Claves del acuerdo con rectores para financiar la educación superior

Claves del acuerdo con rectores para financiar la educación superior

Rectores dicen que es un paso para solucionar la crisis. Estudiantes se mantienen en paro nacional.

Acuerdo entre Duque y rectores

El momento cuando la Ministra de Educación, María Victoria Angulo, firma el acuerdo que también firmaron los rectores del SUE.

Foto:

Presidencia de la República.

Por: Redacción Vida
27 de octubre 2018 , 10:23 a.m.

Después de varias semanas de movilizaciones y un paro estudiantil que aún se mantiene, el presidente Iván Duque convocó este viernes a una veintena de rectores en la Casa de Nariño para encontrar una salida de la crisis actual de la educación superior pública.

En la reunión, que duró más de cuatro horas, ambas partes llegaron a una serie de acuerdos de financiación. El Presidente anunció que el primer punto del acuerdo contempla que las transferencias de la nación para funcionamiento de las instituciones de educación superior públicas crecerán el IPC + 3 puntos porcentuales en el año 2019, y entre el 2020 y el 2022, los recursos aumentarán el IPC + 4 puntos porcentuales.

Eso quiere decir que, en los próximos cuatro años, el sistema universitario estatal recibirá 1,1 billón de pesos para su funcionamiento, de acuerdo con Jairo Torres, rector de la Universidad de Córdoba y presidente del Sistema Universitario Estatal (SUE).

Otro punto que se acordó fue que los recursos para inversión con cargo al Presupuesto Nacional llegarán a 300.000 millones de pesos anuales para las instituciones de educación superior públicas, sumando 1,2 billones adicionales para los próximos cuatro años.

“A partir del año 2019, el Gobierno incorporará los recursos de los excedentes de cooperativas establecidos en el artículo 142 de la reforma tributaria del año 2016 para el fortalecimiento de la educación superior pública. Le he pedido al equipo de Gobierno impulsar, con el concurso de los gobernares, alcaldes y el Congreso, en el marco del presupuesto bienal de regalías, la destinación de 1 billón de pesos que permitirá en los años 2019 y 2020 contar con recursos que fomenten la inversión en infraestructura”, señaló el mandatario de los colombianos.

Esto va a generar un gran impacto en la modernización y el mejoramiento de la infraestructura

En cuentas de Torres, se lograron recursos por 2,3 billones de pesos en inversión “para modernizar la infraestructura física, técnica y tecnológica del sistema universitario estatal en los próximos cuatro años”.

En total, “si uno suma esos 2,2 billones en inversión (incluido el billón de regalías) y 1,1 billón en funcionamiento, estamos hablando de 3,3 billones adicionales. Son recursos que no teníamos proyectados ni presupuestados. Esto va a generar un gran impacto en la modernización y el mejoramiento de la infraestructura física, técnica y tecnológica de los 32 campos universitarios, y nos va a aliviar la dinámica de crecimiento y funcionamiento”, indicó Torres.

Aunque las cifras pactadas no se acercan al déficit histórico acumulado en funcionamiento e inversión (3,2 billones y 15 billones, respectivamente), los rectores coinciden en que es un paso importante para fortalecer el sistema.

¿Qué dicen los rectores?

Dolly Montoya, rectora de la Universidad Nacional, reconoció que si bien estas medidas les “permitirán respirar y planear”, es necesario trabajar para construir soluciones a largo plazo.

“Debemos contemplar que esta situación no la podemos tener cada cuatro años, por eso nos toca hacer una política de Estado que no dependa del Gobierno. Es decir, debemos preguntarnos qué país queremos, qué educación queremos y cuántos recursos están disponibles”, recomendó Montoya.

En ese sentido, la rectora de la Universidad Nacional planteó que se reforme la Ley 30 y se estipule un incremento “ahora sí, por encima del IPC+4 puntos”. Vale la pena aclarar que los rectores han sostenido que, debido al artículo 86 de la Ley 30, que detalla que el financiamiento de las universidades se otorga de acuerdo con el índice de precios al consumidor (IPC), las instituciones no han podido crecer.

Leonardo Fabio Martínez, rector de la Universidad Pedagógica, califica de “interesantes” los acuerdos estipulados con el Gobierno.

