Secciones
Síguenos en:
¿Estamos educando para atender los retos del futuro?
educa

Jaime Pales, experto en educación y CEO de Linc, explica los cambios necesarios en el sector.

Foto:

istockphoto

¿Estamos educando para atender los retos del futuro?

Se estima que el 50 por ciento de los trabajos actuales desaparecerán en 15 años.

Los modelos educativos actuales deben adaptarse para poder responder a los retos laborales de los próximos años. A esta conclusión llega The Learning Innovation Catalyst (Linc), una firma dedicada a entrenar a personal docente y estudiantes de todas partes del mundo para mejorar los procesos de aprendizaje y enseñanza.

De acuerdo con Jaime Pales, CEO fundador de la compañía, la educación se enfrenta a un gran reto: el 50 por ciento de los trabajos actuales desaparecerán en los próximos 15 años. A esto se suman otros aspectos. Por ejemplo, de acuerdo con la OBS Business School, el 85 por ciento de los empleos que estarán presentes en 2030 aún no se han inventado.(Lea también: ¿Cómo enfrenta la pandemia la universidad más antigua de Colombia?)

Esto afectará, sostiene, no solo a actividades de manufactura, sino también a profesiones que van desde el derecho y la contabilidad hasta algunas ramas de la medicina.

“Antes tomaba mucho tiempo innovar. Ahora, con la tecnología actual, expertos dicen que el mundo va a evolucionar lo equivalente a mil años en el siglo XXI si se compara con el siglo XX”, asegura Pales.

(Lea también: La educación en América Latina, entre el racismo y la discriminación)

Y agrega: “El mundo está cambiando tan rápido, que las destrezas del escenario laboral en el futuro cercano van a ser totalmente diferentes a las actuales. El ser humano debe desarrollar unas habilidades para prepararse para esos cambios y reinventarse constantemente para ser relevante”.

Ante este panorama, ¿cuál debe ser el futuro de la educación?

De acuerdo con el CEO de Linc, los sistemas educativos deben cambiar desde ya para poder estar preparados para los cambios que se avecinan.

“La educación no es un sector que evolucione rápidamente. Una persona de inicios del siglo XX quizá se confunda con el mundo actual y no sepa qué es lo que lo rodea. Pero en un salón de clase, va a saber perfectamente dónde se encuentra. Esto nos lleva a un punto clave, y es que los sistemas educativos deben generar cambios con urgencia”, sostiene el experto.

Esto teniendo en cuenta que, asegura Pales, se prevé la desaparición de empleos enfocados en el seguimiento de instrucciones o la memorización de contenidos. De esta forma, los trabajos de los humanos tendrán que ver con agregar valor a las labores de las máquinas, así como lo relacionado a la comunicación e interacción con otras personas.

(Lea también: Microsoft promete formación digital gratis a 25 millones de personas)

Actividades como el seguimiento de procedimientos empezarán a ser reemplazadas por software especializado e incluso con inteligencia artificial. De ahí que los sistemas educativos deban centrarse en otro tipo de aprendizaje como la resolución de problemas, pensamiento crítico y el uso de la creatividad.

El experto sostiene que en este contexto, la educación debe ser más dinámica, en constante investigación y adaptable para preparar a los estudiantes para esa nueva realidad.

Jaime Pales

Jaime Pales, CEO cofundador de Linc.

Foto:

Linc

Los docentes, en el centro del futuro de la educación

En ese panorama, el papel de los profesores empieza a tomar una gran relevancia: “Desde pequeños, como maestros debemos enseñar la autogestión. Que el niño aprenda a aprender. El docente, en vez de ser un mero transmisor de información, es un facilitador del proceso de aprendizaje”, menciona Pales.

Con esto, los maestros deberán prepararse no para la transmisión de conocimientos, sino para llevar a sus estudiantes a la búsqueda de nuevos aprendizajes de manera personalizada, ya que se deben tener en cuenta todas las diferencias de los alumnos en materia emocional, socioeconómica, de raza, identidad de género, habilidades, entre otras.

(Lea también: Las mejores maestrías en administración del mundo)

De igual manera, este modelo de educación no debería ser para unos pocos o para quienes tengan los recursos financieros para acceder a él: “Estas oportunidades deben ser equitativas. Nuestro trabajo en Linc es mirar cómo preparamos a docentes para llegar a ese objetivo, sin importar el trasfondo socioeconómico, racial o cultural de los estudiantes. La idea es escalar la capacidad a los profesores para que sea asequible y de igual calidad".

Sin embargo, con la actual emergencia sanitaria, se habría hecho evidente la necesidad de trabajar en las dificultades de conexión, acceso a equipos de cómputo y capacitación en el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, ya que garantizando la conectividad, se puede llegar a más docente y estudiantes

"Un país como Colombia tiene que urgentemente cerrar la brecha digital. Tenemos que dar acceso a un internet rápido y confiable a todos los estudiantes y docentes. Tenemos que proveer dispositivos y software educativo que permita el aprendizaje combinado (blended learning) y el remoto de ser necesario. Tenemos finalmente que capacitar a los docentes para que puedan utilizar la tecnología de manera significativa", menciona el experto.

REDACCIÓN EDUCACIÓN - @EducacionET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.