Secciones
Síguenos en:
Liderazgo en tiempos de pandemia: la apuesta de Origen por el país
Origen

Origen es una comunidad de líderes innovadores y éticos que asumen el liderazgo del cambio que quieren en el país.

Foto:

Cortesía Origen

Liderazgo en tiempos de pandemia: la apuesta de Origen por el país

La fundación lleva una década formando líderes. Su labor es más relevante en tiempos de crisis.

Una de las necesidades de los sectores públicos y privados en tiempos de pandemia tiene que ver con el liderazgo. En medio de las crisis, son bienvenidas las visiones optimistas, adaptables e innovadoras, reflejadas a través de líderes más flexibles, que están dispuestos a trabajar colectivamente y que, por esto, se convierten en la base de la transformación que necesitan las empresas.

Es en este sentido sentido que la Fundación Origen ha venido trabajando durante los últimos 10 años. Esta organización sin ánimo de lucro, que ofrece programas de formación en liderazgo, ha construido una red de 1.500 líderes de alto impacto en Colombia.

(Podría interesarle: La UE lanza una web sobre fronteras para planificar viajes seguros)

“Origen no es solo una escuela de liderazgo. Origen es una gran causa país. Nuestro foco y nuestra visión es ser un movimiento de cambio para Colombia y para Latinoamérica”, explica Rosita Manrique, cofundadora y directora.

Las líderes que han pasado por estos programas dan cuenta de los pilares de formación: desarrollar competencias con un enfoque en el ser humano, entender que en la diversidad hay potencial de desarrollo y que el liderazgo se puede aprender.

Origen es una gran causa país. Nuestro foco y nuestra visión es ser un movimiento de cambio para Colombia y para Latinoamérica

La actriz y literata Carolina Cuervo hace parte de esta red de líderes. Y para ella, fue fundamental conocerse a sí misma para reconocer la urgencia de actuar en medio de esta coyuntura, cuando los espacios de teatro y de arte dramático se han eliminado.

“Para los artistas es un drama quedarse sin espacios para presentarse -explicó Cuervo-. Pero uno también tiene opciones: en dónde está la tecnología, cómo uso las herramientas que existen. Parte de lo que enseña Origen es que no hay nada que nos queda grande. La perseverancia es lo que a uno le da consistencia”.

Además de trabajar en sí mismo, la diversidad es otro de los sellos de Origen, según explica Manrique: “Generamos un modelo y retamos la manera en la que normalmente aprendemos. En un mismo programa se reúnen gerentes, líderes comunitarios, políticos, servidores públicos, artistas. Muchas veces los líderes nos rodeamos los mismos con los mismos. Pero en este momento, con un grupo diverso puedo encontrar otras soluciones distintas”.

(Lea también: Así funcionan las ventanas que generan electricidad)

Andrés Manrique, de 27 años, es psicólogo de la Universidad Nacional y es cofundador de aspirantes.org, un proyecto que promueve programas de educación que evitan la deserción en la educación superior. Hace 5 años recibió una beca para cursar uno de los programas de liderazgo, una experiencia que considera “fundamental” para el desarrollo de sus proyectos.

“Cada vez que vuelvo a Origen hay cosas que me motivan e inspiran. Origen es una red de alianzas, en donde encontré a personas que guían, enseñan y comparten retos y aprendizajes”, dice.

Manrique es asesor del Ministerio de Educación. Fue becado para hacer la maestría en este campo que cursa en la actualidad. Representó al país en la cumbre mundial de premios Nobel de paz y asistió a la cumbre de One Young World. Dice que sus logros no los habría alcanzado sin la formación en liderazgo y reconoce la importancia de la diversidad en el proyecto.

“El proceso lo ayuda a uno a redescubrirse, a entender otras realidades. A quitarse sesgos e imaginarios, a conocer historias que convergen en un mismo espacio. Está centrado en la resiliencia y ayuda a comprender el papel del otro, la empatía y cada quien decide qué toma y qué deja”, dice Andrés Manrique.

Para la directora de Origen, un acierto de su metodología está en que las personas aplican todo lo que aprenden en sus propios retos y en su propia realidad. “No son programas teóricos, si no son programas que están totalmente relacionados con el día a día de los participantes. El liderazgo es algo que se puede aprender”, dice Rosita Manrique.

El líder de hoy

“En Origen sentimos como si hubiéramos estado preparándonos los últimos 10 años para el mundial y nos llegó el momento de jugarlo”, dice Manrique y agrega que “hoy más que nunca nos damos cuenta de que nuestra causa es pertinente, de que líderes en el sector privado y en el sector público necesitan apoyo”.

Por eso, han trabajado en apoyo con diferentes empresas. Uno de los ejemplos es Alianza Team. “Hace 10 años, Alianza Team le apostó a un proyecto de transformación de un país a través de los líderes. En Team enviamos una o máximo 3 personas al año. En un año, mandamos 27 líderes”, cuenta Juan Solórzano, vicepresidente de talento humano de Alianza Team.

Hoy, más que nunca, nos damos cuenta de que nuestra causa es pertinente, de que líderes en el sector privado y en el sector público necesitan apoyo

El año pasado, la empresa quiso potenciar sus liderazgos colectivos con 90 líderes al año y desarrollaron la Escuela de liderazgo Alianza Team, operada por Origen: “Este año estamos cubriendo a 120 personas, en tres módulos que Origen ha diseñado para nosotros”, agrega Solórzano y dice que “son nuestro aliado en el desarrollo de líderes para el futuro”.

El objetivo de esta iniciativa, dice Solórzano, es liberar el potencial de los líderes y prepararlos para los desafíos del mundo empresarial. Para lograrlo, se concentran en el desarrollo de cuatro elementos.

"Primero, despertar el espíritu emprendedor. Segundo, despertar el liderazgo innovador. Tercero, despertar un liderazgo sostenible, que tome en cuenta que hay que entregar resultados excepcionales económicos, sociales y ambientales. Y cuarto, liderar equipos siendo humanos. Coincidimos con Origen en que hay que buscar un aliado para que desarrolle estos cuatro elementos", dijo.

Es ahora cuando los líderes son más necesarios y cuando necesitan un apoyo excepcional.

"Estamos convencidos de que necesitamos cambiar la narrativa de país. Nunca los buenos son noticia. Si queremos cambiar la cultura del país, necesitamos que los modelos positivos sean visibles, que sean los líderes que están cambiando sus entornos día a día. Origen es una comunidad de más de 1.500 líderes que están transformando al país. Tenemos que hacerlo visibles y esto merece una oportunidad", concluye Rosita Manrique.


REDACCIÓN VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.