El cura detrás de la emisora que educó al campesinado

El cura detrás de la emisora que educó al campesinado

Se cumplieron 25 años de la muerte de José Salcedo, fundador de Acción Cultural Popular.

El cura detrás de la emisora que educó al campesinado

Monseñor José Salcedo explica a Raymond Etchaes, de la ONU, el funcionamiento de su emisora Radio Sutatenza, con la que se educaron más de 4 millones de campesinos.

Foto:

Archivo El Tiempo

Por: Luis Alejandro Salas Lezaca 
04 de diciembre 2019 , 02:25 a.m.

Hace 70 años, el 5 de noviembre de 1949, un joven sacerdote boyacense, muy delgado, atrevido, aventurero, amigo de los campesinos, sin dinero y sin siquiera saber inglés, partió rumbo a Nueva York.

Lo movía la idea de conseguir recursos para cambiar la situación de miseria de personas que creían en él y eran capaces de superarse, aunque no lo sabían.

Llegó a la ONU a vender sus ideas; lo escucharon y lo invitaron a la Asamblea General.

Aprovechando el viaje contrató, con General Electric, 100 receptores de radio que usaría para empezar a dar forma a su propuesta de llevar mensajes educativos a través de las ondas hercianas.

Dos años antes, José Joaquín Salcedo Guarín, nacido en Corrales en 1921, había convencido a los campesinos de Sutatenza, Boyacá –a donde había llegado como vicario cooperador de la parroquia–, para construir un teatro cultural. El cine fue su primer estímulo para la recreación sana de los pobladores. Su hermano jesuita, Antonio José, le construyó un primer transmisor de radioaficionado, y comenzó a experimentar con cuatro receptores de tubos y baterías grandes, pues no había energía eléctrica en los campos.

Con el apoyo de campesinos y amigos, en octubre de 1949, Salcedo creó la fundación Acción Cultural Popular (Acpo), obra pionera en el mundo en el uso de medios de comunicación para la educación del pueblo.

José Salcedo repitió sin cesar que “el ignorante es un esclavo” y “la educación nos hace libres”. Conoció el atraso de las gentes en muchos aspectos: eran muy católicos y cantaban la misa en latín, pero no sabían leer; vivían en un medio sano, sufriendo carencias en bienestar y enfermedades; habitaban el campo, pero sus técnicas de cultivo eran rudimentarias; participaban en el mercado, sin poder llevar las cuentas; amaban a su familia, pero el trato no era digno.

José Joaquín Salcedo fue el creador de las Escuelas Radiofónicas de Sutatenza, verdaderos centros culturales de atracción e irradiación.

La escuela radiofónica inicial era el aprendizaje de lo básico a través de la radio. Gracias a ellas, las mentes rurales se abrieron y voluntarios que sabían leer y escribir, se convirtieron en líderes de la cultura. Muchos se hicieron auxiliares para que sus hermanos abrieran sus capacidades, sus oídos, sus ojos, su corazón, para aprender.

El visionario religioso entendió, a mediados del siglo XX, que el uso combinado y metódico de medios de comunicación hacía más efectiva la labor educativa, y pensó en la urgencia de masificar estos esfuerzos. Con este fin creó un sistema combinado de elementos de comunicación, apoyados en agentes interpersonales.

Organizó grupos de trabajo y varias empresas de servicio para la educación popular: Radio Sutatenza, con su potente cadena de emisoras; Editorial Andes, para impresión de cartillas, folletos, volantes, cuadernos; el periódico semanario El Campesino; la prensadora de discos Esmeralda, la Biblioteca Dosmil, equipos de expertos para cursos de extensión, conjuntos de comunicadores que recibieron y contestaron centenares de miles de cartas, tres institutos para formación de dirigentes y líderes, el Centro de Estudios, con sus modernos equipos de televisión (montados también por su hermano) y el monumento a san Isidro Agricultor.

Monseñor Salcedo obtuvo los recursos económicos para Acpo, siempre auditados, con la colaboración de varios países y diversos organismos nacionales e internacionales, para dedicarlos a su propósito de evangelizar ayudando a la gente a participar en su propia educación.

En Colombia y el exterior se difundieron muchas ideas promovidas por este emprendedor y controversial sacerdote: “El subdesarrollo está en la mente del hombre”, “Piensa constructivamente y obra decididamente”, “La procreación debe ser responsable”, “Hagamos la guerra a la ignorancia”, “Los medios de comunicación deben utilizarse para la educación”.

En su época, monseñor Salcedo influyó en conferencias episcopales, en sacerdotes y seminarios, en los gobiernos nacionales desde 1947, en ministros, gobernadores y alcaldes, en los congresistas, en las empresas privadas, siempre buscando interesarlos por la educación fundamental integral del pueblo. Por cuarenta años dirigió a Acción Cultural Popular, cultivando admiradores y amigos y generando tenaces enemigos que se le opusieron hasta su último aliento.

Numerosos países de varios continentes aprovecharon las experiencias de este convencido de la capacidad humana para fundar y organizar instituciones similares. Su trabajo fue reconocido por la Unesco, diversas entidades y algunos gobiernos. Se le impuso la Cruz de Boyacá, fue designado Gran Educador por la Fundación para la Educación, Doctor en Humanidades por Florida International University, y obtuvo el premio Maria Moors Cabot, entre múltiples distinciones.

A través de Acpo, los campesinos se beneficiaron con mensajes de promoción del progreso y el desarrollo, el cuidado del medioambiente, la capacitación y la libertad, la justicia y la paz. Monseñor Salcedo falleció el 2 de diciembre de 1994 en Miami (Estados Unidos). Fue un gran líder del desarrollo humano.

LUIS ALEJANDRO SALAS LEZACA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.