Las lecciones se aprenderán... ¡a las buenas o a las malas!

Las lecciones se aprenderán... ¡a las buenas o a las malas!

A tu lado con Alex

VID

"Pensaría uno que después de meses de encierro, cuidándonos para no contagiarnos de un virus que podría resultar fatal, habríamos aprendido a valorar lo que es realmente importante en la vida". 

Foto:

istockphoto

Por: Alexandra Pumarejo - para El Tiempo 
24 de junio 2020 , 07:06 a.m.

No podemos negar las grandes lecciones que nos ha dejado la covid-19. En columnas anteriores mencioné algunas que me parecían relevantes, pero es inevitable apreciar que los aprendizajes solo se profundizan en la medida en que va pasando el tiempo.
Se cuestionarán cómo puedo creer que hay lecciones aprendidas después del fiasco del día sin IVA, la semana anterior.

Nuestro país fue objeto de burla mundial al ver a miles de personas arriesgando su bienestar, y el de los demás, por comprar televisores de 70 pulgadas. Muchos nos sentamos y miramos con horror cómo hordas de hombres y mujeres madrugaron antes que el sol para hacer cola y comprar en ‘descuento’. Incluso vimos a centenares de abuelos que debían estar resguardados, cuidándose, reclamando su derecho a la compra con rebaja.

Aterrador, sí. Angustioso, también. Pero extraordinario, para nada. Lo mismo pasó en París. Tan pronto abrieron el comercio, las personas hicieron colas interminables para comprar en Zara y hasta en tiendas de ultralujo como Louis Vuitton. Quizá fueron más civilizados, los videos no mostraron a cientos de personas entrando como ganado a rapar todo lo que podían, pero el principio del asunto es igual.

Aún, a pesar de lo que el mundo ha vivido en los últimos meses, seguimos queriendo comprar cosas que no necesitamos para impresionar a personas que ni siquiera conocemos con plata que no tenemos. No es un fenómeno de Colombia ni de unos cuantos miles, es un absurdo de la humanidad.

(Lea también: Condiciones actuales de aislamiento se mantienen hasta 15 de julio)

Pensaría uno que después de meses de encierro, cuidándonos para no contagiarnos de un virus que podría resultar fatal, habríamos aprendido a valorar lo que es realmente importante en la vida. Pensaría uno que después de ver las cifras de muertos en ascenso día tras día tendríamos claro que la vida es efímera y que no nos podemos llevar nada material a la tumba. Pensaría uno que después de ver a muchos sufriendo el desempleo, después de la pérdida de miles de puestos de trabajo, habríamos aprendido la importancia del ahorro…, ¡pero no!

Seguimos corriendo en la misma ruleta de hámster de siempre. Queriendo compensar nuestros miedos, inseguridades y necesidad de control comprando bienes materiales. Seguimos creyendo que un televisor o una pinta nueva nos dará ese amor propio que no nos damos, o que nos otorgará el estatus que necesitamos para sentirnos ‘suficientes’. Seguimos buscando por fuera lo que no somos capaces de encontrar por dentro: amor propio.

Al contrario de lo que podríamos pensar, lo sucedido la semana pasada sigue siendo parte del aprendizaje. Porque el hecho de no haber aprendido que los bienes materiales son un vano sustituto para nuestra falta de amor propio es, de por sí, una lección, clara y contundente: Las lecciones seguirán, y quisiera pensar que las aprenderemos a las malas... ¡o tristemente a las MUY malas!

ALEXANDRA PUMAREJO
@detuladoconalex

Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.