actores locales a la biodiversidad en su área y fomentar una forma de vida alternativa”, dice González Herrera, que señala el rápido aumento en los índices de deforestación en Colombia.

(Le puede interesar: Jueza ordena suspender audiencia pública de aspersión con glifosato).

Además, advierte que, aunque hay muchas causas que provocan la deforestación, una de las “más importantes” es que “no se da suficiente valor a la biodiversidad”.

González Herrera dice que Colombia se está tomando la idea seriamente, está examinando la implementación del piloto, “donde podemos vincular comunidades con empresas locales, instituciones gubernamentales y apoyo académico regional”.

¿Una biblioteca de la vida?

El objetivo último, si usamos la metáfora de Janzen, es crear una biblioteca de la vida. Como las bibliotecas, el conocimiento sería gratis y disponible al público. Janzen dice que cree que esto creará una revolución en cómo Costa Rica, ya conocido como uno de los países “más verdes” del mundo, valorará su riqueza biológica.

“A lo que realmente se reduce esto es que, en lugar de poner un inmenso recurso de biodiversidad de los parques nacionales y guardarla en una placa dorada, significa poner la biodiversidad silvestre en la comunidad, como ofrecemos la lectura y la escritura”, dice Janzen.

En muchos aspectos, BioAlfa ya ha empezado. Janzen ha estado probándolo en el ACG durante los últimos 35 años y ha estado clasificando el código de barras del ADN durante casi 20 años.

(Lea también: Diez destinos para disfrutar en vivo y en directo).

Sin embargo, el proyecto todavía necesita una financiación considerable: Janzen estima unos 100 millones de dólares en total —la mitad para la clasificación del código de barras y recursos básicos como vehículos y trabajo remunerado, una cuarta parte para un fondo permanente y la última cuarta parte para subvenciones a pequeña escala para aplicar el conocimiento que se ha descubierto—.

Mongabay Latam
Puede leer el texto completo en: es.mongabay.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.