Encuesta: Las reveladoras preocupaciones de los jóvenes en Colombia

Artículos y contenidos relacionados para el especial multimedia.

Cuatro de cada diez participaron en marchas y lo que más les indigna es la apatía y el conformismo.

Cifras & Conceptos y la Universidad del Rosario, con el apoyo de EL TIEMPO, presentan la encuesta más grande hecha a los jóvenes de Colombia sobre sus pensamientos, preocupaciones y percepciones del país.

Sin importar su condición socioeconómica, los jóvenes colombianos tienen las mismas preocupaciones sobre el futuro del país: la corrupción, el desempleo y la estabilidad laboral los trasnochan. La mayoría tiene poca confianza en las instituciones, y al menos cuatro de cada diez han participado activamente en las manifestaciones y los cacerolazos de los últimos meses, pero consideran que es el diálogo con las personas, y no necesariamente la protesta, la vía más efectiva para expresar sus opiniones.

‘¿Qué piensan los jóvenes?’, la más grande encuesta realizada entre esa población en el país –representa a 4 millones de colombianos entre los 18 y los 32 años–, fue realizada por Cifras & Conceptos para la Universidad del Rosario, con el apoyo de EL TIEMPO Casa Editorial, y arroja un dato revelador sobre nuestros cambios socioculturales: el 49 por ciento de los consultados aseguran que preferirían tener una mascota, mientras que solo un 36 por ciento piensa tener hijos.

Esa tendencia es mayor entre los jóvenes de estratos medios, el 55 por ciento de los cuales respondieron que tendrían una mascota, y solo un 29 por ciento habló de hijos.

Cifras & Conceptos consultó presencialmente a 2.513 personas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Riohacha, Pasto, Tumaco, Cúcuta, Yopal y San Andrés, y virtualmente a otras 1.717 de todo el país, entre diciembre del año pasado y febrero del 2020. Además de la muestra estadística, un equipo de la Escuela de Ciencias Humanas del Rosario, liderado por el profesor Carlos Andrés Charry, analizó las redes de asociación semántica entre personajes o situaciones de la vida nacional y algunas de las emociones básicas reseñadas por los jóvenes.

Estos son los resultados de la encuesta:

https://www.eltiempo.com/infografias/2020/03/EncuestaJovenes/desktop/index.html

Un análisis de los resultados generales

Cuando les preguntaron a los jóvenes qué es lo que más los indigna de la sociedad colombiana, la respuesta mayoritaria fue la apatía y el conformismo (24 %), seguidos de la falta de cultura y el machismo (13 %), la corrupción (12 %), la desigualdad (9 %) y el mal gobierno (7 %).

Esa indignación, en todo caso, tiene énfasis regionales. Así, en Medellín es la corrupción el hecho que más indigna a los jóvenes, mientras que en Cali son la falta de oportunidades y el desempleo (12 %) y en Barranquilla (11 %), el mal gobierno.

En proporciones cercanas al 50 %, los jóvenes del país reportaron una sensación de estancamiento en cuanto a su situación emocional, económica, laboral, de seguridad personal y de salud.

Y en cuanto a lo que están dispuestos a hacer para mejorar su situación y la del país, hablaron de denunciar (81 %), asociarse en defensa de los animales (78 %), hacer trabajos

de voluntariado (77 %), hacer donaciones a personas u organizaciones (65 %) y protestar (55 %).

Participar en política (36 %), asociarse en organizaciones políticas (32 %), aportar más a pensiones (30 %) y pagar más impuestos (13 %) son las opciones con menos apoyo entre esta población.

El contraste entre el apoyo a iniciativas privadas, claramente desmarcadas de las instituciones tradicionales, es destacado por César Caballero, director de Cifras & Conceptos, como una muestra de la que llama “crisis de legitimidad” de las estructuras tradicionales.

¿Y en qué confían los jóvenes? En la universidad pública (73 %) y privada (62 %), en las fundaciones y ONG (55 %), en las Fuerzas Militares (47 %), en la Iglesia católica (40 %), las alcaldías (36 %) y las iglesias no católicas (34 %).

En la parte baja de la tabla están los jueces de la República, con apenas el 19 % de confianza de los jóvenes, la Presidencia de la República (13 %) y el Congreso (12 %).

Cuando hay problemas, 74 de cada 100 jóvenes buscan apoyo en la familia; 35 de cada 100, con sus amigos; uno de cada cinco (19%), con la Policía, y apenas 1 de cada 100, con el Gobierno.

