Edad de docentes y transporte, barreras para la alternancia

Edad de docentes y transporte, barreras para la alternancia

Informe alerta sobre las dificultades existentes para el regreso a clases presenciales. 

Niños fuera del aula de clase

Niños fuera de sus aulas de clase, a las cuales no han vuelto desde el pasado mes de marzo a raíz de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Redacción Educación
16 de julio 2020 , 08:42 p.m.

El Ministerio de Educación anunció que de las 96 secretarías de Educación del país, 34 darán en agosto el paso a la alternancia, es decir, un poco más de la tercera parte. El proceso se iniciará en territorios no covid-19 o con poca afectación por el virus.

Pero a poco más de dos semanas para que comience la aplicación de este modelo que combina sesiones físicas con trabajo en casa, el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Universidad Javeriana alertó sobre una serie de condiciones que representan serias dificultades para el retorno a las aulas.

(Lea también: Las regiones del país que iniciarán clases presenciales en agosto)

Una de ellas tiene que ver con el personal docente habilitado para las actividades presenciales. Según el Laboratorio, en el país hay 52.719 profesores mayores de 60 años, los cuales no podrían ingresar a las instituciones por ser población de riesgo. Si bien una tutela eliminaría la restricción de movilidad de estas personas, el Ministerio evalúa si la medida afectaría lo establecido al respecto en los lineamientos sobre el regreso a clase.

Al mirar puntualmente las regiones, el panorama es más preocupante. Por ejemplo, en Neiva, donde la secretaría de Educación tiene pensado poner en marcha la alternancia, este porcentaje es del 30 por ciento. Situación similar ocurre en otras regiones que también contemplan volver a las aulas como Ciénaga, donde los docentes mayores representan el 25,3 por ciento, Valledupar (22,2 por ciento), Bucaramanga (20,2 por ciento) o Santa Marta (20,1 por ciento).

(Lea también: Tutela contra la Fiscalía por 'estigmatizar' a la Universidad Nacional)

De acuerdo con el LEE, esto dificultará la prestación del servicio educativo: “Ante la ausencia presencial de los profesores y directivos adultos mayores, las secretarías e instituciones educativas tendrán la difícil tarea de replantear y reajustar la distribución de su personal docente, sin perjuicio de la calidad educativa”.

Así las cosas, el Laboratorio pide a las secretarías que no tengan en cuenta solo la evolución de la pandemia para dar visto bueno a la alternancia, sino que evalúen su personal disponible por temas de edad, ya que, de lo contrario, el sistema tendrá problemas para operar: “Es pertinente enfocar la reapertura en términos de las particularidades regionales ya que las edades de los docentes varían y empeoran las posibles alternancias”.

La probabilidad de usar el transporte público aumenta en los grados más altos, lo cual llama la atención si se tiene en cuenta que el regreso aplicará principalmente a estudiantes mayores

Otro aspecto para tener en cuenta es el riesgo de contagio que pueden correr los menores en sus trayectos a los colegios. Si bien el Ministerio establece en sus lineamientos medidas de distanciamiento social en el transporte escolar, los niños y adolescentes que utilizan este medio son solo el 22 por ciento en primaria y el 24 por ciento en bachillerato.

(Lea también: Sena abre nuevos programas de educación superior de manera virtual)

En contraste, el medio más usado es a pie o en bicicleta (62 y 59 por ciento en primaria y bachillerato, respectivamente). Por su parte, el transporte público es usado por el 12 por ciento de los estudiantes en primaria y el 15 por ciento en secundaria. Esto representaría un mayor riesgo para la salud de esta población, ya que se trata de escenarios en los que el control contra el contagio es mucho menor.

El LEE sostiene que la probabilidad de usar el transporte público aumenta en los grados más altos, lo cual llama la atención si se tiene en cuenta que el regreso aplicará principalmente a estudiantes mayores.

De esta manera, se calculó que la probabilidad de que un estudiante use bus o transporte público aumenta en un 33 por ciento entre grados quinto y noveno.

(Lea también: Unesco lanza academia para capacitar jóvenes contra el desempleo)

“Pese a que el porcentaje de estudiantes que va al colegio en bus o transporte público no supera el 17 por ciento (cifra que corresponde al comportamiento en las ciudades grandes), este no deja de ser motivo de preocupación. El uso de transporte público implica cercanía y en algunos casos aglomeraciones en un entorno limitado. En tiempos del covid-19, esto puede implicar exposiciones importantes tanto para los niños, niñas o adolescentes como para sus compañeros y familiares cuando compartan otros espacios”, afirma el Laboratorio.

Los investigadores se preguntan si “el Gobierno y las secretarías de Educación estarán en capacidad de garantizar un transporte personalizado para los estudiantes que se desplazan en bus o transporte público para no exponerlos a ambientes de alto contagio”.

REDACCIÓN EDUCACIÓN

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.