Primer día sin clases por coronavirus, dolor de cabeza para padres

Primer día sin clases por coronavirus, dolor de cabeza para padres

Así enfrentan los hogares la decisión tomada por el presidente Iván Duque.

Niños fuera del aula de clase

Niños fuera de sus aulas de clase

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Educación
17 de marzo 2020 , 09:50 p.m.

El bullicio de los niños corriendo, jugando y gritando a tempranas horas de la mañana dejó de ser escuchado este lunes en los colegios. Las instituciones, que hasta la semana pasada reunían durante el día a los menores en sus aulas, pasaron a ser una especie de edificios fantasma.

Así se seguirán viendo al menos durante un mes, tras la decisión del presidente Iván Duque de suspender las clases presenciales en todas las instituciones escolares y jardines infantiles tanto públicos como privados por la llegada del coronavirus.

Las próximas dos semanas las instituciones adelantarán planes de contingencia para hacer clases virtuales o a distancia. Desde el 30 de marzo se iniciará el periodo de vacaciones, por lo que las clases volverán el 20 de abril, claro está, según como evolucione la epidemia.

La medida, al igual que otras anunciadas para prevenir la propagación del virus, llegó para dar una fuerte sacudida al día a día de los colombianos.

(Lea también: Colegios públicos y privados, sin clases hasta el próximo 20 de abril)

Este domingo, Diego Peláez se fue preocupado a la cama por la noticia que acaba de escuchar. Sus tres hijos, todos en edad escolar, no podrían ir al día siguiente a estudiar.

La decisión lo tomó por sorpresa. Diego y su esposa sabían que el cierre de los colegios era inminente, pero esperaban que se diera días después. Pero ya hecho el anuncio, tuvieron que dejar listo todo para que su hijo mayor se quedara a cargo mientras ellos iban a trabajar.

“Menos mal el mayor ya está grande, en grado once. En la oficina no nos han dicho nada ni a mí ni a mi esposa para poder trabajar desde la casa. Es muy complicado porque no nos dio tiempo de organizarnos mejor”, mencionó Peláez.

A esta encrucijada se enfrentan miles de familias en todo el país. En los colegios y jardines infantiles los menores pasaban la mayor parte del día, dando tiempo a sus padres de ir a sus respectivos trabajos. Sin ellos, los niños y adolescentes se verán obligados a permanecer en sus casas sin estudiar durante todo un mes.

(Lea también: Así funcionarán las clases en las universidades del país por Covid-19)

“Esto es grave”, asegura Doris Mosquera, madre soltera de dos niños de seis y ocho años. Vive en la localidad de Bosa, en el sur de Bogotá, y sus hijos asisten a un colegio distrital, a pocas cuadras de su casa.

Al igual que muchas familias de escasos recursos en varias ciudades y zonas rurales del país, su preocupación no es solo el estudio y cuidado de los menores, sino su alimentación, que estaba cubierta gracias al PAE.

“Afortunadamente, yo no tengo empleo y me puedo quedar con ellos. Pero no tengo dinero. Hay días que yo paso derecho, comiendo solo lo del desayuno. No les puedo hacer eso también a mis hijos. Ellos comían su almuerzo en el colegio y ahora no pueden. Si no van, no los puedo hacer pasar hambre y la verdad no sé qué hacer”.

En el caso de Bogotá, la alcaldesa Claudia López aseguró que se prepara un plan de contingencia para garantizar la alimentación escolar a los menores en condición de vulnerabilidad que dependen de este programa. Por el momento, no se conoce cómo será esta iniciativa.

Los problemas de estudiar a distancia

“Mi empresa me mandó a trabajar en la casa. Menos mal que mis hijos no tienen clase en estos días puedo cuidarlos. Pero en el colegio de ellos (un colegio privado en la localidad de Engativá, en Bogotá) ya nos dijeron que cuando terminen las vacaciones van a entrar a estudiar de forma virtual si la cosa sigue mal”, cuenta Myriam Arévalo, una contadora de profesión.

Y agrega: “El problema es que no sé hasta cuándo me toque trabajar desde la casa. Si nos llega a tocar a mí, a mi esposo y a mis hijos hacerlo todo desde la casa, se nos va a convertir en un problema porque solo tenemos un computador y no estamos en condiciones de comprar más por el momento”.

(Además: Así viven los padres el primer día sin clases en Bogotá por coronavirus)

En poblaciones de bajos ingresos y en zonas rurales la preocupación es la misma. Hogares sin acceso a internet o a aparatos tecnológicos podrían verse afectados. Las administraciones locales de varios departamentos y ciudades adelantan la creación de estrategias para garantizar la escolaridad de estos menores en caso de que sigan suspendidas las clases presenciales después del 20 de abril.

La situación de los menores de cinco años

El anuncio del presidente Duque también afectó a los jardines infantiles del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. El Gobierno anunció que se tomarían todas las medidas para entregar puerta a puerta la alimentación de los menores de cero a cinco años.

Con todo esto, las familias han tenido que hacer malabares para poder cuidar a los más pequeños, como le sucedió a María Mónica Rocha, que trabaja en servicios generales en una empresa en el centro de Bogotá: “Me tocó pedir permiso para estar con mi bebé hasta las diez de la mañana que me lo recibe mi suegra. Tiene dos añitos y siempre lo dejo en el jardín mientras trabajo, pero hoy no tuve con quién dejarlo. Estoy buscando con un familiar que me lo cuide entre semana, pero es difícil y no quiero perder mi trabajo por esto”.

¿Cómo aprovechar el tiempo con los hijos en casa?

Una de las grandes preocupaciones de los padres en esta época es lograr entretener y pasar tiempo con los niños mientras deben responder por su respectivo trabajo de forma remota.

Ante esto, EL TIEMPO habló con el conferencista Fernando Escobar Borrero, quien aseguró que esta restricción de clases puede ser positivo para afianzar lazos entre padres e hijos.

“Lo primero es tener una actitud positiva frente a la situación, no ver esto como un problema sino como una oportunidad. Nos tocó quedarnos en casa, pero esto no significa que tenga que ser aburrido para los niños ni estresante para los padres”.

Según Escobar, los papás deberán hacer uso de toda su creatividad para mantener ocupados a sus hijos y así, aquellos que deben teletrabajar, puedan continuar con el cumplimiento de sus obligaciones:

“Le puede decir al hijo que haga labores, tareas con las que pueda entretenerlos mientras trabajan. La recomendación es tener mucha paciencia y sacar tiempos muertos para compartir con los hijos”.

EDUCACIÓN
Twitter: @EducacionET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.