Para expresar sus opiniones, un 63 por ciento manifiesta preferir el diálogo directo con las personas, y uno de cada cuatro (24 %) dice que lo hace a través de redes sociales. La protesta es la vía para apenas el 2 % de los consultados.

Siendo esto así, cuatro de cada diez encuestados (que en cuanto a la población representativa equivalen a casi 1,6 millones de jóvenes) respondieron que participaron en algún tipo de manifestación en el último año.

De ellos, el 69 por ciento dijo haber salido a las calles; el 60 %, haberlo expresado a través de sus redes sociales, y un 56 % dijo que estuvo en un cacerolazo.

La mayor participación de jóvenes en protestas se reportó en Bogotá, donde 78 de cada 100 dijeron haber participado en los cacerolazos y en las marchas. En Medellín, esa participación fue menor: 41 % lo hicieron en las calles, y 37 por ciento usaron las cacerolas.

¿Qué sienten frente a su realidad?

Lo que encontraron los investigadores es que, a pesar de sus preocupaciones por el futuro, la alegría es la emoción predominante entre los jóvenes colombianos, con un 66 %.

Los amigos y la familia (12 %), los triunfos de los deportistas colombianos (11 %), la colombianidad (6 %), las fiestas, los carnavales y el folclor (4 %) y los ‘políticos’ (3 %) son mencionados por ellos como las principales fuentes de su alegría.

El miedo es el segundo sentimiento más mencionado, con un 32 % de las respuestas. La inseguridad en las calles (25 %), los grupos armados y el conflicto (7 %), las fobias personales (4 %) y las guerras, incluida la posibilidad de una con Venezuela (3%), asustan a los jóvenes.

Un 31 por ciento de los jóvenes mencionaron la sorpresa como una emoción predominante en su vida, y entre las razones de sorpresa referidas aparecieron varios factores políticos, como la ‘baja gobernabilidad del presidente Duque’ (5 %), la elección de Claudia López (4 %) y la corrupción (35 %).

La tristeza es una emoción frecuente para uno de cada cuatro jóvenes encuestados por Cifras & Conceptos (26 %). La desigualdad y la pobreza (15 %), la violencia y el maltrato (4 %), la muerte (3 %), el daño al medioambiente (3 %) y la niñez desamparada (3 %) fueron mencionadas como las causas de esa emoción.

A los jóvenes les consultaron sobre los hechos y personajes que relacionan con otras dos emociones que reportaron como frecuentes: la ira (26 %) y el desagrado o asco (18 %).

Sus respuestas sorprenden: el 13 por ciento de ellos relacionaron la ira con el nombre de Álvaro Uribe Vélez, mientras que un 12 por ciento de ellos aludieron al presidente Iván Duque, al Gobierno (11 %), a la corrupción (6 %) y a los grupos armados y el conflicto. En las respuestas de los jóvenes sobre esta emoción también apareció el nombre del senador y excandidato presidencial Gustavo Petro.

“Varias respuestas muestran ira hacia el senador (Uribe), habiendo una asociación constante de este con el presidente Iván Duque. No obstante, también se encuentra en esta red la presencia de la palabra ‘Petro’, lo cual evidencia que esta emoción no es exclusiva de estos dos personajes, sino que se extiende hacia otros actores de la vida pública nacional asociados con la política y la polarización política que ha venido viendo el país”, dice el análisis cualitativo del Rosario.

Uribe, que también fue mencionado por el 5 % de los que referenciaron el miedo como una emoción predominante, aparece también en las respuestas sobre personajes que los jóvenes relacionan con la emoción desagrado/asco: un 7 % lo mencionó, mientras que un 10 % se refirió al Gobierno y un 9 por ciento, al presidente Iván Duque.

El director de Cifras & Conceptos destaca tres grandes conclusiones de las respuestas de los jóvenes. Primera, que entre esa población las instituciones tradicionales son percibidas con un alto grado de ilegitimidad. Segunda, que hay un notorio sentimiento negativo hacia el gobierno del presidente Duque y sus referentes, como el expresidente Álvaro Uribe, atribuible a la que llama una “falta de empatía” entre los problemas de los jóvenes y las respuestas que perciben del Ejecutivo. Y, tercera conclusión, que el empleo y la estabilidad económica son para los jóvenes, así como para la mayoría de la población colombiana, las principales preocupaciones.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.