Bogotá, la ciudad con más casos de violencia sexual infantil

Bogotá, la ciudad con más casos de violencia sexual infantil

Así lo anunció el informe de NiñezYA que alerta sobre la situación de los niños en Colombia.

Protesta por violencia contra menores. Archivo EL TIEMPO

Protesta por violencia contra menores.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Aura Saavedra
27 de marzo 2018 , 05:56 p.m.

La radiografía que presentó el más reciente informe ‘La niñez no da espera’ de NiñezYa, una iniciativa de 100 organizaciones que pretende incidir en el debate electoral para defender los derechos de los niños, deja ver que si bien ha existido un avance en la disminución de casos de delitos contra menores, aun las cifras son alarmantes para el país.

Del total de delitos sexuales registrados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF) en el 2016, el 86 por ciento fue en contra de niños, niñas y adolescentes entre 0 y 17 años. Eso quiere decir que de 21.399 casos, 18.403 tuvieron como víctimas a menores de edad.

En ese mismo año, según reporta el informe, la incidencia de delitos sexuales contra la niñez mostró a 11 departamentos por encima de la tasa nacional que es de 119,2, mientras que por número de casos, los territorios con más alto registro de violencia sexual contra la niñez fueron Bogotá, Valle del Cauca, Cundinamarca, Santander, Atlántico y Bolívar.

Pese a lo anterior, la violencia sexual no es el único mal que padecen los menores y especialmente las niñas, quienes tan solo en América del Sur, tienen más riesgo de ser víctimas. “Los estudios en la región señalan que por cada niño varón abusado sexualmente hay tres o cuatro niñas que son víctimas del mismo delito”, asegura Unicef.

La población infantil colombiana, que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) es de 15’448.285 - casi el doble de los habitantes de Bogotá - también se ve expuesta a delitos como la violencia interpersonal, intrafamiliar y el homicidio, siendo este último el que más ha presentado descenso en los últimos años: la reducción fue de 38.7 por ciento, pasando de 1.244 casos en 2012 a 763 en 2016.

Sin embargo, los otros dos delitos siguen siendo preocupantes, pues los niños se ven más expuestos a ser víctimas de estos porque, como relata el informe de NiñezYa, “los principales agresores estaban en el hogar y eran familiares de los menores”.

En el caso de la violencia intrafamiliar, Bogotá vuelve a tener los más altos registros. En 2016, en la capital se presentaron 3.473 casos, seguido por Antioquia con 936, Cundinamarca con 930 y Meta con 480, según la Alianza por la Niñez Colombiana.

Por su parte, el INMLCF en 2016 reportó 757 homicidios en contra de la niñez y 22 de ellos fueron perpetrados por la familia. El agresor, en el 88 por ciento de los casos, se identificó como una persona cercana a la víctima.

Ese factor es uno de los que más incide en los menores para evitar que denuncien, a pesar de que en Colombia existen mecanismos para hacerlo.

Los sistemas privados de salud, por lo general, no reportan ni denuncian, otros no poseen ni siquiera un registro de hechos

Falta de articulación institucional, otro problema

Las cifras del informe de NiñezYa solo muestran una cara de la situación, pues a lo anterior se suma la falta de articulación entre instituciones como la Fiscalía, el ICBF, el Instituto Nacional de Medicina Legal y la Policía.

“Los sistemas privados de salud, por lo general, no reportan ni denuncian, otros no poseen ni siquiera un registro de hechos. La Fiscalía, el ICBFy Medicina Legal poseen diferentes cifras, no se sabe si tienen datos cruzados y, por lo tanto, el seguimiento es escaso o nulo”, denuncia la asociación.

Para comprobar lo anterior, basta con relacionar algunas cifras del informe. Por ejemplo, Vaupés, en los datos que tiene el INMLFC, registra 0 casos de delitos sexuales en 2016. Sin embargo, en ese mismo año la Fiscalía le impuso una pena de 18 años de cárcel a un hombre que en 2012 abusó sexualmente de su hija de 12 años en una comunidad indígena del departamento.

Aunque es una diferencia mínima, para Ximena Norato, miembro del comité de análisis del informe, esa es solo una muestra de que “no hay un sistema de diálogo entre instituciones”.

Pese a lo anterior, el informe destaca la destinación de recursos hacia la protección de la infancia por parte del Estado (CONPES): de 2011 a 2017 se invirtieron más de 19 billones. Para 2017, el Consejo Nacional de Política Económica y Social destinó $154.164 millones a la atención integral de la primera infancia.

Del total del dinero, $142.401 millones se distribuyeron entre los 32 departamentos de Colombia y los $11.762 millones restantes se repartieron entre Barranquilla, Bogotá, Cartagena y Santa Marta.

El dinero, según el CONPES, debe ser invertido en salud y bienestar en los primeros mil días de vida, educación inicial en el marco de la atención integral, ámbitos culturales para la primera infancia y espacios lúdicos.

Un aspecto a analizar es que los municipios que tienen más inversión son los que más registran casos de violencia contra los menores, como es el caso de Antioquia. Este departamento es el que más recursos recibe por parte del Estado, exactamente $16.376 millones, y es uno de los que lidera la lista de situaciones de violencia intrafamiliar con un registro de 936 casos en 2016.

Lo mismo sucede con Bogotá, que recibe $6.116 millones y puntea en la lista de ciudades con más delitos sexuales contra menores, exactamente 3.583 casos.

Sin embargo, hay territorios como Vaupés o Guania que se destacan por no recibir tanto dinero y tener las cifras más bajas de violencia infantil.

Este es el panorama del país:

141, la línea para denunciar

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, desde el 2016, dispone de la línea gratuita 141, la cual está destinada para atender, las 24 horas del día, todas las denuncias de violencia infantil con urgencia. Al otro lado del teléfono se encuentran psicólogos, abogados, trabajadores sociales y especialistas en derecho de familia que garantizan la confidencialidad y seguimiento del caso denunciado.

Los delitos denunciados no necesariamente tuvieron que haber ocurrido en un tiempo cercano. Según el Icbf, los menores tienen la posibilidad de hablar y de recibir atención así no existan pruebas o testigos.

Para los casos de delitos sexuales contra menores que ocurren en internet hay un canal virtual de denuncia de la iniciativa 'TeProtejo', allí se pueden denunciar casos de pornografía infantil, explotación sexual de menores, ciberacoso y maltrato o abuso infantil.

Aura Saavedra 
Escuela de Periodismo Multimedia de EL TIEMPO. @AuraSaavedra_

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.