Sin salud y educación, algunas de las barreras de niños apátridas

Sin salud y educación, algunas de las barreras de niños apátridas

El Icbf detalló los derechos que se les garantizarán a menores venezolanos nacidos en Colombia. 

Un hogar en Bogotá para niños venezolanos

Serán nacionalizados como colombianos y podrán acceder a más servicios básicos como salud y la educación.

Foto:

Juan JaimeS / EL TIEMPO

Por: Vida
06 de agosto 2019 , 06:38 a.m.

Barreras para el acceso a la salud y a la educación son algunas de las dificultades que tienen actualmente los niños venezolanos que han nacido en Colombia y que por las condiciones de su país, no tienen documentos para que se les certifique con alguna de las dos nacionalidades. 

Esos niños, en riesgo de apatridia, serán nacionalizados como colombianos y podrán acceder a más servicios básicos como salud y la educación. 

Así lo explicó Felipe Cortés, Coordinador del Grupo Especial de Niñez Migrante en Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), quien dio un panorama de la situación de los niños, niñas y adolescentes venezolanos nacidos en Colombia y de lo que pasará con ellos en el momento en que obtengan su nacionalidad colombiana. 

¿Qué pasa actualmente con los niños venezolanos que nacen en Colombia?

Actualmente, los niños no son nacionales por el solo hecho de haber nacido en territorio colombiano, pues los padres son extranjeros y deben estar domiciliados. Por lo anterior, se les incluye en su registro civil una anotación señalando que no acredita nacionalidad.

Esto limita su acceso a servicios sociales básicos que permitan mitigar la crítica situación de vulnerabilidad con la que llegan sus familias. Un ejemplo es la atención en salud cuando no se trata de servicios de urgencias; la posibilidad de contar con documento de identificación que les permitan graduarse y acceder a programas de formación técnica básicos para su estabilización económica y social, entre otros.

Con eso, se les permite su integración a la sociedad colombiana como ciudadanos sin ninguna discriminación por motivos de nacionalidad


¿Cuándo se pone en marcha ese decreto?

La medida entra en marcha desde el 20 de agosto y es temporal.

¿Por qué es temporal?

La medida será de dos años y en ese momento se revisará si la situación en Venezuela está mejor y si los niños pueden sacar en su país sus documentos para la nacionalidad. Dependiendo de eso, se decide si la medida se prorroga o no. Eso se distingue de un proyecto de ley de la Defensoría, que no es temporal, que busca reformar la ley.

¿Qué se espera con la puesta en marcha del decreto?

Superar los obstáculos que tienen los padres hoy para acceder al registro civil como nacionales. Además, es la puerta de entrada para que se le garanticen otros derechos. Con eso, se les permite su integración a la sociedad colombiana como ciudadanos sin ninguna discriminación por motivos de nacionalidad tal y como consagra la constitución política, privilegiando el interés superior de los niños. Este registro es, a su vez, básico para las políticas públicas y la asignación de recursos requeridas a nivel territorial.

La ayuda a los venezolanos va a seguir, pero se requieren, porque no son suficientes, más recursos de cooperación internacional


¿Cuántos niños migrantes han nacido en los tres últimos años?

Cerca de 25.000, según los registros civiles expedidos por la Registraduría desde agosto 2015.

¿Ha habido un aumento del nacimiento de estos niños en el país?

Sí, el incremento en los nacimientos ha sido progresivo de acuerdo con la salida masiva de familias a partir del 2015.

¿Qué pasado desde entonces con esos niños que nacieron en el país desde el 2015?

Como no existía la medida, estos niños tenían en su registro civil una anotación que decía no que acreditaba nacionalidad. Lo que se va a hacer ahora es que se van a recoger esos más de 24.000 registros y se les incluirá que sí tienen nacionalidad; con eso tendrán derecho a todo lo que un colombiano puede acceder.

¿De qué tipo de servicios se estaban privando?

Algunos tienen que ver con enfermedades de alta complejidad, como el cáncer. 

¿Qué tan listo está el Gobierno para atender a estos niños?

Está previsto. Parte de la medida tiene que ver con gestionar recursos y, gradualmente, las entidades han ido invirtiendo más recursos para atender a esta población migrante. Por ejemplo, el Ministerio de Salud ha puesto 1,2 millones de vacunas a estos pequeños, más de 180.000 niños han accedido a educación y nosotros, hasta el momento, tenemos a 70.000 niños que han accedido a servicios de protección del Icbf. La ayuda va a seguir, pero se requieren, porque no son suficientes, más recursos de cooperación internacional. Se están gestionando más, pero hasta ahora no es suficiente.

VIDA
MAROLA@ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.