Así es sobrevivir en el punto más contaminado del país

Así es sobrevivir en el punto más contaminado del país

El barrio Rincón de Venecia, en el sur de Bogotá, es tan contaminado que otros males parecen menores

calidad del aire

Quienes trabajan en la zona intentan tomar precauciones para no sufrir por el aire envenenado. 

Foto:

Abel Cárdenas

Por: Ronny Suárez
25 de noviembre 2018 , 12:34 p.m.

Levantarse temprano en la mañana para alistar a su hijo Matías. Ponerle el tapabocas, llevarlo al jardín y esperar que la tos y la rinitis que lo han aquejado sus cuatro años de vida no se agraven para no tener otro episodio de urgencias domiciliarias. Esa es la rutina de Sandra Pardo y su familia que no dudan en achacarle este problema a la contaminación.

Sandra es una promotora de turismo de 34 años que lleva los últimos 36 meses arrepintiéndose de una decisión que tomó desprevenidamente. No advirtió que el lugar que escogió para vivir junto a su esposo e hijos, en el barrio Rincón de Venecia del que se enamoró por ser una bella zona residencial, estaba incrustado en el corazón de la polución en el país.

Lo supo a la fuerza, no solo por los síntomas que rápidamente ella y su familia empezaron a sentir. Abrir la ventana de su habitación es encontrarse con la fachada gigante de una fábrica productora de alimentos concentrados para animales y con una capa gris que domina el paisaje. 

Habitante Rincón de Venecia

Frente al hogar de Sandra se ubican gigantescas empresas.

Foto:

Abel Cárdenas

Rincón de Venecia está atrapado entre la avenida Boyacá, el contaminado río Tunjuelo y al menos siete fábricas grandes que lo separan de la Autopista Sur, incluido el frigorífico Guadalupe, de donde se desprenden olores nauseabundos.
A escasos metros está el cruce de la Autopista Sur y la avenida Boyacá, arterias con grandes volúmenes de transporte público y de carga, los dos agentes que más contaminan en Bogotá, según un extenso estudio de Mauricio Ángel, candidato a doctor en Salud Pública de la Universidad Nacional.

calidad del aire

Buses y camiones de carga, los que más contaminan, hacen parte del paisaje del sector a toda hora.

Foto:

Abel Cárdenas.

Allí mismo está la estación Carvajal Sevillana, que de acuerdo con el Ideam es el más contaminado de los 163 puntos de monitoreo de calidad del aire en el país con material particulado menor a diez micras (PM10) y el tercero a nivel nacional en el escalafón de partículas menores a 2,5 micras (PM2.5). En ese lugar se suele respirar aire por encima de umbrales considerados tóxicos.

“Vivo enferma, con tos, tuve incluso una neumonía que nunca me había dado –asegura Sandra–. Vivo con rinitis a toda hora. Y lo mismo pasa con mi hijo Matías. Los médicos, sin saber dónde vivo, dicen que son virus e infecciones de temporada, pero es claro que tiene que ver la contaminación”.

Impacto inmediato  y a largo plazo

En el 2017 la Subred Integrada de Servicios de Salud Sur Occidente E.S.E., que tiene cobertura en las localidades de Fontibón, Bosa, Puente Aranda y Kennedy (incluida la zona de La Sevillana), realizó 35.175 atenciones con diagnóstico de enfermedades del sistema respiratorio, de las cuales 19.429 fueron por infecciones agudas de las vías respiratorias superiores y 6.167 por enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores.

Si bien es difícil cuantificar los casos relacionados con la contaminación, Juan Carlos Hernández, coordinador de urgencias de la Clínica del Occidente, neumólogo y médico intensivista, es claro en decir que a más polución más enfermedades respiratorias, según se ha comprobado.

El médico explica dos momentos para el curso de estos males. Una exposición corta; en personas que pasan o permanecen horas en zonas de alta contaminación como La Sevillana, no genera síntomas mayores, salvo tos, dificultad para respirar y en los más sensibles molestias oculares como irritación y conjuntivitis.

Calidad del aire

La estación de monitoreo de La Sevillana registra los niveles de contaminación más altos en partículas PM10. 

Foto:

Abel Cárdenas

El lío es para quienes viven o conviven en barrios como el Rincón de Venecia y aledaños. En ellos, apunta el experto, los desenlaces más comunes van desde rinitis, sinusitis, bronquitis y bronquiolitis hasta la neumonía. El tema es grave para los que tienen enfermedades pulmonares de base, como el EPOC y para poblaciones sensibles (adultos mayores y niños).

“En urgencias lo vemos diariamente: un gran número de personas llegan con infecciones respiratorias fuera de los picos respiratorios comunes”, afirma Hernández, quien por la ubicación de la clínica atiende pacientes del contaminado suroccidente de Bogotá.

Vecinos piden soluciones

Los vecinos del barrio Venecia, en la localidad de Tunjuelito (costado oriental de la avenida Boyacá), cerca de La Sevillana, se sienten atrapados en medio de tanta contaminación. Daniel Moreno, miembro de la junta de acción comunal, residente del sector, confirma que la salud de los ancianos muestra secuelas de años de polución.
Y explica la encrucijada que enfrentan: miles de residentes de Venecia difícilmente quieren desprenderse de sus propiedades porque el barrio de estrato tres, que alguna vez fue una laguna, se ha vuelto de carácter comercial y la renta o los negocios que han montado son, básicamente, su sustento.

Como mudarse no es una opción y las gigantes autopistas que le rodean no se van a mover, buscan una reubicación de las decenas de fábricas de la zona, asegura Moreno. “O por lo menos que haya controles de emisiones de gases a las empresas y a los carros viejos que circulan por acá”, pide el líder desde un parque comunal donde el ruido es la constante.

Somos gente humilde y trabajadora. Muchos de nuestros ancianos deben respirar con ayuda de tanques de oxígeno por culpa de décadas enteras de respirar aire pesado. Y a nadie le importa porque no hemos sentido políticas públicas a favor del ambiente”, dice.

RONNY SUÁREZ
Twitter: @RonnySuarez_

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.