“Es un acuerdo para socializar y analizar, y para que la comunidad entienda que hay un compromiso. Es un primer avance para trabajar, pero es una comunicación clara para entender que hay un interés en construir una política publica”, señaló Martínez.
A la reunión también asistieron directivos de institutos técnicos y tecnológicos públicos de Colombia, y señalaron que la propuesta es un “logro” de la comunidad académica.

“Es un paso muy importante, aunque, naturalmente, no colma todas las aspiraciones. Pero es, sin duda alguna, un paso en la dirección correcta, y encontramos en el presidente Duque y en la ministra de Educación, María Victoria Angulo, comprensión, responsabilidad y conocimiento”, afirmó Felipe Ortiz, presidente de la Asociación de Institutos Técnicos y Tecnológicos Públicos de Colombia.

Finalmente, los rectores se comprometieron este viernes a conducir un proceso pedagógico con las comunidades académicas para explicar los alcances de este acuerdo, así como a apoyar la agenda de acceso gratuito gradual a la educación superior pública para la población más vulnerable. “Este acuerdo del 26 de octubre del 2018 es el primer paso para avanzar en un nuevo modelo de construcción de políticas de largo plazo para la educación superior”, señaló Duque.

El gobierno de Iván Duque jamás hubiera sentado a los rectores ni cinco minutos si no hubiera sido por las movilizaciones

¿Qué pasará con el semestre académico?

Con la decisión tomada por el Gobierno y los rectores universitarios, estos esperan que los estudiantes regresen pronto a clases. La rectora de la Universidad Nacional, Dolly Montoya, afirma que todavía es posible salvar el semestre académico, “pero esto no depende de nosotros, depende de que ellos vuelvan pronto y podamos organizar un calendario académico para terminar el semestre”.

Al respecto, Alejandro Palacios, presidente de Acrees, afirma que “no se trata solo del futuro académico del semestre, sino el de la educación superior. Un paro universitario tiene un costo alto para nosotros”.

Los estudiantes convocarán asambleas para analizar las cifras

Con cautela recibieron los estudiantes de las universidades públicas el anuncio hecho por el presidente Iván Duque sobre el aumento de recursos para estas instituciones, y aprovecharán el fin de semana para analizar las cifras y su destinación.

“Siempre hemos dicho que todo recurso nuevo es valioso; sin embargo, tenemos que revisar con cuidado y tener claridad de cómo se distribuirán esas platas. Hay que ver cuánto implican esas cifras para las universidades y cómo se van a usar”, dijo Alejandro Palacio, presidente de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles.

Esta semana, cada institución convocará a los alumnos y profesores a asambleas para explicar la disposición y su impacto, “y ver cómo nos sentimos con esto”.
Mientras eso sucede, los estudiantes seguirán en paro y volverán a salir a las calles a marchar el próximo 31 de octubre, como quedó planteado esta semana.

“Cada universidad tomará la decisión de cuándo levantar su paro”, agregó el líder estudiantil.

Los estudiantes mostraron su descontento porque el Gobierno no se ha querido sentar a hablar con ellos ni ha instaurado la mesa de negociaciones. Y, aunque valoran la reunión sostenida por el presidente Duque con los rectores del sistema universitario estatal, afirman “que ellos no son los únicos en esto, también estamos los estudiantes y profesores, y somos nosotros los que le hemos puesto el pecho a esta situación”, dijo Palacios.

Al respecto, Angie Paola Rodríguez, vocera de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior, agregó que “el gobierno de Iván Duque jamás hubiera sentado a los rectores ni cinco minutos si no hubiera sido por las movilizaciones, por las tomas a las universidades, por los paros y por las movilizaciones crecientes que han congregado a los institutos técnicos, los tecnológicos y a algunas universidades privadas”.

De hecho, el 25 de octubre, las organizaciones Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (Unees), Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles (Acrees) y la Federación Nacional de Representantes Estudiantiles Colombianos (Fenares) se sentaron con el viceministro de Educación, Luis Fernando Pérez, para encontrar una solución al paro nacional, pero no fue posible.

Los estudiantes se levantaron del diálogo argumentando que el Gobierno no estaba dispuesto a crear una mesa de negociación para solucionar crisis en educación. El paro nacional se inició el 11 de octubre y actualmente hay 26 universidades públicas en cese de actividades.

REDACCIÓN VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.