¿Por qué Colombia no logra levantar cabeza en las pruebas Pisa?

¿Por qué Colombia no logra levantar cabeza en las pruebas Pisa?

El país ocupa el puesto 58 en el reciente informe de la Ocde. Chile, el mejor de América Latina.

Informe de la Ocde

Los estudiantes colombianos siguen registrando promedios bajos en lectura, matemáticas y ciencia.

Foto:

iStock

Por: Educación/Vida
06 de diciembre 2019 , 06:03 p.m.

El reciente informe de las pruebas Pisa 2018 revela un panorama poco alentador en la educación en Colombia. Si bien el país ha crecido desde el 2006, año desde que se evalúan las competencias de los estudiantes colombianos, los resultados entregados este martes por la Ocde advierten que el sector tiene retos significativos por asumir.

De 79 países evaluados, Colombia se posiciona en el puesto 58 por debajo de naciones como Bielorrusia, Lituania, Hungría, entre otros. En América Latina, Chile obtuvo la mejor puntuación.

La investigación, que se realiza cada tres años, evalúa las competencias de estudiantes de 15 años en lectura, matemáticas y ciencias.

Lea además: (Los 10 países con la mejor educación, según las pruebas Pisa)

En el primer rubro, se evidenció una caída pasando de 425 puntos en el 2015 a 412 en el 2018; en el segundo, se subió un punto pasando de 390 en 2015 a 391 en 2018;  y en el último, las estadísticas reflejan un decrecimiento, pasando de 416 en el 2015 a 413 puntos en el 2018.

Expertos en el tema dan algunas pinceladas de por qué Colombia sigue sin mejorar, teniendo en cuenta que el promedio de la Ocde se ubica en 480 puntos

Ángel Pérez, profesor universitario y asesor en temas de educación, advierte sobre la necesidad de actualizar el rol de docente. 

"Nuestras facultades de educación han mejorado pero requerimos acelerar ese proceso. Es inadmisible que todavía existan estudiantes de licenciatura que no sepan inglés, cuando el 80 por ciento de conocimiento científico está en ese idioma. Además, se deben cambiar las prácticas en las escuelas, porque los estudiantes y los profesores deben aprender a manejar los conocimientos que llegan del mundo digital", recomienda el experto.

El especialista aduce otro problema y es la falta de cobertura en los primeros años de educación de los niños entre 3 y 5 años. "En el 2018, 732.090 estudiantes no pudieron ingresar a pre-jardín, 676.660 a jardín y 114.518 a transición. En total, 1'523.286 niños se quedaron sin acceso a la educación", indica el especialista. 

Martha Isabel Espitia, docente de la maestría en Docencia de la Educación Superior con cátedras sobre Aprendizaje, modelos pedagógicos y evaluación educativa de la Universidad El Bosque, aduce que la división entre escuela y familia en el contexto educativo es otro problema. 

"Otra razón que explica los resultados de las pruebas de hoy es que se le ha atribuido solo a la escuela la responsabilidad del desarrollo de habilidades de lectura, ciencia, y pensamiento matemático. Si bien la escuela tiene un papel esencial en el desarrollo de estas habilidades, la familia y otros actores educativos deben tener un rol más comprometido para apoyar el papel de la escuela", señala Espitia. 

La profesora advierte otra razón y es la falta de experiencia de Colombia en esas evaluaciones. 

 Es inadmisible que todavía existan estudiantes de licenciatura que no sepan inglés, cuando el 80 % de conocimiento científico está en ese idioma

"Desde el 2006 el país decidió participar en las pruebas Pisa y desde ese momento los resultados han dado información para la creación e implementación de propuestas en busca de la mejora, no solo de los resultados, sino de la calidad en educación en zonas rurales, de minorías étnicas, o zonas que han sido afectadas por el conflicto interno. Sin embargo, el país sigue siendo novato en las pruebas y en cómo entender los resultados", continúa.  

Otros expertos señalan que los métodos de enseñanza que se imparten en Colombia siguen siendo antiguos.

"Colombia está a la cola de los países de la Ocde, no porque los niños colombianos sean menos capaces, sino porque los métodos de aprendizaje están obsoletos. Es vital personalizar el aprendizaje con métodos tecnológico. Hace falta un gran pacto político nacional para cambiar los planes de estudios hacia las competencias y no hacia las destrezas y habilidades. Es decir, tenemos que enseñar a los niños a comprender los fundamentos y conceptos y no a resolver mecánicamente los ejercicios", expone Javier Arroyo, un emprendedor y cofundador de la plataforma Smartick.

Hace falta un gran pacto político nacional para cambiar los planes de estudios hacia las competencias y no hacia las destrezas y habilidades

Ignacio Mantilla, matemático y exrector de la Universidad Nacional, afirma que los resultados conocidos este martes no son de los tres últimos años, sino de las dos últimas décadas. 

"Los cambios en la educación no se dan rápidamente y no se logran actualizando solamente las normas. Por otra parte, Colombia empieza a reaccionar y habrá que esperar pruebas futuras para ver mejores resultados. Sería un error dejarnos arrastrar por la moda de los rankings y dedicarnos principalmente a entrenar a nuestros jóvenes para que presenten buenas pruebas", aduce el académico. 

Aduce, además, que los estudiantes colombianos no mejorar en sus puntajes de matemáticas porque "comúnmente aprenden llevando a cabo un entrenamiento para reproducir procedimientos rutinarios, imitando desarrollos algorítmicos, como quien sigue recetas para preparar una respuesta a cuestiones que generalmente no tienen una interpretación que pueda animar al alumno".

¿Cómo podríamos mejorar?

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, le dijo a EL TIEMPO que los resultados podrían mejorar siempre y cuando se le preste vital atención a la primera infancia. 

"El foco es calidad, trabajando en programas tan importantes como el desarrollo de atención integral a la primera infancia, no solo centrándose en cobertura sino también en atenciones reales en el desarrollo del niño", indica Angulo. 

La jefe de la cartera agrega que "se debe garantizar la educación de calidad en la ruralidad y en todo el territorio colombiano. Se debe trabajar de la mano con maestros y directivos no solamente para acompañarlos en su gestión, también para innovar en las metodologías, especialmente en la compresión de lectura". 

Los especialistas concuerdan en la necesidad de mejorar la inversión en infraestructura, por ejemplo en recursos pedagógicos y tecnológicos de calidad que puedan garantizar apoyo a los docentes, directivos, y estudiantes.

Así mismo, se debe realizar especial énfasis en promover estrategias que integren a "otros actores educativos como la familia y apoyar a las que tienen bajo nivel educativo para que, por medio de su formación, puedan también apoyar el proceso educativo de los estudiantes", explica la docente de la Universidad El Bosque. 

EDUCACIÓN

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.