Secciones
Síguenos en:
¿Por qué los perros pequeños suelen ser mucho más bravos que los grandes?
Chihuhua

Al parecer, los perros machos tienen mayor tendencia a conductas agresivas que las hembras.

Foto:

iStock

¿Por qué los perros pequeños suelen ser mucho más bravos que los grandes?

Al parecer, los perros machos tienen mayor tendencia a conductas agresivas que las hembras.

FOTO:

iStock

Todo indica que los caninos pequeños son más vulnerables a tener problemas de comportamiento.

De vez en cuando la ciencia suele darle ‘un espaldarazo’ a las creencias populares.

En esta oportunidad, un artículo publicado en la prestigiosa revista científica ‘Nature’ acaba de brindar una explicación mucho más sesuda a la idea tradicional de que los perros pequeños son los más bravos’.

Según la investigación, desarrollada por estudiantes de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, los razas de perros pequeños pueden ser “más propensos a un comportamiento agresivo que los perros grandes o medianos”.

(Le puede interesar: Si me separo, ¿quién se queda con la mascota?).

De acuerdo con el estudio, que evaluó la influencia de los factores demográficos, ambientales y de comportamiento en razas de perros que se consideran puras, el peculiar adiestramiento de los dueños a los perros pequeños puede explicar, en cierta medida, la tendencia de estos a presentar serios problemas de comportamiento.

“Los dueños de perros pequeños juegan con sus perros y los adiestran en obediencia con menos frecuencia que los dueños de perros grandes y los perros pequeños también son entrenados con menos frecuencia en la casa”, se lee en la publicación.
Bajo esa lógica, el exceso de consentimiento a los canes diminutos podría ser la razón detrás de su inconfundible ‘algarabía’.

(Siga leyendo: Impresionante video muestra a cocodrilo devorándose a otro por completo).

Los boston terrier entran en esta categoría de perros pequeños.

Foto:

Archivo Particular

Bajo esa lógica, el exceso de consentimiento a los canes diminutos podría ser la razón detrás de su inconfundible ‘algarabía’.

De hecho, según resalta el artículo, el miedo que podría derivar de ese ‘cariño extremo’ “tenía un fuerte vínculo con el comportamiento agresivo. Los perros miedosos eran muchas veces más propensos a comportarse de forma agresiva”.

No en vano, a ese patrón de ladridos enérgicos y problemas de socialización que suelen presentar los perros pequeños se le adjudica al ‘Síndrome del perro pequeño’, que recoge las conductas demasiado afectuosas.

Asimismo, el estudio en mención encontró en su análisis que los perros machos tenían una mayor probabilidad de comportamiento agresivo que las hembras.

Más noticias

¿Cuáles son las mascotas más inteligentes, los perros o los gatos?

Piden rescatar a perrita pitbull abandonada en una casa de Ciudad Bolívar

¿Quiere tener un 'perro gigante' en casa? Esto es lo que debe saber

Veterinario que perdió su casa en La Palma lidera rescate de animales

'Necesito un milagro': el drama de Martha Isabel Bolaños por su mascota

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.