Christian Colorado aprendió a diseñar sus sueños

Christian Colorado aprendió a diseñar sus sueños

Su trabajo lo combina con Thebosayorkdream, proyecto que motiva a otros a creer en sus capacidades.

Christian Colorado

Christian Colorado tiene 30 años y pasó buena parte de su vida en Bosa, sector de Bogotá que lo ha inspirado en sus creaciones.

Foto:

Víctor Manuel Cocomá y Natalia Ochoa

Por: Víctor Manuel Cocomá
01 de enero 2019 , 08:04 p.m.

Para Christian Colorado, quien ha hecho de las adversidades su mayor fortaleza, el 2018 será inolvidable. Con tan solo unos años de experiencia como diseñador, se dio el lujo de mostrar sus diseños dos veces en la semana de la moda de Nueva York. En febrero, junto con diseñadores emergentes, y en septiembre, en una pasarela exclusiva para su marca epónima.

Fue un gran logro para alguien que vivió su niñez en la escasez económica de una familia numerosa en Caldas, Antioquia, y una adolescencia en la que deambulaba por las calles de Bogotá consumiendo drogas y alcohol.

Sin embargo, de lo que más se enorgullece es de ser el impulsor de Thebosayorkdream, un proyecto social cuyo objetivo es demostrar que la moda no es nada superficial y que a través de esta se puede transformar la realidad social de muchos jóvenes.

Quiere ayudar a cerrar la brecha social en un país donde 13,5 millones de personas viven en condición de pobreza, apoyándose en su propia historia: la de un joven de 30 años que no quiso quedarse con las ganas de cumplir sus sueños sino que tomó partido de todas las veces que la vida le dijo que no podía para demostrar y demostrarse a sí mismo qué tan capaz se es cuando se cree en las capacidades y aptitudes propias.

Christian Colorado

A Christian Colorado le gusta hacer prendas formales y clásicas con materiales y cortes que no sean los usuales. Su ADN es muy urbano.

Foto:

Cortesía Christian Colorado

Un sueño llamado moda

Christian es el tercero de seis hermanos de una familia que él mismo define como disfuncional por tener a sus padres separados. La rebeldía y los problemas en su casa lo llevaron a salir corriendo de Caldas hacia Bogotá a los 13 años. Aquí, la calle y los vicios se convirtieron en su única compañía.

Vender medias en una carreta por los alrededores del Voto Nacional, en el sector de San Victorino, así como prestar servicio militar buscando solucionar los problemas económicos fueron solo un pequeño paraguas en medio de un aguacero torrencial de adversidades.

Con 20 años de edad, entendió que él era el único que estaba en capacidad de poner freno de mano a su vida. Así que tomó la decisión de dejar los vicios y creer que las cosas sí podrían cambiar.

Así, Christian pasó de jugar a vestir muñecas de plástico –como lo hacía cuando era un niño– a diseñar ropa de carácter urbano, transgresora, que incluso han usado celebridades como Maluma. El Sena fue su lugar de formación. Allí estudió diseño para la industria de la moda.

Trabajó como asistente de otros diseñadores y, por necesidad, en lugares que no eran afines a su profesión. Mostró su talento en Colombiamoda en el 2017 con una colección en colaboración con el canal Nickelodeon e inspirada en Bob Esponja y la filigrana momposina colombiana, que lo catapultó.

Sin embargo, una camiseta con el nombre estampado de tres lugares del mundo, cada uno icónico a su manera: New York, París y Bosa, es una de las prendas a las que más cariño le tiene. Surgió cuando trabajaba en una colección inspirada en la globalización, en cómo la economía mundial afectaba a Colombia.

“Una vez vi una bolsa de Prada que decía Milán, Tokio y otra ciudad, entonces pensé que en mi contexto sería Nueva York, París y Bosa (donde vivió un tiempo), porque sin dejar de ser lo de abajo quiero ser lo de arriba”.

Exclusivo inclusivo

Tiempo después, esta camiseta blanca con letras negras se convirtió en la imagen oficial de Thebosayorkdream, el proyecto que pretende generar oportunidades para cerrar el hueco que existe entre el talento que tienen tantas personas y las pocas oportunidades que hay para desarrollarlo.

“Queremos demostrar que la creatividad y el diseño no son solo para diseñadores sino también para formar valores y construir sociedad”, explica Natalia Ochoa, su mentora y una de las cofundadoras del proyecto, que cuenta con el apoyo del Sena.

Con este han llegado a fundaciones, colegios y universidades para dar a conocer no solo la historia de Christian, sino también todo el aprendizaje que hay detrás de los procesos creativos mediante talleres enfocados en el arte y el diseño.

En octubre, por ejemplo, se unieron a la Asociación Ámese en la lucha contra el cáncer de seno, con una versión de la camiseta en color rosado.

En un proceso con víctimas y sobrevivientes de este tipo de cáncer, llevaron a las mujeres a “interiorizar el proceso que vivieron desde el momento en el que supieron que tenían cáncer –relata Ochoa– para materializarlo en formas, siluetas y conceptos que trasladaban a colores, texturas y volúmenes”.

Con relojes que simbolizaban el valor que cobra el tiempo para quien padece esta enfermedad, así como el color verde de la esperanza, quienes participaron tuvieron un momento de catarsis que dio como resultado el diseño de una prenda de vestir en el contexto de una muestra artística.

Es así como Christian y Natalia hacen que la moda deje de ser algo exclusivo para algunas personas y sea un proceso inclusivo en el que diversos sectores tengan oportunidades para participar de forma activa y disfrutarla al máximo.

Motivador de jóvenes

Recientemente, el proyecto llegó al Colegio Fundación Nueva Granada para hablar de emprendimiento e ideas de negocio, contando la historia que los ha llevado al éxito.

Diana Álvarez, coordinadora del colegio, opina que “con este tipo de historias es posible motivar a todo tipo de poblaciones. Todos podemos ser un Christian, encontrando cuál es nuestra motivación y pasión, y sacándole el mayor provecho a eso para salir adelante”.

No ha sido fácil convertirse en el ejemplo de muchos al hablar de proyecto de vida; sin embargo, en eso consiste: en empoderarse para empoderar a otros y en reconocer que todos necesitamos de otras personas que reconozcan nuestras capacidades para así mismo creerlo en el interior.

En palabras de Ignacio Gaitán, gerente general de iNNpulsa Colombia, Thebosayorkdream “potencia la creatividad en diferentes grupos de personas y mueve muchas vibras con toda la labor y el impacto social que tiene. Además de fortalecer valores como lo son la visión, pasión, colaboración y determinación”.

Ese es el objetivo: conseguir que a decenas de personas, en cada una de las charlas y conferencias que da Christian, se les mueva el corazón, las fibras y las emociones más internas. Hacer pensar a jóvenes y adultos sobre sus sueños y que todos estamos en capacidad de llegar tan lejos como queramos.

Colorado reconoce que uno de los motores que lo ha llevado a estar en la posición que tiene actualmente es contar con personas que durante años le han recordado que creen en él y en lo que es capaz de lograr. Por eso, su mensaje es claro: “Vuelvan todas sus debilidades en su fortaleza y donde sea que estén sean ustedes mismos, que eso es lo que los va a hacer grandes. Absolutamente todas las cosas háganlas con pasión. Y si creen que nadie cree en ustedes, yo sí lo hago”.

VÍCTOR MANUEL COCOMÁ 
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.