Universidades preparan el regreso a clases con dudas financieras

Universidades preparan el regreso a clases con dudas financieras

Las instituciones analizan la posibilidad de un modelo híbrido entre presencialidad y virtualidad.

Universidad Javeriana

Recientemente grupos de estudiantes de universidades del país emprendieron acciones legales para pedir la devolución del valor de la matrícula.

Foto:

Universidad Javeriana

Por: Redacción Educación
13 de mayo 2020 , 12:37 p.m.

Las universidades del país se preparan desde ya para un regreso a las aulas bajo la aplicación de estrictos protocolos de seguridad sanitaria así como el impacto económico de la pandemia, lo cual llevará a la educación superior a enfrentarse a dos grandes retos: un modelo de clases en el que no se podrá volver a una presencialidad total y un panorama económico desalentador.

Una lucha que ya no es solo contra el virus, sino que ahora es por la supervivencia de un sector educativo que no solo se ve enfrentado ante una posible caída en la tasa de personas matriculadas, sino ante la constante petición de los estudiantes de reducir el valor a pagar para el próximo semestre, e incluso la devolución de la totalidad o un porcentaje del valor pagado para el primer semestre de este año, derivadas de la compleja situación financiera de las familias colombianas por culpa de la pandemia así como del inconformismo con el modelo de educación remoto y virtual.

Lea también: Conozca los descuentos que han anunciado las universidades para el próximo semestre

Además: Estudiantes piden al gobierno que pague sus matrículas

Recientemente, grupos de estudiantes de universidades del país como Los Andes y Javeriana, emprendieron acciones legales para pedir la devolución del valor de la matrícula:

“No estamos de acuerdo con este modelo en el que la calidad va en detrimento y no corresponde al valor pagado por un servicio educativo. Por eso consideramos que nuestros derechos fueron vulnerados y que es justo que se nos devuelva nuestro dinero”, sostuvo a EL TIEMPO un estudiante de la Universidad de Los Andes que forma parte de esta acción judicial.

Fuentes en las universidades, consultadas por este diario a propósito de este tema, ven esto con preocupación, en especial porque se trata de una reacción surgida de una emergencia que tomó a todo el sector por sorpresa, y que si se resuelve en su contra afectaría seriamente su economía, ya minada por la actual crisis de la pandemia, haciendo insostenible su funcionamiento.

(Lea también: Cursos gratuitos y en línea de prestigiosas universidades del mundo)

Se estima que las Instituciones de Educación Superior (IES) privadas dependen en un 90 por ciento de los ingresos generados por este concepto (el resto viene de de investigaciones, patrocinios y asesorías). En cuanto a las públicas, este monto puede llegar a ser del 50 por ciento.

De acuerdo con el Observatorio de la Universidad Colombiana, si a esto se suman los gastos operativos por personal, equipos, créditos y financiación de proyectos de infraestructura, muy pocas universidades logran generar ganancias y en su mayoría buscan un punto de equilibrio entre gastos e ingresos. Otras permanecen endeudadas constantemente. Ser obligados a devolver estos recursos, podría llevarlos a una intensa crisis.

Pero eso no es todo. En una reciente carta firmada por varios rectores, se señala que la reducción de estudiantes matriculados el próximo semestre puede llegar al 50 por ciento en el peor de los escenarios, un pronóstico similar al que hace la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún).

(Lea también: Coronavirus: 10 consejos básicos para cuidarse si debe ir a la calle)

Otras estimaciones señalan que el efecto en la deserción llegaría al 25 por ciento, lo cual continúa siendo preocupante, afectando a 1 de cada 4 estudiantes.

Alejandro Gaviria, rector de la Universidad de Los Andes señaló que esta institución “opera desde hace varios años en una situación de equilibrio financiero. Casi la totalidad de los ingresos que recibe, provenientes de las matrículas y los servicios de investigación y consultoría, se utilizan en pagar los costos de operación, incluida una planta de más de 800 profesores”.

Por su parte, José Leonardo Valencia, rector la Universidad del Área Andina aseguró que “muchas universidades muy organizadas tienen para sobrevivir y sustentar sus gastos pese a la reducción de las matrículas. Pero estas son un puñado, las demás a duras penas logran un equilibrio financiero”.

