‘La educación superior en Colombia es excluyente’

‘La educación superior en Colombia es excluyente’

Los líderes del paro estudiantil afirman que no hay políticos detrás de las marchas.

Líderes del paro estudiantil

De izq. a der., Karina Valderrama y Santiago Caicedo (Unees), Álex Flórez (Fenares), Alejandro Palacio y Jennifer Pedraza (Acrees).

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Por: Simón Granja Matias
25 de noviembre 2018 , 12:52 p.m.

Son cinco los estudiantes y representantes de los tres sectores líderes de las movilizaciones estudiantiles que desde hace más de 40 días han paralizado al país y han puesto en el foco de atención la crisis financiera que vive la educación superior pública. Paro nacional de estudiantes que pareciera no tener una pronta salida.

“Nosotros decimos que el Gobierno tiene la plata pero no la voluntad, y ellos dicen que tienen la voluntad pero no la plata”, dice Alejandro Palacio, uno de los cinco y quizá la cabeza más visible de la marcha junto con Jennifer Pedraza Sandoval, ambos de Acrees. Karina Valderrama y Santiago Caicedo, de Unees; y Álex Flórez, de Fenares, son los otros jóvenes que se sentaron con el Gobierno a negociar.

“Estoy agotado, hermano, hasta me enfermé”, le comenta Palacio a Caicedo. No es el único, están roncos y agripados. Incluso, Palacio no pudo asistir por la mañana del jueves a la negociación con la ministra de Educación, María Victoria Angulo, y en la que no hubo consenso. “Se mantiene el paro y los invitamos a marchar este jueves 28 de noviembre”, dijeron.

El agotamiento no es injustificado, pues hasta amenazas de muerte han tenido que aguantar a sus 20 y 22 años, así como jornadas de 14 horas seguidas de negociaciones con el equipo del Gobierno tratando de convencerlo de que la lucha que emprendieron es justa y sus exigencias, posibles.

“Yo no quiero un mártir, quiero un amigo”, le dijo una persona allegada a Palacio después de conocer las reiteradas amenazas de las que él y otros dos de sus compañeros –Pedraza y Flórez– han sido víctimas. Por algo tienen un esquema de seguridad que los acompaña a donde van.

¿Qué les han dicho sus familias sobre las amenazas que han recibido?

Jennifer Pedraza (J. P. ):
Procuro hablar muy poco con mi familia sobre ese tema, creo que no saben mucho. Están lejos de nosotros, no pueden hacer nada (Jennifer es de Bucaramanga y Alejandro, de Medellín). A veces, como estamos en reuniones hasta tan tarde, no podemos llamarlos, eso ha sido difícil, pero ceder ante las amenazas es darles la razón, mostrar que ese método tan violento funciona, y pues no, no les vamos a dar el gusto.

Alejandro Palacio (A. P.): No estamos acostumbrados a ese tipo de cosas y menos nuestros padres. Ellos se dieron cuenta por los medios de comunicación, yo no les conté. Constantemente me preguntan si vale la pena dar la vida por la causa y por la defensa de la educación, pero yo creo que sabemos bien que la violencia no conduce a nada, y ante los violentos no podemos callar.

¿De dónde creen que provienen las amenazas?

J. P.:
No tenemos certeza. Pero bueno, también tenemos el respaldo y el apoyo de la gente, que es lo que nos blinda.

A. P.: Hasta encapuchados me han amenazado, es de ambos lados: izquierda y derecha.

Roger Waters, Residente, Shakira... son tan solo algunos de los artistas que les han mostrado su apoyo...

J. P.:
Hablar con Waters ha sido lo más cerca que he estado de Dios (risas).

A. P: Yo no pude estar porque no hablo bien inglés...

J. P.: Alejandro habla inglés como Uribe (risas)...

A. P.: Yo creo que si uno hace un balance entre los mensajes positivos y negativos, es más el apoyo y las muestras de solidaridad que ha recibido el estudiantado. O sea, tener el apoyo de Waters, que está por encima del bien y del mal, de Residente, y que gran parte de los artistas y académicos más importantes se hayan pronunciado es muy significativo. Y más allá de estas celebridades, el cariño de la gente. Cuando uno ve las movilizaciones pareciera como si la Selección Colombia se hubiera ganado el Mundial. Es una señal de que lo estamos haciendo bien. Nosotros estamos próximos a graduarnos y esto lo hacemos por los que vienen y los que no pudieron entrar a la universidad. Hay una cosa clara y es que el sistema de educación superior en Colombia es supremamente excluyente.

Se ha dicho que detrás de estas movilizaciones hay políticos...

J. P.:
Yo creo que la lucha por la educación es una lucha muy política porque tiene que ver con la distribución del Presupuesto General de la Nación y es donde se expresan las prioridades políticas de los gobiernos; sin embargo, nosotros hemos hecho un llamado a todos los sectores de la sociedad para que hagan parte de esta causa.

