Cerrar
Cerrar
La bienestarina, clave contra la desnutrición y difícil de reemplazar
Bienestarina
Foto:

Cortesía

La bienestarina, clave contra la desnutrición y difícil de reemplazar

FOTO:

Cortesía

Desde su implementación este producto ha permitido una caída en los índices de desnutrición.

Desde que el presidente Gustavo Petro señaló que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) cometía “un grave error” al seguir repartiendo bienestarina, el debate en torno a este complemento nutricional no ha cesado. Que si lo que el mandatario insinuó es acabar con este producto, si su producción es costosa, si debe dejarse de entregar y ser reemplazado por otros programas, o sustituir los insumos con alternativas que sí se produzcan en Colombia.

Lea además: (El plan a largo plazo para reemplazar la bienestarina).

Fernando Arroyave, nutriólogo infantil, asegura que "sea cuál sea la propuesta y el mensaje que haya querido dar el presidente Petro (que sigue siendo algo confuso), hoy es difícil imaginar un producto que haya sido tan exitoso como la bienestarina, o que pueda reemplazarla en la lucha contra la desnutrición".

Y es que durante 46 años la bienestarina ha sido parte de la alimentación de millones de colombianos, siendo hoy, además, un componente de la dieta de 2,5 millones de niños, niñas y adolescentes, que es distribuido a más de 1.100 municipios.

Desde 1976, año en que se empezó a implementar esta fórmula, los índices de desnutrición infantil en el país han disminuido. Aunque es cierto que a eso han contribuido diferentes factores, como el aumento de la producción agrícola, avances en los índices de pobreza multidimensional, o la entrega de canastas alimentarias, los expertos sostienen que la bienestarina, como suplemento alimenticio, también ha sido fundamental.

(Le recomendamos: Harina de guineo por bienestarina, la propuesta del Colegio Médico de La Guajira).

Esta ración representa el 70 por ciento de los requerimientos calóricos que necesitan los menores de entre 3 y 5 años

De esta forma, mientras hace cuatro décadas el 60 por ciento de los menores de cinco años presentaba altos índices de malnutrición, lo cual era la causa del 41 por ciento de las muertes de este grupo etario, hoy las cifras (aunque siguen siendo altas comparadas con otros países) son mucho más alentadoras.

Por ejemplo, los últimos datos recopilados por el Índice de Desnutrición Crónica de Fundación Éxito muestran que 1 de cada 9 niños y niñas tiene desnutrición crónica, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Situación Nutricional de 2015 (último estudio nacional sobre este tema que se ha hecho en el país). Así mismo, el Sistema Integrado de Información de la Protección Social (Sispro) reportó este año que el 9,16 por ciento de los nacidos vivos tuvo bajo peso al nacer.

Le puede interesar: (Bienestarina: ¿realmente es un producto importado?).

En cuanto a la mortalidad infantil, en 2021 murieron por desnutrición 306 niños y niñas de 0 a 5 años, según las Estadísticas Vitales del Dane. Esto corresponde al 3,75 por ciento de las muertes en este grupo etario, cifra muy inferior a la de 1976.

Su valor nutricional

De acuerdo con la exdirectora del ICBF, Lina María Arbeláez, en los Centros de Desarrollo Infantil de la entidad se entrega una ración alimentaria que incluye, además de bienestarina, alimentos reales en una preparación elaborada con productos locales. "Esta ración representa el 70 por ciento de los requerimientos calóricos que necesitan los menores de entre 3 y 5 años".

Pero, esto no es lo único. La fórmula más reciente, conocida como Bienestarina Más, incluye minerales aminoquelados. “Estos son micronutrientes que cumplen con una función vital en casos de desnutrición, que es favorecer la absorción de otros nutrientes como vitaminas y minerales. Con eso se suple una de las necesidades de los niños, y es que muchas veces los alimentos, por más valor nutricional que tengan, no son absorbidos en estos casos porque el sistema digestivo ya se encuentra deteriorado”, explica Arroyave.

Le puede interesar: (Los cambios que propone Gustavo Petro para la primera infancia).

Difícil de reemplazar

Parte del argumento en contra de la bienestarina es que es mejor producir alimentos nutritivos en el país y garantizar su acceso a la población. Sin embargo, Cristian Murcia, nutricionista del Observatorio de Soberanía y Seguridad Alimentaria de la Universidad Nacional, destacó: "Si bien, el uso de alimentos frescos y acorde a la cultura es la mejor alternativa para alimentarse, es importante saber, que mientras no exista una política pública que garantice ello, la bienestarina puede considerarse como complemento nutricional. Retirarla es un error".

Actualmente existen tres variedades de Alimento de Alto Valor Nutricional: Bienestarina Más, Bienestarina Líquida y Alimento para la mujer Gestante y en periodo de lactancia.

Foto:

Cortesía ICBF

Y agregó: "La mejor alternativa siempre será, en el caso de la bienestarina, una transición que permita acabar con la corrupción que impera en su distribución y, dos, acelerar el proceso de una política que avance en la garantía plena del derechos a la alimentación".

Parte de la polémica también es que tres de sus principales insumos (harina de trigo, fécula de maíz y la harina de soya), son importados dado que Colombia no los produce a gran escala. Se trata de ingredientes de alto nivel calórico, que también son fáciles de mezclar con otras preparaciones como coladas, papillas, bebidas, arepas, entre otros.

Cabe aclarar que desde hace años se ha buscado alternativas, y de hecho el actual contrato de producción de bienestarina (vigente hasta noviembre de 2027) incluye un componente de investigación en la creación de nuevos productos de alto valor alimenticio.

Al respecto, recientemente el Colegio Médico de La Guajira propuso al Gobierno Nacional retomar el Plan Nacional de Ayuda de la etnia wayú, que contempla un plan de prevención del hambre, con la creación de una planta procesadora de harina de guineo. Otro posible sustituto a estos insumos que se estudia es la harina de ahuyama.

Sin embargo, falta ver si este tipo de materias primas resulta en verdad económico y aporta las mismas propiedades en la nutrición y la producción de suplementos alimenticios.


MATEO CHACÓN 
REDACCIÓN EDUCACIÓN

Más noticias

-La fuerte disputa entre Gustavo Petro y 'Fico' Gutiérrez por la bienestarina

-Petro: los cambios que plantea para la niñez y el ICBF

-Duque aseguró la compra de Bienestarina hasta 2027

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.