Los ‘nuevos’ influenciadores séniors

Los ‘nuevos’ influenciadores séniors

Son los nuevos ‘nonos’: no dejan de trabajar y no quieren caer en ‘desuso’.

red

Hoy, a sus 59 años, su revolución #eatclean amasa una comunidad de 38 mil seguidores en su cuenta de Instagram @toscareno, es una de las autoras más apetecidas del mercado healthy.

Foto:

toscareno.com

Por: Pilar Bolívar C. 
18 de febrero 2020 , 09:59 p.m.

Gracias a que aprendieron a mecanografiar en máquina de escribir, postear desde el Smartphone –y con hashtags incluidos– no les significa mayor esfuerzo. Mientras los primeros en el abecedario generacional, los Centennials, son nativos digitales, los más lejanos, en cuanto a su fecha de nacimiento y su inicial en el alfabeto etario, los Viejenials, envejecieron con la tecnología; de ahí que, actualmente, sus años de madurez no son evidenciados en el número de canas o en la intensidad de sus arrugas; los seguidores, los ‘me gusta’ y las interacciones de sus fotos y publicaciones en las redes sociales son sus nuevas escalas de influencia y, no tanto de experiencia.

Son los ‘nuevos viejos’ que marcan el paso en las redes sociales, o senior influencers que con cincuenta y tantos años de edad se le midieron a rechazar las convenciones en torno a la jubilación y por este motivo son los ‘nonos’ y no en el sentido tradicional del apodo para los abuelos que se dedican a sus nietos; son la generación de los noes: no quieren ser una carga, no quieren envejecer con dignidad (sino con estilo) y no son una población en el ocaso.

Se niegan a dejar de trabajar y, aun recibiendo una pensión, quieren seguir produciendo y aprendiendo (por su salud física y mental) e invertir sus ahorros, pensiones y salarios en ellos mismos, en experiencias de bienestar, de ocio, de hedonismo y de diversión que les permitan vivir cada momento plenamente ya que el tiempo es el factor más importante para ellos.

Instagram y los blogs son sus plazas; inclusive, existe una comunidad española, viejenials.com, con contenido exclusivo para la población 50+ y agencia de modelos sénior incluida.

Internet no les quedó grande

Ropa de calidad, viajes, medicamentos, tratamientos de spa e inclusive automóviles de lujo (la casa ya no es su prioridad), actividades deportivas y tecnología son sus nuevas inversiones financieras que reflejan las aspiraciones, decisiones y los valores que los mueven a planificar conscientemente la próxima etapa de sus vidas.

“Para esta generación es muy importante el vestuario”
, asegura Catalina Sánchez Caballero, investigadora y directora del Observatorio de Moda de RADDAR. “Hasta en la privacidad de su hogar siempre quieren lucir bien vestidos”. De ahí que el movimiento de las nuevas estrellas de las redes sociales dio sus primeros pasos en la industria del glamur.

Si bien a partir de 2005 con la exposición Rara Avis –inicialmente planteada por el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York como una muestra de la joyería más exquisita de la diseñadora de interiores Iris Apfel pero que terminó siendo protagonizada por las gafas XXL, los surcos y la blanca cabellera de la neoyorkina que hoy pisa los 98 años¬– y con el trabajo del fotógrafo neoyorkino Ari Seth Cohen en su blog Advanced Style (en 2008, publicó las fotografías que había tomado por Manhattan, de estilizadas mujeres por encima de los 60 años tan ancianas como elegantes, fundando el primer portal de moda especializado en la tercera edad) se gestó la movida ageless fashion o de la moda sin edad, el marketing y la publicidad pusieron sus ojos sobre esta población, algunos ‘gerolescentes’ evolucionaron la tendencia y hoy es un movimiento compuesto por millenials de (edad) avanzada y que, como ellos, tienen blogs, usan Instagram, les interesan los likes y seguidores e influyen en las decisiones de consumo de estos.

Los silvers, viejenials o gerolescentes usan los medios digitales para emprender un negocio, un blog o una comunidad a partir de alguna afición que les garantice un ingreso y los mantenga vigentes

Siguiendo el ejemplo de las casi centenarias Iris Apfel, Joan Didion, Charlotte Rampling, Hellen Mirren, Jessica Lange, Joni Mitchell, ex actrices, escritoras y cantantes que empezaron sus carreras en el modelaje en 2015 sobrepasando la frontera de los 60 años y siendo musas de marcas como NARS y L’Oréal y de firmas como Marc Jacobs, Céline e Yves Saint Laurent, y de otras mujeres más convencionales, como la galerista Linda Rodin quien en 2008 (a la edad de 60) empezó a experimentar en su cocina en Long Island con una mezcla de aceites esenciales y naturales que terminó en una completa marca de cuidado facial, Olio Lusso –adquirida en 2014 por Estée Lauder, dejándole a Rodin una millonaria suma de dinero y una jugosa cantidad de seguidores en redes sociales, como una de las must-to-follow en temas de moda y belleza silver– las nuevas estrellas del movimiento de la inclusión y la reivindicación de la edad no solo se tomaron el entorno digital por su cuenta sino que además diversificaron el negocio.

