Libro para niños causa polémica por mensajes inapropiados

Libro para niños causa polémica por mensajes inapropiados

Madres denuncian que 'Gravity Falls 3' tiene contenidos oscuros que podrían inducir al suicidio.

Gravity Falls Diario 3

'Gravity Falls Diario 3’ es un libro inspirado en una serie de TV animada que tiene el mismo nombre.

Foto:

123rf

Por: Educación
16 de agosto 2018 , 09:31 p.m.

“Poseer a las personas es lo más divertido. Existen miles de sensaciones que me he perdido durante todo este tiempo: quemarme, apuñalarme y ahogarme. Es como una barra libre de diversión. Una vez destruya este diario, disfrutaré mucho dándole un gran final a este cuerpo: lo voy a aventar desde la torre del agua”.

Este es un fragmento del libro Gravity Falls Diarios 3, el cual prendió las alarmas en Wikimujeres (un grupo en Facebook que reúne a las mujeres para compartir consejos y experiencias), pues varias madres aseguran que algunos apartados del texto son inapropiados para los niños y que, incluso, pueden considerarse como una apología al suicidio.

Dicho párrafo hace referencia a unas notas que hizo Dipper, el personaje principal del libro, en un diario mientras estaba 'poseído' por uno de los villanos de la historia.

El texto, que está dirigido a niños y niñas a partir de los 9 años de edad, se basa en una serie de televisión con el mismo nombre creada para Disney Channel.

La trama principal del libro se centra en realidades paralelas y criaturas sobrenaturales. El autor del texto es Alex Hirsch, un escritor estadounidense, y quien también da voz a varios de sus personajes en la serie animada.

Geraldine Pomato, la creadora de Wikimujeres, expresó su preocupación por el contenido del texto. “Mi hijo compró este libro en una feria del colegio (...). Gravity Falls es una serie que está de moda entre los más pequeños. Él ve este tema como de misterios y de aventuras; y así lo veía yo. A través de otra mamá en Wikimujeres me enteré de la existencia de una página que tiene mensajes oscuros y extraños: ahogarse o dejar de existir, por ejemplo. Textos que no son positivos para la edad que está recomendado el texto”, señaló Pomato.

La mujer cuenta que a raíz de esos contenidos se creó una discusión en el grupo acerca si esa serie animada incita o no al suicidio.

“Lo que me llama la atención de este libro es que trata contenidos muy avanzados para edades tempranas: posesiones y mundos paralelos. Como mamá, creo que debemos tener un acompañamiento con nuestros hijos. Por eso, es importante tener en cuenta el contexto y ver la serie completa para entender si es o no dañino”, reconoce.

“Lo que me llama la atención de este libro es que trata contenidos muy avanzados para edades tempranas: posesiones y mundos paralelos

También advirtió que las editoriales deben encargarse de hacer un filtro para determinar si las publicaciones son apropiadas para ciertas edades. “Lo mejor de todo, la gente pensará que Pino (personaje del libro) perdió la cabeza, y forma incorpórea ambulará en el plano mental durante toda la eternidad. ¿Quieres ir con él, estrella fugaz?”, reza otro fragmento del ejemplar.

Diana Patricia Perdomo, psicóloga humanista de la Universidad Javeriana, recomienda a los padres aproximar a sus hijos a un tipo de literatura que no estimule actos que puedan ser replicados o interiorizados.

“Si un niño tiene una alta autoestima y su identidad está completamente desarrollada, seguramente este tipo de textos no lo van a afectar. Por el contrario, si está en una etapa de vulnerabilidad es posible que se identifique con el autor y los personajes del libro”, añadió Perdomo.

Pamela Moreno, otra mamá preocupada y quien también pertenece al grupo Wikimujeres, expresó su descontento por la serie y la publicación.

“Yo no les permito ver a mis hijos la serie animada, porque para la edad que es recomendada no es apropiada para hablar de brujería y muertos. Un niño todavía no tiene un pensamiento concreto y el mensaje que da el show lo podrían tomar literal. No estamos diciendo que todos los menores que lean el libro o vean la serie se vayan a suicidar, pero sí pueden recibir datos innecesarios”, cuenta Moreno, quien es educadora de disciplina positiva.

De hecho, en Panamá también se generó la misma polémica en junio de este año. El diario La Prensa de ese país también recogió declaraciones que rechazan el libro. “Ya Disney dejó de mandar sus mensajes de forma subliminal, ahora lo hacen abierta y descaradamente. Gravity Falls, cómica satánica, incitando a los niños al suicidio, y sus libros peores aún”.

Lina María Saldarriaga, directora de contenidos de Red Papaz, apunta a que el suicidio es un fenómeno multicausado; es decir: un adulto y, mucho menos un niño, no se quita la vida porque leyó algo en un texto o vio un video en internet.

“No obstante, hay unos niños que sí son particularmente vulnerables, como, por ejemplo, aquellos que tienen temas de salud mental, historia de maltrato o de abuso sexual. El pensamiento de estos menores puede ser tan cerrado que en algunas ocasiones pueden engancharse a una información presente en redes sociales o en programas de televisión y tomarla como verdadera”, señaló la experta.

Mayor control

Saldarriaga advierte que si bien esa situación no está presente en todos los menores de edad, es necesario que los padres estén pendientes de todos los contenidos a los que acceden sus hijos. “Hablar de la muerte con los niños es importante, pero no como una apología al suicidio, sino darles a entender que hay emociones negativas que todos los seres humanos experimentan”, indicó.

Por su parte, Carlos Andrés Quintero, médico psiquiatra y director de orientación universitaria de la Fundación Universitaria de las Ciencias de la Salud, señaló que los padres tienden a polemizar temas de los que no tienen pleno conocimiento. “No creo que el autor de este texto haya querido incitar al suicidio. Generalmente, los padres, al no entender completamente el contexto, buscan agrandar las cosas. Es importante que vean o lean toda la serie y discutan la trama con sus hijos”, propuso el médico.

Este diario se comunicó con el grupo Planeta, encargado de la distribución del libro para conocer su opinión –o la del autor–, pero aseguraron estar en conversaciones con la empresa Disney.

Algunas sugerencias

Desde RedPapaz recomiendan a los padres que observen críticamente la información que sus hijos consumen.

“Los adultos tenemos que ser responsables por el tipo de contenido que los menores leen o ven. Debemos percatarnos de cómo está su estado de ánimo y crear estrategias que nos permitan acompañarlos durante el consumo de un determinado material. Hay que estar pendientes si nuestros hijos están demasiado tristes o angustiados”, sugirió Saldarriaga.

Además, la experta recomendó que “los papás deben asegurarse de la clasificación a la cual están dirigidos los contenidos. Eso es importante porque si un niño o niña accede a algo que no es adecuado para su edad, como por ejemplo información oscuras o imágenes explícitas de contenido sexual, puede generar efectos negativos”.

EDUCACIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.