'El paro nacional se podrá solucionar con diálogo y confianza'

'El paro nacional se podrá solucionar con diálogo y confianza'

Alejandro Cheyne, rector de la U. del Rosario, habla sobre los desafíos que plantean los jóvenes.

Alejandro Cheyne

Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario.

Foto:

Universidad del Rosario

Por: Camilo Peña
06 de diciembre 2019 , 09:30 p.m.

Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario, considera que la educación superior atraviesa por desafíos significativos, teniendo en cuenta que los jóvenes ya no quieren aprender a través de las metodologías tradicionales.

"El reto más difícil será incorporar la tecnología en los procesos de aprendizaje", advierte el académico en entrevista con EL TIEMPO

Cheyne, quien es un apasionado por la educación y un abanderado rosarista, aduce otro reto. "Un segundo desafío es la paradoja del talento humano. En países como Colombia existen muchas personas dispuestas a trabajar pero los empresarios dicen que ellos no tienen las competencias suficientes", relata con preocupación.

El rector señala que en la actualidad los jóvenes no están siendo escuchados y, en parte, es la razón de las protestas multitudinarias que se han generado en las últimas semanas. Por eso, dice que "es necesario ponerles atención y entender sus demandas".

Para tratar de entender el pensamiento y la expresión actual de los jóvenes, la Universidad del Rosario, junto con EL TIEMPO, realizará una investigación en varias ciudades el país.

¿Qué han demostrado las movilizaciones estudiantiles de los últimos meses?

El desafío real es pedagógico y voy a explicar por qué. Los jóvenes están buscando un medio para expresar sus sueños o sentimientos de inconformismo y lo están haciendo de formas diferentes. Sin embargo, otros actores de la sociedad no han tenido la capacidad para comprender esos mensajes. Algunos consideran que lo que dicen los jóvenes es frágil y desordenado. Y es todo lo contrario. Los jóvenes están dando un mensaje claro y concreto sobre unos desafíos que ellos consideran pertinentes para Colombia.

El gran reto es el desafío pedagógico. Si le seguimos llegando a los jóvenes de la misma forma simplemente estamos en el lugar equivocado

¿De qué desafíos estamos hablando?

Algunos jóvenes pueden sentir que los discursos que dan otros actores de la sociedad están alejados de su cotidianidad. Ellos quieren escuchar propuestas concretas para su vida y no quieren discursos con ideologías. Los jóvenes también pueden sentir que los mensajes son unidireccionales y no obedecen a la solución de sus problemas cotidianos. Lo que se requiere es sentarse y construir un diálogo.

¿Ese conversación debe generarse en el marco del diálogo nacional o se debe crear otro espacio?

Los jóvenes requieren de un diálogo en todo momento y en todo lugar. Bienvenida la propuesta del Gobierno, pero existen otros mecanismos para conversar.

¿De qué se trata el estudio que van a realizar en varias ciudades del país?

Es un proyecto estratégico que tenemos en alianza con diferentes actores y uno de estos es la Casa Editorial EL TIEMPO. Vamos a trabajar activamente en un ejercicio de lectura técnica y académica sobre la expresión actual de los jóvenes. El trabajo lo realizaremos en Pereira, Villavicencio, Bucaramanga, Cartagena, Ibagué, Neiva, Yopal, Medellín, Cali y Armenia. Pero tendremos una mirada especial en Tumaco, Chocó, San Andrés, Catatumbo y Guajira.

Uno de las peticiones de los universitarios en las movilizaciones es que se cumpla el acuerdo firmado con el presidente Duque en diciembre de 2018 ¿Cuál es su lectura de esto?

Existen diferentes desafíos en la educación, que era finalmente lo que se estaba discutiendo a finales del año pasado. El primero es el acceso a la educación de alta calidad. Desafortunadamente, por una brecha que tenemos acumulada desde hace muchos años, la educación de alta calidad no es para todos. El segundo reto es la restricción económica. No todos tienen los ingresos suficientes para estudiar y acá hay una paradoja. Muchos jóvenes quieren estudiar y no tienen el dinero, y al mismo tiempo hay universidades privadas que tienen la capacidad para ofrecer más educación pero los jóvenes no llegan.

¿Estos desafíos se deben incluir en el diálogo nacional?

Sin duda. Se deben abarcar los temas de calidad y de cobertura. Pero el gran reto es el desafío pedagógico. Si le seguimos llegando a los jóvenes de la misma forma simplemente estamos en el lugar equivocado.

¿Cómo se podría solventar la crisis del paro?

Diálogo, encuentro y confianza. Si en este momento no se logra construir confianza con todos los actores el diálogo no se van a generar resultados. Las universidades juegan un papel protagónico y sobre todo una como la nuestra, en la que la sociedad confía gracias a nuestra tradición histórica.

¿Cuál es la estrategia de la universidad para mantenerse a la vanguardia después de 365 años de historia?

Llevamos 365 años en dos dimensiones: La primera, es la formación de proyectos de vida al servicio del país en jurisprudencia, economía, medicina y administración, entre otros saberes. Y una segunda dimensión, que es muy importante, es que somos cuna de la República. De hecho, la universidad ha participado en la construcción de la agenda nacional, regional y local.

CAMILO PEÑA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.