Consejos de los maestros del humanismo / En defensa del idioma

Consejos de los maestros del humanismo / En defensa del idioma

Para estos días de reflexión, algunos sabios nos recuerdan que la naturaleza humana es inmutable.

En defensa del idioma

En defensa del idioma.

Foto:

Archivo Particular

Por: Jairo Valderrama
15 de mayo 2020 , 02:52 p.m.

De esa prolongada y sostenida recomendación impartida a mis estudiantes por más de 26 años para que se entreguen a la lectura de por vida, han reaparecido en estos días de introversión mundial apenas unas gotas oportunas del diluvio milenario y universal de las letras. Ojalá todos resultemos muy empapados.

“La educación solo conserva su valor donde es libre de manifestarse” (Walter Benjamín).

“Hay gente que cree que todo cuanto se hace poniendo cara seria es razonable” (Lichtenberg, en Aforismos. Barcelona. Ehasa, 2006, p. 180).

(Le sugerimos: Pompas de jabón / En defensa del idioma)

“Nótese que en mi noción de necio no había connotaciones racistas. Nadie es necio de profesión (salvo excepciones), pero una persona que es un excelente tendero, un excelente cirujano, un excelente empleado de banco puede decir estupideces sobre argumentos de los cuales no es competente, o sobre lo que no ha razonado bastante. Entre otras cosas porque las reacciones en internet se hacen en caliente, sin que dé tiempo de reflexionar” (Umberto Eco. En De la estupidez a la locura. Bogotá. Lumen, 2016, p. 492)

“Anda despacio; habla con reposo; pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo; que toda afectación es mala” (Miguel de Cervantes Saavedra. Capítulo 43 de la segunda parte de El Quijote).

“Creo que toda sociedad que desee basarse en un alto nivel de integridad de sus unidades, debería organizarse de manera tal que haga posible que todos los hombres y todas la mujeres puedan vivir de su trabajo con una razonable comodidad, sin vender sus afectos y sus convicciones” (Bernard Shaw. En Ironías y Verdades. Buenos Aires, Longseller, 2001, p. 44).

“Un silencio de lápida resulta siempre ensordecedor” (Augusto Roa Bastos. En Metaforismos. Buenos Aires. Ehasa, 1996, p. 62).

(Lea también: Cómo usar las comillas / En defensa del idioma)

“Mientras tanto, el interior de la ciudad estaba vacío. No había casi nadie por las calles. Las verjas y las tiendas estaban cerradas. Aquí y allá, junto a las tabernas, se oían gritos aislados o el canto de los borrachos. Nadie circulaba en coche por las calles y eran muy pocos los peatones” (León Tolstói. En Guerra y Paz, capítulo XXII, en Obras, tomo I. Madrid. Aguilar, 1966, p. 1320).

“Aquel fue el duro freno que debiera tener al hombre en meta. Pero mordéis el cebo, y el anzuelo del antiguo adversario hacia él os tira” (Dante. En el verso 144, canto XIV de Infierno, en La Divina Comedia).

“Hablar sin énfasis: esta antigua máxima de los hombres del mundo enseña que hay que dejar a la inteligencia de los demás el cuidado de aclarar lo que habéis dicho; su comprensión es lenta, y antes que hayáis acabado, estáis lejos. Por el contrario, hablar con énfasis es dirigirse al sentimiento, y todo entonces se trastorna. Hay personas a las cuales se puede, con un ademán cortés y un tono amistoso, decir en realidad tonterías sin peligro inmediato” (Schopenhauer. En Parerga y Paralipomena, Barcelona. Ingenios, 2018, p. 310).

“Hincho mi corazón para que entre / como cascada ardiente el Universo. / El nuevo día llega y su llegada / me deja sin aliento. / Canto como la gruta que es colmada /canto mi día nuevo (Gabriela Mistral. En el poema Amanecer. En Antología. Asociación de Academias de la Lengua Española. Lima, 2010, p. 447).

“Cuando amanece salgo al jardín para estar cerca de mis árboles, en ese apacible y noblemente callado mundo vegetal, que más me atrae a medida que más atroz se vuelve el universo en el que vivimos” (Ernesto Sábato. En Apologías y Rechazos. Barcelona. Seix Barral, 1987, p. 140).

Con vuestro permiso.

(Además: En defensa del idioma / morir es 'morir')

JAIRO VALDERRAMA V.
jairo.valderrama@unisabana.edu.co
UNIVERSIDAD DE LA SABANA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.