Todo lo que siempre quiso aprender, a un clic de distancia

Todo lo que siempre quiso aprender, a un clic de distancia

Cursos gratuitos y otros económicos hacen parte de la oferta online que puede aprovechar desde casa.

Cursos en línea

La oferta de cursos en línea abarca desde áreas relacionadas con la tecnología hasta habilidades más prácticas como la carpintería, el bordado, la creación de maquetas, entre muchos otros.

Foto:

Istock

Por: Natalia Noguera
06 de abril 2020 , 05:50 p.m.

No hay duda de que el mundo cambió. Desde casa, sin desplazamientos y sin horas de tráfico, muchos tienen más tiempo. Esas horas de ocio inesperado pueden convertirse en la oportunidad perfecta para aprender, a través de cursos virtuales, aquello que siempre quiso, pero que por cualquier razón no ha podido hacer.

(Lea también: El giro de 180 grados que necesita dar la educación)

Las actividades virtuales se acomodan a la época: los cursos en línea son flexibles. Se pueden tomar cuando quiera y a la velocidad de cada quien, según explica Sadoth Giraldo, director de posgrados de mercado de la Universidad Ean y experto en educación virtual. Los costos económicos son favorables para los usuarios, y además ofrecen una serie de recursos diferentes: interacciones multimedia, juegos, lecturas, videos o audios.

“En general, cualquiera puede aprender online. Debe tener una buena conexión a internet y estar movido por curiosidad. De ahí parte la iniciativa, de apasionarse por un tema y no abandonarlo”, explica el docente de la Ean, institución que lleva 20 años integrando la educación virtual a sus programas académicos.

La oferta en el mercado es amplia. Existen desde programas académicos de pregrado y posgrado ofrecidos por universidades de diferentes categorías hasta cursos sobre cómo hacer bordados en relieve, tatuajes para principiantes o composición de música electrónica. Algunos son gratuitos y tienen opciones limitadas. Pero en la mayoría de los casos hay que pagar una cifra que puede ser más o menos alta, dependiendo de la plataforma y de la clase que escoja.

Domestika.org es una de las plataformas de cursos más destacada por la calidad de los contenidos que ofrece, de acuerdo con las evaluaciones de sus usuarios, así como por tener precios al alcance de cualquiera. Sus creadores se definen como “la mayor comunidad creativa” y ofrecen un centenar de clases preparadas por profesionales, con diferentes perfiles creativos, que interactúan en red con los usuarios y comparten sus trabajos y conocimientos.

Las categorías de aprendizaje abarcan diferentes temas. Van desde ilustración, fotografía, diseño y animación web hasta marketing y negocios, tecnología o craft, un área de conocimiento que agrupa todo tipo de artes manuales (bordado, fanzines, creación de maquetas, entre muchos otros).

Cada curso tiene un objetivo planteado. En el caso de Introducción a Adobe Photoshop, el profesor encargado, Carles Marsal, lo plantea así: “Aprende a dominar Adobe Photoshop. Con estos cinco cursos aprenderás a usar el programa, aunque nunca lo hayas utilizado”. Desde el principio, está claro qué aprenderá el estudiante clase tras clase, a quién va dirigido el temario (y esto, se refiere a si se necesita o no un conocimiento previo), cuánto tiempo dura, cuál es la calificación que le han dado los alumnos que ya lo han hecho y, por supuesto, el valor. En este caso, es de 120.000 pesos, pero gracias a las ofertas que constantemente lanza la página, puede quedar hasta en 28.900 pesos.

Camila Rubio fue contactada a principios del segundo semestre del año pasado por Domestika para desarrollar un curso. Rubio, de 33 años, vive en Santiago de Chile, es bordadora en pedrería contemporánea y su proyecto personal se llama Pasionara Pedrería. Cuenta que una de sus primeras investigaciones fue la creación de retratos, bordados con mostacillas, canutillos y lentejuelas. A partir de su experiencia, diseñó la clase Retratos Bordados en Pedrería, disponible por 66.000 pesos.

Bordado en piedrería

Camila Rubio ha explorado la creación de retratos bordados con mostacillas, canutillos y lentejuelas.

