Hora de crear el rincón del juego y la diversión

Hora de crear el rincón del juego y la diversión

Conozca algunas ideas para diseñar un espacio donde los pequeños puedan entretenerse.

Hora de crear el rincón del juego

Los colores y las formas son fundamentales en un cuarto infantil. Un tablero para pintar y un tapete modular, que se puede recoger, son piezas claves en este diseño.

Foto:

Kiki

09 de febrero 2018 , 11:05 p.m.

Jugar, esa es la principal ocupación cuando se es niño, y aunque muchas veces los adultos lo consideren algo banal, es su forma de conocer el mundo, aprender y, de paso, expresarse.

“El juego tiene dos funciones fundamentales en el desarrollo de los niños: el enriquecimiento emocional; sus emociones y autoestima se ven reflejadas en el juego, y por el otro lado, con este van adquiriendo habilidades, destrezas, conceptos. Ellos aprenden las cosas entendiéndolas, ejecutándolas, experimentándolas”, explica Alex Felsmann, directora del jardín infantil Huellas.

Por eso, cuanto más se fomente esta actividad, más contribuimos a su desarrollo. Y que mejor manera que hacerlo en un ambiente que propicie el esparcimiento, la imaginación, la creatividad y la alegría.

De ahí la importancia de tener ese rincón del juego, ese espacio propio para hacer regueros, pintar, armar y divertirse, ya sea en el cuarto del pequeño o en el salón familiar. No importa si es un lugar chico, hay formas de ganar espacio.

“Hay que despejar lo más que se pueda y aprovechar las esquinas para poner allí los juguetes. Es recomendable que la cama esté siempre pegada a una pared para dejar espacio libre”, dice la diseñadora y dueña del almacén de muebles para niños Kiki.

También aconseja aprovechar las camas altas para dejar en la parte de abajo espacio para el juego, o camarotes a los que se les cuelgan del larguero telas que se quitan y ponen (se pegan con velcro) y que funcionan como cuevas para entretenerse.

Una mesita (en madera, fórmica o plástico) con sus sillas (“hasta los 3 o 4 años es mejor con brazos para mayor estabilidad”, dice la diseñadora) son muy útiles para que puedan pintar, jugar con plastilina, amasar, etc.

Y son fundamentales las cajas organizadoras, preferiblemente de plástico porque son fáciles de limpiar y ellos las pueden mover cómodamente –pueden tener ruedas–, y también sirven para decorar.

Otro elemento clave para diseñar este rincón es dejar un espacio en la pared para pintar, que puede llevar un acrílico para marcadores, donde también se puedan poner imágenes metálicas con imanes; o un tablero negro con tizas, o un papelógrafo o rollo de papel que se puede ir jalando y arrancando.Finalmente, conviene tener el piso despejado, sin tapete, para evitar los accidentes (regueros, líquidos, pegotes), pero sí con uno modular que se puede recoger.

Pequeños mundos

La psicóloga Felsmann recomienda la limpieza visual en el espacio: “No es necesaria la acumulación de juguetes y hay que mantener la organización en un sentido en el que provoque hacer las cosas”.

Y aconseja crear varios rincones. “Tener un espacio para el juego de roles: cosas para disfrazarse, como sombreros, capas, faldas, pelucas, para que ellos, con su imaginación, creen los personajes, pueden ser superhéroes, papá y mamá, animales, etc., según la situación que el niño está viviendo”.

Otro rincón puede ser el del arte: “Donde el niño pueda sentarse y manipular los colores, plastilina, pinturas, etc. para desarrollar su motricidad fina”.

También está el rincón de la construcción: bloques, rompecabezas, encajables, armotodos, que pueda esparcir en el suelo.

Así mismo se puede crear una zona para ejercitarse: incluir estructuras de espuma de alta densidad, como cilindros, escaleras, rampas, túneles o trapecios, para trepar, subir, bajar o crear un gimnasio infantil.

Cuando Feslmann se refiere a ‘rincones’, habla de la posibilidad de que ese espacio de juego infantil se pueda transformar para estas actividades. “Puede guardar en cajas los disfraces, las manualidades, los bloques y llevarlos al rincón. Es importante la organización lógica que le permita al niño ir aprendiendo cosas: la bolsa de los colores primarios, en otra los secundarios y así. Lo mismo con los bloques, por formas, puede ser”, agrega la pedagoga. Todos estos rincones se deben tener a cualquier edad, lo que cambian son los tamaños y materiales de las cosas según la capacidad del niño.

Algunas ideas para un espacio divertido
  1. Use alfombras antideslizantes.
  2. Puede poner una carpa india de un metro de diámetro, que decora y sirve para el juego, además, están muy de moda.
  3. Disponga muebles de almacenaje con cajones de distintos tamaños o colores, así le dará dinamismo a la decoración.
  4. Use organizadores con ruedas para que los pequeños puedan desplazarlos con facilidad.
  5. En un espacio de la pared podría poner un espejo, funciona para los juegos de roles.
  6. Esté pendiente de que las tomas eléctricas no estén al alcance de lo niños o que estén tapadas.
  7. Evite que las cajas queden a una altura superior a la del niño, pues al jalarlas le pueden caer en la cabeza.

VIDA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.