A. P.: Ahí hay una vaina importante y es que estas no son movilizaciones pro-Petro ni contra Iván Duque. Son marchas por la defensa de la educación y todo el que quiera participar tiene un espacio. La idea es que toda la sociedad entienda que la educación no es un asunto ni de izquierda ni de derecha, sino que es un derecho y hay que defenderlo.

J. P.: Sí, pero bueno, este gobierno es descarado y los anteriores también.

A. P.: Sí, es que la educación no ha sido prioridad...

Si Petro fuera el presidente, ¿también habrían salido a marchar contra él?

J. P.:
Claro que sí. De hecho, hay gente que votó por Duque que coincide con él en otras cosas y hoy está marchando.

¿Acá alguno quiere ser senador?

J. P.:
Uuuuy, no, no, no...

Karina Valderrama (K. V.): Uno respeta las posturas de cada uno porque es algo que se debe hacer. Yo considero que la lucha estudiantil ha logrado sumar fuerzas de todos los sectores. Yo no me voy a lanzar a la política ni mucho menos... Yo quiero defender la educación pública.

Álex Flórez (A. F.): Estamos acá porque nos gusta el liderazgo... Como decía (Jaime) Garzón, “si nosotros no asumimos la dirección de nuestra sociedad, nadie va a venir a salvarnos”. Creo que se juzga a aquellos que tenemos un proyecto político, como yo, que lo tengo porque es lo que me apasiona. Pero en este momento no alzamos una bandera partidista dentro del movimiento sino que efectivamente hay una lucha noble y justa por la educación.

A. P.: Yo no tengo ningún interés político ni a mediano ni a largo plazo. Mi principal aspiración es retribuirle a la universidad todo lo que ya me ha dado. Mi sueño es ser rector de la Universidad de Antioquia.

Cuando los rectores llegaron a un acuerdo con el Gobierno, ustedes no estaban ahí, ¿se sintieron traicionados?

J. P.:
Es cierto que el acuerdo con los rectores es insuficiente, es algo que ellos venían pidiendo desde hace mucho tiempo y que se logró por la movilización de todos. Les hacemos un llamado a que nos respalden en nuestras exigencias brindándonos garantías para la movilización, es lo único que puede blindar nuestras acciones en la mesa del Gobierno. Hicieron un acuerdo, bien, pero eso no quiere decir que nos abandonen.

A. .F:
Yo creo que no se puede negar que causó molestias, es de conocimiento público que nos sentimos desconocidos. Sin embargo, ellos han sido fundamentales en el proceso. Yo creo que cometieron un error, por inocencia o complicidad, pero cometieron un error y fue permitir que el Presidente llevara el debate a otro escenario, al de los contradictores. Pero ellos no son los contradictores, ellos forman parte de esta lucha. Lo que pasa es que debieron entender que este paro es de estudiantes y profesores y, por lo tanto, estos debieron participar.

El Gobierno presentó una propuesta de aumentar un punto más por encima del IPC y adicional a lo acordado con los rectores, ¿por qué no es suficiente?

J. P.:
La propuesta que hizo el Gobierno el pasado miércoles significa 30.000 millones de pesos adicionales por año, realmente muy poco porque tendríamos que dividir eso entre las 32 universidades. Tocaría menos de mil millones de pesos para cada una. Eso sigue siendo insuficiente. Pero ya existe una predisposición de hacer propuestas que valoramos y ahora hay que insistir en que es necesario aumentar más la base presupuestal para ampliar la planta docente, pagar servicios públicos, cubrir el déficit acumulado... Ese tipo de cosas son las discusiones.

¿Qué responden ustedes ante la propuesta de Duque de que los colombianos donen dinero para la educación superior pública?

A. F.:
Lo que está haciendo el Presidente es reencauchar la propuesta de la senadora Paloma Valencia de que sean los colombianos quienes con donaciones voluntarias financien la educación pública. Es decir, le está recargando a la sociedad la responsabilidad que le pertenece al Gobierno. Para eso están los impuestos, ese es el aporte de la sociedad. Plata si hay, lo que no hay es voluntad. El presidente no puede pretender que mediante limosnas se financie la educación. Que asuma su responsabilidad.

Llega diciembre, la gente se va de vacaciones...

A. F.:
El Gobierno está dilatando la negociación como una estrategia para que mermen las marchas. Pero es importante entender que nosotros queremos resolver esto desde el primer día de negociación y hemos buscado toda clase de propuestas para destrabar esta situación y retornar a clase. Entonces, yo creo que esa pregunta hay que hacérsela al Gobierno. Si no continuamos con la movilización hasta lograr un acuerdo, la universidad pública en Colombia en unos años va a quebrar y tendrá que cerrar.

La violencia en las marchas...

Santiago Caicedo:
Condenamos todo tipo de violencia, tanto la represión por parte del Esmad como la de los encapuchados. Nosotros somos un movimiento creativo, cultural y pacífico.

J. P.: Es un saboteo a nuestras marchas.

SIMÓN GRANJA MATIAS
Redacción Domingo
@simongrma

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.