Hoy, los silvers influyen más allá del guardarropa (si bien, la moda sigue siendo el sector que más oportunidades les sigue abriendo) y se han colado en gremios desde el fitness y la nutrición, hasta la comedia, el feminismo y la política.

Los que hay que seguir

Tosca Reno, la silver fitness
fitness

Tosca Reno

Foto:

toscareno.com

Con 40 años, el mismo número de kilos de más y un matrimonio echado a pique, en 2001 la canadiense Tosca Reno decidió darle un cambio a su vida empezando su carrera como maestra de escuela, dándose una segunda oportunidad de crear un hogar y emprendiendo un estilo de vida saludable basado en el ejercicio y la alimentación limpia guiada por su actual esposo. Hoy, a sus 59 años, su revolución #eatclean amasa una comunidad de 38 mil seguidores en su cuenta de Instagram @toscareno, es una de las autoras más apetecidas del mercado healthy (ha publicado varios libros en torno al tema nutricional, deportivo y emocional), brinda asesorías de dieta y ejercicio online y es la máxima autoridad como creadora del movimiento de la alimentación limpia y el estilo de vida activo encima de los 55 años.

George Takei, el activista
red

George Takei (a la izquierda)

Foto:

Gage Skidmore

Con 82 años, más de un millón de seguidores en su cuenta de Instagram @georgehtakei, el ex actor estadounidense de raíces japonesas –interpretó a ‘Hikaru Sulu’, piloto de la nave espacial Enterprise, en la serie Star Trek– es uno de los influenciadores sénior que más ha revuelto las aguas del entorno sociopolítico mundial con sus publicaciones en contra del presidente estadounidense Donald Trump y en pro de la inclusión, la defensa de los derechos de las minorías y las uniones gay. Sus posts, cargados de humor y sarcasmo, han sido tan virales que George tiene su propia app, Gthx, un canal de podcast –Oh myyy pod!, que explora y analiza la influencia, positiva y negativa del ámbito del social media en la opinión pública– y ha publicado una novela gráfica que relata las dificultades, la estigmatización y la desigualdad de derechos de las que fue víctima durante su infancia, siendo parte de una minoría acosada por el racismo americano durante la segunda guerra mundial.

Lili Hayes, la humorista
red

Lili Hayes

Foto:

Kevin Hayes/@thedirtiestlittlerainbow

Con 72 años de edad, esta vendedora de ropa del garment district de Los Ángeles, rockea en su comunidad digital compuesta por 124 mil seguidores en su cuenta de Instagram @lili_hayes mediante la cual, ella publica contenido audiovisual con su cotidianidad cargada de humor y malas actuaciones. Lili es la musa de su hijo Kevin Hayes, director, editor de video y fotógrafo profesional quien hace varios años comenzó a grabarla bailando hip-hop en pijama, gritando al teléfono o reprendiéndolo de una forma que a él le resultaba graciosa; notando el potencial naturalmente cómico de su madre, Kevin la lanzó al estrellato del social media y hoy cada video de sus locuras acumula más de 50 mil reproducciones.

Dian Griesel, la inspiradora
red

Dian Griesel

Foto:

diangriesel.com

60 años, cabellera plateada, 176 mil seguidores y un movimiento reconocido como Silver Disobedience definen a Dian Griesel, la terapeuta de Long Island que hacia 2015 sentó las bases de uno de las más poderosos movimientos: el de la revolución ageless o sin edad, que promueve el respeto de la ley contra el envejecimiento mediante un emporio de inspiración, lifestyle e influencia para personas mayores de 55 años, DGI (siglas de Dian Griesel International) y Silver Disobedience Inc. , que incluye un paquete de charlas y best sellers motivacionales, y un robusto catálogo como modelo senior de la agencia Wilhemina NY. Su cuenta en Instagram, @silverdisobedience, fue su plataforma para visibilizar los deseos, las necesidades, los gustos y disgustos de las generaciones X, los Boomers y los Silvers, así como para promover el emprendimiento y la rentabilización de las canas y las arrugas como señales de experiencia, erigiéndose en toda una autoridad de la población 50+, miembro de Forbes Agency Council, ícono de moda y columnista de diferentes publicaciones internacionales.

PILAR BOLÍVAR C.
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.