Singapur busca reducir el estrés de sus estudiantes

Singapur busca reducir el estrés de sus estudiantes

Se han empezado a detectar altos niveles de ansiedad en los niños por el fuerte modelo educativo.

Estrés en estudiantes

En 2016 y 2017, los países asiáticos como Japón registraron la más elevada tasas de suicidios entre adolescentes en los últimos 30 años.

Foto:

iStock

Por: AFP
03 de julio 2019 , 04:19 p.m.

Singapur, que encabeza las listas mundiales en calidad de educación, lanzó una  reforma para tratar de reducir el estrés en las escuelas, dado el enorme número de niños que son víctimas de ansiedad desde la escuela primaria. 

"Debemos equilibrar la diversión del aprendizaje y el rigor de la educación", apuntó el ministro de Educación, Ong Ye, al anunciar recientemente ante el Parlamento los cambios propuestos.

Entre los objetivos inmediatos se incluye eliminar algunos exámenes y modificar un currículo escolar considerado demasiado rígido. Desde su independencia en 1965, Singapur tornó a la educación una prioridad.

Y aunque la ciudad-estado domina los estudios realizados por la OCDE para evaluar los sistemas educativos de decenas de países, también se detectaron tasas de estrés más elevadas que el promedio entre los alumnos de Singapur a causa del trabajo escolar.

Esas informaciones coinciden con un estudio interno, pues se observan niños que resultan literalmente atornillados a los pupitres en jornadas interminables de clases, y luego se imponen los deberes para hacer en el hogar y los cursos de apoyo.

Así, la marcha hacia la excelencia tiene un peso enorme en la salud mental de los alumnos, al punto que se registran numerosos suicidios.

Un caso que refleja el problema

Wendy, quien no quiere ser identificada con su nombre completo, está convencida de que únicamente con cursos de apoyo podrá garantizar el éxito de su hija. Dos veces por semana la niña de 12 años toma clases particulares de matemática y ciencias.

También sigue cursos de inglés y chino tres veces por semana en un centro privado. "Debo vigilarla y verificar que ella haga una buena revisión de sus cursos", dijo Wendy sobre su hija.

Al fin de la escolaridad primaria, los alumnos en Singapur son sometidos a un examen fundamental para el acceso a las prestigiosas escuelas de las que dependerán en adelante.

La presión es tan elevada que el apoyo escolar privado se tornó la norma. Los alumnos de Singapur ocupan el tercer lugar en el escalafón mundial sobre tiempo invertido en hacer deberes en sus casas, con un promedio de 9,4 horas por semana, según la OCDE.

"La sociedad no quiere permitirse el lujo de tomar las cosas con más calma", dijo el psicólogo Daniel Joh, del Centro Insights Mind. "Los niños son obligados a crecer demasiado rápido", apuntó Koh, quien tiene un paciente para tratar el estrés escolar que acaba de terminar el jardín de infantes.

En la época de exámenes

La ansiedad es palpable durante todo el año pero cuando se aproximan los exámenes se multiplican los pedidos de ayuda de alumnos en profundo estrés. En esa época aumentan los llamados al grupo de Samaritanos, que ofrece soporte para prevención al suicidio, relató el vicedirector de la entidad, Wong Lai Chun.

En 2016, un niño de 11 años que no había pasado dos exámenes se arrojó por una ventana antes de anunciar los resultados a sus padres. "En los últimos años (...) he visto más y más adolescentes que llegan de escuelas con buena reputación pero son dominados por el estrés", dijo Lim Choon Guan, del Instituto de Salud Mental de Singapur.

La reforma prevé eliminar algunos exámenes y también realizar una selección de alumnos con base en un pequeño grupo de materias, como matemática y ciencias. Al mismo tiempo, todos estarán nivelados para la enseñanza artística y musical, así como para las educación física.

"La reforma reconoce ciertos efectos nocivos que la selección pudo haber tenido sobre los estudiantes", dijo Jason Tan, un experto del Instituto Nacional de Educación. Sin embargo, un obstáculo a esta reforma puede ser hallado en la actitud de muchos padres.

En cuanto a esto, las escuelas ya lanzaron una campaña para explicar de qué forma "los cambios van a beneficiar a los niños en el largo plazo", apuntó Cindy Khoo, directora de planificación en el Ministerio de Educación. No obstante, ella admite que el hábito de presionar a los niños es "profundamente enraizada" en Singapur. AFP

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.