Colegios y padres de familia, enfrentados por clases virtuales

Colegios y padres de familia, enfrentados por clases virtuales

La calidad es una de las principales quejas. Las instituciones aseguran que trabajan en el tema.

Educación virtual

Educación virtual, uno de los temas centrales de las nuevas agendas a raíz del aislamiento por el coronavirus. 

Foto:

Archivo Particular

Por: Mateo Chacón
15 de abril 2020 , 03:01 p.m.

Hace exactamente un mes el presidente Iván Duque ordenó la suspensión de clases presenciales en todos los colegios del país como prevención contra el coronavirus, medida que, de momento, fue extendida hasta el próximo 31 de mayo.

Un mes en el que se han logrado avances tanto en las instituciones públicas como privadas, pero que a la fecha continúa dejando serias inconformidades en los padres de familia, quienes a menudo se muestran descontentos con la calidad de la educación recibida por sus hijos.

La orden dada por el Ministerio de Educación para atender esta emergencia era que los colegios crearan estrategias para que los alumnos de todas las edades desarrollaran sus cursos desde casa. Una tarea titánica que claramente implica serios retos como el acceso a la tecnología y un cambio total en la metodología de enseñanza.

De esta forma, las instituciones han echado mano de todo tipo de recursos como clases por videoconferencias, enviar trabajos por correo electrónico o, incluso, hacer uso de plataformas en línea, tanto propias como gratuitas.

En el caso de los colegios públicos, por ejemplo, se puso a disposición la plataforma ‘Aprende en Casa’, de la Secretaría de Educación de Bogotá, en la cual se suben contenidos para todos los grados y permite a los profesores realizar planes de trabajo. Solo esta herramienta ha permitido en Bogotá que 791.000 estudiantes continúen las clases en los hogares.

(Lea también: Lo que piensan los padres afecta el desempeño académico de sus hijos)

En instituciones del estado, las guías físicas y el acompañamiento virtual son las metodologías más elegidas por los docentes en todos los ciclos: preescolar (69,6 %), primaria (75,6 %), secundaria (69,6 %) y educación media (57,6 %). Por su parte, el 40,5 por ciento de los colegios públicos han implementado estrategias totalmente virtuales únicamente.

Los colegios privados gozan de mayor autonomía en el proceso y pueden diseñar su modelo virtual y a distancia como prefieran (usando las herramientas del estado o las privadas), pero garantizando la calidad en sus contenidos. Y si bien hay casos exitosos, es precisamente ese punto, el de la calidad, el que ha causado inconformidad en los padres de familia.

Las quejas de los padres

"Lo que hace la profesora es dejar trabajos por WhatsApp. Es decir, no hay clases. Esto es un problema porque dudo que esté aprendiendo por hacer sopas de letras, colorear y llenar crucigramas. Ella está ya en segundo de primaria y hay temas que debería estar aprendiendo y no lo hace”, asegura Andrea González, madre de una niña de siete años en la localidad de Kennedy, de Bogotá.

Dice que las jornadas han sido más largas de lo habitual porque no solo debe ocuparse de su empleo sino del estudio de su hija. Menciona que no cree que la menor esté aprendiendo mucho con el modelo ideado por el colegio.

Esta es tan solo una de las quejas que se tienen actualmente al respecto. Padres de todos los estratos sociales, en instituciones públicas o privadas, se han pronunciado una y otra vez alegando una seria reducción en la calidad de la educación que reciben los niños y adolescentes del país.

Jenifer Cifuentes, madre de una niña de seis años en la ciudad de Medellín es una de ellas: "No sé si se entienda cómo tratar la educación virtual con los niños pequeños. Los profesores del colegio ahora solo se dedican a hacer videoconferencias y hacerlos copiar dictados. En niños pequeños no funciona porque no aprenden y se distraen. La excusa es que las demás actividades se van a hacer solo cuando regresen al colegio. Pagamos por unos libros costosos que los profesores ya ni revisan. Internet tiene tanta cosa para aprender y lo único que hacen es hacerlos copiar en un cuaderno frente a la cámara".

Y añade: "En nuestro caso pasaron de ocho clases que tenían al día a solo cinco porque los papás teletrabajan. Ahí de entrada ya es menor la carga horaria, es decir, estamos pagando lo mismo para que estudie menos y solo la hagan copiar".

En instituciones del estado, las guías físicas y el acompañamiento virtual son las metodologías más elegidas por los docentes en todos los ciclos

Marcelo Piedrahita, padre de tres hijos que estudian en un colegio campestre en el municipio de Cota también se mostró inconforme, pero, al contrario de los otros casos por la sobrecarga:

“Mi esposa y yo hemos tenido muchos problemas no solo con el modelo sino con los mismos profesores, porque piensan que, como los muchachos están en la casa, hay que saturarlos de trabajo. A veces terminan hasta las ocho o nueve de la noche, y les ponen horas de entrega antes de medio día”.

Comenta que no los califican “porque piensan que se la pasaron perdiendo el tiempo durante el día, pero yo les he hecho seguimiento y eso no es cierto, es que lo que hicieron fue duplicar la carga. Son niños y adolescentes que ya no tienen tiempo libre, y eso les afecta”.

Estas inconformidades han llevado a que incluso se tomen medidas legales, como en el Gimnasio Británico de Chía, donde un grupo de 167 padres interpuso un derecho de petición en el que, entre otras cosas, se pide un descuento al valor de la pensión porque “el servicio virtual para nuestros hijos no está cumpliendo con el principal objetivo del servicio que es educación con calidad, al punto que nuestro tiempo de trabajo en casa se ha visto perjudicado, ya que no hay directrices claras sobre la utilización de las herramientas gratuitas que propone el colegio”.

La respuesta de los colegios

EL TIEMPO consultó con un rector de una institución privada que prefirió no revelar su nombre, quien aseguró que "el problema está en los modelos que se están aplicando. Los colegios y profesores no hemos sabido pasar a un modelo virtual. Algunos creen que es lo mismo a dar clases frente a una cámara y otros que se trata de sobrecargar a los niños de trabajos en casa".

Los colegios y profesores no hemos sabido pasar a un modelo virtual. Algunos creen que es lo mismo a dar clases frente a una cámara y otros que se trata de sobrecargar a los niños de trabajos en casa

Sin embargo, señaló que no se puede esperar que la virtualidad se aplique sin problemas en tan corto tiempo: “El proceso de transición no va a ser de la noche a la mañana, y dudo que un mes sea suficiente. Se cometerán errores. Los colegios estamos aprendiendo a trabajar a distancia, para nosotros también fue algo nuevo, La cuestión es que deben estar abiertos a hacer los ajustes necesarios en el menor tiempo posible”.

MATEO CHACÓN
REDACCIÓN EDUCACIÓN

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.