El niño interior es el mejor padre posible / Opinión

El niño interior es el mejor padre posible / Opinión

Los pequeños seres humanos se sorprenden con facilidad. Todo es nuevo para ellos.

Creatividad y educación

La creatividad es la herramienta que nos ayuda a superar dificultades y a retomar el control. Sin embargo, es dinámica y requiere de mucha actitud.

Foto:

123RF

Por: Fernando Escobar
22 de octubre 2017 , 06:03 p.m.

Mientras la mamá hacía grandes esfuerzos para poder echarle la crema antipañalitis a su hijo Pablo, el papá llegó entusiasta a calmarlo y, con más instinto que razón, tomó en sus manos las medias, única prenda de la cual habían logrado despojar al pequeño, y se las puso sobre sus propias orejas. Recordó una canción de un programa de televisión. Empezó a cantarla: “Soy bombín orejitas del espacio sin fin, y vine aquí a la tierra metido en un botín”, moviendo la cabeza como una estrella de rock. Los ojos de Pablo se abrieron, su sonrisa se expandió, y la mamá pudo, por fin, ponerle la piyama a su hijo.

Los pequeños seres humanos se sorprenden con facilidad. Todo es nuevo para ellos. Esa extraordinaria capacidad de asombro resulta un gran aliado en nuestra labor de padres; los convierte en el público ideal que logra emocionarse con casi cualquier cosa, desde el descubrimiento de su dedo gordo hasta la actuación de un papá amoroso.

Cada papá o mamá puede ser para su bebé el comediante más divertido o el cantante más popular aun sin tener idea de hacerlo. Con tan solo silbar una melodía, narrar un partido de fútbol entre peluches o contar con emoción un cuento, el amor que les tenemos a nuestros hijos nos permite dejar salir nuestro niño interior y, por lo tanto, nos alienta a ser más creativos. Así podemos cambiar un mal rato por un momento ameno, un regaño por un juego, o un problema por una oportunidad.

La creatividad es la herramienta que nos ayuda a superar dificultades y a retomar el control. Sin embargo, es dinámica y requiere de mucha actitud. Pablo adorará el ‘hit’ ‘Bombín orejitas’ durante los primeros conciertos, pero en un tiempo quizás se aburra. Hay que variar. En los meses posteriores, su padre se puede convertir en Carlos Vives o en Cantinflas, y su madre, en Shakira, para sorprender a su hijo y lograr así ponerle de nuevo la piyama o simplemente pasar un momento grandioso.

FERNANDO ESCOBAR
Conferencista

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.