Un reciente informe del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana (LEE) destacó que en este contexto muchas IES tendrán que reducir sus gastos, incluso de personal, no solo porque perderán estudiantes, sino “por la pérdida de ingresos debido a la cancelación de muchos cursos y programas en los campus, y por la disminución en el valor de sus fondos de inversión debido a las fuertes caídas en los mercados financieros”.

(Lea también: ¿De qué depende el regreso a clases presenciales en el país?)

A pesar de todas estas dificultades, un grueso número de universidades decidieron oír a los estudiantes y bajar el costo de sus matrículas. Pese a esto, colectivos estudiantiles continúan exigiendo rebajas más altas.

Jaime Arias, rector de la Universidad Central, señaló que, lamentablemente, las IES no pueden cumplir con tales expectativas: “Se entiende que muchas de estas ayudas no parecen suficientes para los estudiantes. Pero no todas las universidades pueden reducir hasta el 30 por ciento del valor de la matrícula. Otros podemos menos, pero lo hacemos porque es momento de ayudar”.

Aún así, sostiene que no va a ser fácil sostener estos auxilios por más tiempo: “Nuestros gastos siguen siendo lo mismo, pero nuestros ingresos se reducirán. Necesitamos ayudas financieras en temas crediticios y tributarios para hacerle frente a este enorme déficit”.

Regreso a clases no será totalmente presencial

De momento, las clases presenciales no podrán hacerse hasta después del 31 de mayo. Si bien se espera que esta fecha el Ministerio de Educación levante la medida, de acuerdo a la evolución de la pandemia, la restricción podría mantenerse más tiempo.

Consultadas por EL TIEMPO, varias universidades señalaron que ya preparan el regreso a clase. Todas están de acuerdo en que no podrán retornar a un modelo totalmente presencial. 

(Lea también: El impacto de la pandemia en los programas de posgrados)

Por ejemplo, Javier Forero, quien se encarga de la creación de los protocolos de seguridad en la Universidad Javeriana, señaló que, si las condiciones lo permiten, se espera realizar clases a mitad de año, y asegura que la institución busca implementar un modelo híbrido entre virtualidad y presencialidad para el próximo semestre:

“La capacidad de los salones se debe adecuar para que se mantenga la distancia social. Se busca instalar micrófonos y cámaras en las aulas para tener de manera simultánea a estudiantes presentes y de forma remota. A nivel de pregrado prevemos que las medidas de seguridad nos obligue a tener solo un 35 por ciento de los estudiantes presenciales y la idea es rotar a esta población para que combinen sus clases remotas con las que son de forma física”.

Medidas similares se han pensado en el resto de instituciones, como la Universidad Central, donde se espera una distancia de hasta dos metros entre estudiantes en el mismo aula, o recientemente la Universidad de Los Andes, cuyo rector Gaviria señaló que se pretende un modelo de semipresencialidad “que permita recuperar en algo la vida universitaria y proteger al mismo tiempo la salud de todos”.

(Lea también: Beneficiarios de Icetex harán acompañamiento a adultos mayores)

El Rosario, La Sabana, Politécnico Grancolombiano, Área Andina, entre otras, plantean modelos híbridos similares.

En cuanto a educación para el trabajo (instituciones con programas técnicos y tecnológicos con un fuerte componente práctico), algunas instituciones como LCI también buscan alternativas, como explicó Álvaro Lozano, CEO para Latinoamérica:

"No vamos a volver a una normalidad. Estamos planteando que hay asignaturas que su componente práctico puede hacerse de manera remota con software especializado o simuladores. Hay otras en las que sabemos que esto no ocurre. Estamos adelantando todo el componente teórico para que, cuando se levante la restricción, podamos entrar de lleno a la práctica".

Todos estos procesos y propuestas, señalan todas las instituciones consultadas, estarán mediadas por la aplicación de los protocolos de seguridad establecidos por los ministerios de Salud y Educación, así como las autoridades locales.

Esto podría implicar, entre otras cosas, una suspensión de las actividades deportivas y culturales, el cierre de las cafeterías, creación de pasillos exclusivos para la movilización al interior de los campus, desinfección a la entrada y salida de las instalaciones, mantener trabajo en casa de personal administrativo, incentivar el uso de la bicicleta, uso estricto de tapabocas, instalación de dispensadores de gel antibacterial, entre otras medidas.

REDCACIÓN ECUCACIÓN - @EducaciónET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.