Foto:

Doméstika / Camila Rubio

Entre sus herramientas están las “lecciones monográficas, para contextualizar y explicar, por ejemplo, de dónde viene el retrato contemporáneo”, cuenta vía Facebook. Así mismo, hay lecciones prácticas, “donde enseño el desarrollo de habilidades, con ejercicios asociados, que los alumnos deben realizar como tarea para ir aprendiendo la técnica”, agrega.

¿Y la interacción entre maestros y estudiantes? “Existe un foro dinámico para los alumnos, donde pueden realizar consultas y compartir sus avances. Y así, uno como profesor puede ir revisando y enorgullecerse con los resultados, así como realizar correcciones. A su vez, los alumnos pueden interactuar entre sí”, explica.

Las personas que se hayan inscrito a este o a otro curso tienen acceso ilimitado al material, en la mayoría de los casos, que incluye tutoriales en video, lecturas, audios y otro tipo de documentos que complementan la información. Además, se propone el desarrollo de un proyecto final para cerrar el curso.

Otra comunidad educativa global que ofrece cientos de cursos virtuales es Crehana.com. Esta plataforma tiene un énfasis particular en la industria digital y creativa, y sus clases están encaminadas a desarrollar habilidades de este tipo. Funciona de manera similar a Domestika, pero a diferencia de aquella plataforma, también ofrece carreras profesionales como Diseño Gráfico, Ilustración o Retoque Digital.

Teniendo en cuenta la coyuntura que atraviesa el mundo, el CEO de esta start-up peruana, Diego Olcese, anunció la posibilidad de acceder a un curso gratis al día, un webinar (o seminario virtual) cada 24 horas sobre temáticas diferentes y, además, la entrega de 250.000 becas, que están dirigidas a estudiantes y a organizaciones no gubernamentales (más información: https://crehana.typeform.com/to/i8F2JZ).

Los cursos gratuitos habilitados ofrecen recomendaciones prácticas sobre cómo hacer fotografía en smartphones, cómo usar WordPress para diseñar y desarrollar páginas web desde cero o conocimientos básicos sobre inteligencia emocional para líderes. La recomendación es estar atentos a la página web y a la campaña #YoAprendoEnCasa para conocer qué nuevas alternativas se abren cada día.

“Todo el equipo de Crehana está trabajando desde casa. Nos estamos cuidando y a la vez cuidando a nuestras familias y seres más queridos. Somos más de 90 personas en Perú, México y Colombia que seguimos conectados para atender sus consultas o dudas, calificar sus proyectos y entregar sus diplomas”, dice Olcese.

MasterClass es otra plataforma educativa que ha tomado fuerza durante los últimos años, más por el tipo de maestros que por su calidad académica. Creada en Estados Unidos, su mayor ventaja es que ofrece clases con figuras reconocidas de cada campo. Por eso es posible tomar una clase de canto con Christina Aguilera, una de cocina con Gordon Ramsay; una de escritura creativa con Margaret Atwood o una de creatividad y cine con David Lynch.

Para Giraldo, los cursos virtuales, además de enriquecer intelectualmente, ayudan a desarrollar competencias como la autonomía, la disciplina, la responsabilidad y buenas herramientas de comunicación. Eso sí, recomienda preferir clases que dejen ver un proceso y que generen compromiso. “Es importante que aporte en las metas de su proceso formativo”, concluye.

Consejos para no desistir de las clases

El docente Sadoth Giraldo, de la Universidad Ean, da las siguientes recomendaciones para ser persistente con los cursos:

Disponga un espacio físico. No debería tener televisor ni distractores. Si es necesario, explique a su familia que necesita un tiempo específico para la actividad.

Familiarícese con la plataforma en la que va a estudiar y entienda cómo trabaja.

Defina un horario y respételo.

Tenga un objetivo claro, aunque se trata de un hobby, “le ayudará a vencer la tentación de renunciar”, dice Giraldo.

Pregunte. Aunque algunas plataformas solo dejan el contenido para el consumo del estudiante, otros cursos, como los ofrecidos por las universidades, permiten contactar al profesor y aclarar dudas siempre que sea necesario.

Manténgase motivado. Recuerde por qué hace el curso y evite frustrarse: ¿lo hace para arreglar ese mueble arrumado? ¿Para encaminarse hacia un ascenso profesional? ¿O porque le divierte?

NATALIA NOGUERA - monnog@eltiempo.com
REDACCIÓN EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.