Esto pasa en su cerebro cuando 'disfruta' de ver videos destructivos

Esto pasa en su cerebro cuando 'disfruta' de ver videos destructivos

Analizamos con expertos las famosas producciones extrañamente satisfactorias que inundan las redes.

AUTOPLAY
Aplastando cosas suaves y crocantes en 'Detrás de lo viral'
Detrás de lo viral

EL TIEMPO

Por: Detrás de lo viral
05 de abril 2019 , 10:17 a.m.

Ya sea rabia, asco, descanso o placer, lo cierto es que ver videos en los que se aplastan objetos ha logrado robarse la atención, y de paso el tiempo, de los usuarios en las redes sociales, generando todo tipo de emociones. 

Prueba de esto son canales de Youtube como Hydraulic Press Channel, que tiene 2,1 M de suscriptores, o HelloMaphie, 7,6 M, espacios que acumulan grandes cantidades de reproducciones con un alto porcentaje de tiempo de permanencia. ¿Por qué se da este fenómeno? A continuación Cristian Iván Giraldo León, maestro en Neurociencias y docente del programa de Psicología del Politécnico Grancolombiano, nos hace una aproximación a este fenómeno viral.

Intentemos dar con la fórmula del éxito:

Según el experto, se debe partir de la idea que aunque el placer se produce a nivel cerebral, es moldeado por el contexto social y cultural. "Aprendemos que el seguimiento de las normas y el buen comportamiento permite nuestra adaptación y aceptación; sin embargo, aquello que esta en contra del orden, el buen gusto y el conducto regular de las cosas pueden implicar diversión y satisfacción.

Esta es una idea que se va reforzando a través del cine, la televisión y los contenidos digitales que muestran secuencias en las que “la diversión” empieza junto al caos o la destrucción", afirma.

Partiendo de esa idea, se puede decir que los videos que muestran situaciones tan particulares como la destrucción de celulares de alta gama, consolas de video u objetos de uso común que nunca pensaríamos en dañar, se tornan interesantes para el público al ir en contra vía de lo cotidiano.

Esta teoría podría apoyarse en estudios como el publicado por los psicólogos Vernon L. Allen y David B. Greenberger, 'El disfrute de la destrucción: el papel de la incertidumbre', investigación que llevó a medios como Verne, de El País de España, a poner esta discusión en la boca de los medios.

El documento asegura que el disfrute es frecuentemente asociado con actos de destrucción y que es derivado de observar o participar de estos actos está relacionado con las características de estímulo del objeto que se destruye.

"En el presente experimento se estudió una característica de los estímulos: la incertidumbre con respecto a la ruptura de un panel de vidrio. Los sujetos observaron una película en la que tres paneles de vidrio se rompieron inmediatamente al ser golpeados, pero el cuarto panel de vidrio se rompería en el primer golpe (baja incertidumbre) o en el tercer golpe (alta incertidumbre). Los resultados indicaron que los sujetos disfrutaron más de la ruptura en la condición de alta incertidumbre, es decir, cuando no estaban seguros de cuándo se rompería el objeto", se lee en el escrito.

¿Qué pasa en nuestro cerebro? ¿Se genera descanso al ver esta imágenes?

Para el neurocientífico Cristian Iván Giraldo, es importante aclarar que el cerebro siempre permanece activo, nunca descansa, se encarga de mantener nuestros procesos vitales y de controlar nuestras acciones en estados de vigilia y también de sueño.

"Diferentes tareas pueden generar placer, lo que implica gran actividad de diferentes zonas del cerebro, pero especialmente del sistema de motivación y recompensa asociado al área tegmental ventral ATV, el núcleo accumbens, la amígdala y su conexión con la corteza prefrontal, el cual libera sustancias conocidas como neurotransmisores, especialmente dopamina, que producen sensaciones de placer", añade.

En realidad, una percepción de descanso cerebral para las personas, contradictoriamente, dependerá de un cerebro altamente funcional y activo.

Estos videos nos presentan actos de destrucción organizados de objetos que generalmente nunca hemos visto destruirse. Esto puede verse realmente interesante, ya que la amígdala cerebral y en general el sistema de recompensa actúan de manera más eficiente ante estímulos novedosos.

Por lo tanto, afirma el experto,  un objeto que tradicionalmente no se debería destruir genera:

1. Expectativa racional (asociado a la corteza prefrontal – por la organización de los videos)

2. Respuesta por la novedad del estimulo visual (objeto que nunca hemos visto destruirse).

Esta combinación producirá una respuesta intensa de placer, que desafortunadamente disminuirá al repetirse el mismo video, ya que no será novedoso, ni generará expectativa.

"Es muy interesante mencionar que las áreas que controlan el placer y la agresión están muy cerca, por lo que algunas actividades pueden favorecer el placer a través de la agresión, la destrucción o el dolor. Por lo tanto, es factible que observar un video de destrucción pueda ser agradable, al igual que ejecutar un comportamiento destructivo. No obstante, una de las diferencias con observar y actuar, es que el nivel de procesamiento del acto moral que esta asociado al funcionamiento del lóbulo frontal ventromedial sobre el daño y la destrucción en relación a la culpa es menor cuando el que realiza el acto agresivo destructivo es otra persona", concluye el docente.

¿Funciona la fórmula?

Retamos a un reportero gráfico para que en pocos minutos intentara generar un contenido sencillo que cumpliera con los factores anteriormente analizados para comprobar si en efecto esto influye en la viralización o no de la información.

Este fue el resultado:

- Facebook:
31.400 reproducciones en un día
5.802 interacciones

¿Qué es Detrás de lo viral?

El Laboratorio de Innovación de EL TIEMPO lanza un espacio para intentar replicar y analizar algunos de los fenómenos virales que se han adueñado de las redes sociales y del tiempo de muchas personas que pasan horas consumiendo este tipo de contenidos. Cualquier comentario o sugerencia sobre esta publicación puede enviarla al correo diarav@eltiempo.com

DIANA MILENA RAVELO MÉNDEZ
EL TIEMPO
Twitter: @DianaRavelo

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.